domingo, 1 de junio de 2014

El Motor Bedini: Cuando la ignorancia es demasiado atrevida.

Una vez más, vamos a abordar el tema de la energía libre y una de las hipotéticas máquinas que prometen proveerla: el archi conocido Motor Bedini.

 

Si bien Bedini parece haber trabajado en su proyecto de energía libre durante décadas (o al menos eso afirma) fue en 1984 cuando publicó su libro Bedini's Free Energy Generator.

 
Sus primeros esbozos consistían en un motor eléctrico convencional en cuyo eje se acoplaba un rudimentario alternador casero formado por un plato giratorio con imanes permanentes adosados en su periferia el cual a su vez estaba enfrentado a una serie de bobinas en las cuales el movimiento de los imanes inducía corriente. A esta porción generadora la llamó Energizer (energizador). El motor se alimentaba de una batería convencional y se le proveía corriente en forma de pulsos mediante un conmutador mecánico que abría y cerraba el circuito accionado por una leva solidaria al plato del generador. Dicho plato era, además, bastante pesado de forma tal de comportarse como un volante de inercia. 

Aquí lo vemos junto a su aparato: 
Y aquí un esquema del dispositivo: 
Desde luego, quien observe este montaje con algo de espíritu crítico y con al menos básicos conocimientos de física y electricidad, se da cuenta de que esto no funciona. El propio generador (el "energizer") tiene una eficiencia paupérrima debido a lo rudimentario de su diseño y construcción. La verdad es que Bedini lo realizó de tal manera que obtuvo voltajes mayores en la salida que los aplicados en la entrada, y en base a esto infirió erróneamente que estaba ganando energía en el proceso. Su conclusión se deriva de un profundo desconocimiento de los conceptos más básicos de electricidad, ya que el voltage no es la medida de la energía involucrada y su incremento no implica que ésta haya aumentado. Cotidianamente, máquinas tan simples como el transformador eléctrico, aumentan el voltaje con diferentes propósitos sin que la la cantidad de energía aumente en el proceso. 

La energía (medida en Joules) se define como el producto de la potencia (medida en Watts) y el tiempo durante el cual está aplicada (medido en segundos). Y la potencia es a su vez el producto del Voltaje (Volts) y la Corriente (Amperes). En todo circuito eléctrico al aumentar el voltaje se disminuye en forma proporcional la corriente, manteniendo la potencia constante.
De esto se desprende que lo que hizo Bedini no es más que un "transformador que gira", una máquina mucho menos eficiente que los transformadores convencionales porque gasta inútilmente energía en hacer girar un rotor que, obviamente, perderá una porción de ésta por rozamiento. 

Supongo que Bedini, al darse cuenta de que su montaje inicial no funcionaba como esperaba, decidió cambiar el enfoque y modificar su máquina para resumirla en lo que puede describirse como un motor y un alternador montados juntos formando una sola unidad. Esta es la forma más conocida del motor Bedini y de la que pueden encontrarse millares de esquemas, fotos y videos. 

El siguiente es uno de los esquemas más comunes: 

Lo sorprendente es que este esquema representa fielmente a un motor eléctrico brushless (sin escobillas) rudimentario y, por ende, como tal funciona. Para aquellos que no los conocen, los ejemplos más comunes de motores brushless son los coolers, los ventiladores, de las computadoras y también son usados en los modernos vehículos eléctricos. Estos motores tienen numerosas ventajas entre las cuales se cuentan su menor desgaste, bajo mantenimiento, alta confiabilidad y gran eficiencia energética. Esta gran eficiencia energética se debe precisamente a la ausencia de escobillas, las cuales en los motores convencionales desperdician mucha energía en forma de calor (puede notarse en los chisporroteos que en las escobillas se producen). Cabe agregar que esta eficiencia energética propia de los motores brushless continúa siendo menor al 100% como en toda máquina. 

Volviendo al esquema: para explicarlo con cierta sencillez, si no se tiene en cuenta la rueda que tiene adosados los imanes, lo que tenemos es un simple circuito oscilador alimentado por una batería; al circular corriente por el transistor y por la bobina conectada a su colector, se induce una corriente en la otra bobina que excita a dicho transistor a través de su base, manteniendo un bucle de realimentación positiva que es la esencia de todo oscilador. La señal producida por este circuito es aproximadamente una sinusoide, lo que se traduce en que el transistor no conmuta sino que se abre y cierra paulatinamente, disipando mucha potencia en el proceso en forma de calor (por eso puede verse que en muchos de los motores Bedini el transistor cuenta con un disipador de importantes dimensiones). 

Al considerar la rueda con los imanes (la llamaremos rotor), puede notarse que esta cumple con dos funciones principales:
1-   Al impulsar manualmente el rotor se logra que alguno de sus imanes cruce por sobre la bobina y así induzca en ella una corriente que excite la base del transistor, iniciando así el proceso de oscilación.
2-    Una vez puesto en funcionamiento el oscilador como se explica en el punto 1, la rueda será constantemente impulsada por la bobina excitada por la corriente que hace circular el transistor.
El sistema debe ajustarse para que la corriente de colector del transistor sea suficiente para impulsar al rotor y al mismo tiempo mantener la oscilación del circuito. 

Obviamente, la mera presencia del rotor y el hecho de que gire haciendo que los imanes pasen por encima de la bobina, modifican las condiciones del oscilador haciendo que éste varíe su frecuencia y la forma de la señal, y por eso el circuito debe ajustarse para lograr que funcione. Y cuando digo "lograr que funciona" me refiero a que lo haga como lo que realmente es y que ya expliqué: un simple y burdo motor brushless.
Esta máquina (el motor Bedini) no gana energía, no la crea ni la "toma del éter" o alguna fuente de energía misteriosa. Solo consume energía inútilmente en hacer girar un rotor, y lo hace con una muy baja eficiencia energética debido a lo rudimentario de su construcción. 

Algo que cabe preguntarse sobre este dispositivo es:

Si realmente crea energía o la capta de alguna fuente misteriosa, ¿para qué necesita entonces una batería?



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada