domingo, 4 de agosto de 2013

Psi-wheel: ¿Telekinesis o truco?

Un curioso experimento que promete demostarar nuestros poderes psíquicos

Muchos sitios de Internet están plagados de vídeos de personas intentando demostrar sus poderes de telekinesis mediante un curioso experimento usando un dispositivo conocido como psi-wheel

En alguno foros y diversas páginas comentan sus experiencias personales y su entrenamiento para lograr "despertar sus poderes psíquicos". 

Abundan los ejemplos; veamos algunos al azar: 12,  3456, ...

Antes de entrar en la discusión del tan famoso experimento de telekinesis, veamos qué es la psicokinesis.





¿Qué es la psicokinesis?
La psíquica rusa Nina Kulagina sorprendió a expertos por las
proezas que podía lograr. Análisis posteriores mostraron que sus
poderes eran simples trucos de ilusionismo -en este caso, la bola se
sostiene mediante un imperceptible hilo delgado-.
La psicokinesis o telekinesis es un supuesto fenómeno paranormal mediante el cual una persona sería capaz de actuar sobre su entorno, manipulando objetos inanimados a través de medios físicos invisibles y de una manera desconocida para la ciencia. Una forma más intuitiva para definir a la telekinesis es la capacidad de mover objetos con la mente. 

Un joven bromista cordobés quiso llamar la 
atención en 2002. Rompió los vidrios de su
casa a pedradas, asegurando que las arrojó
con la mente. Logró su cometido cuando la 
prensa sensacionalista argentina creyó
en su mentira.
Este tipo de fenómenos, junto a otros de similares características, fueron objeto de estudio de la parapsicología. Se estima que sólo en los Estados Unidos se gastaron más de 20 millones de dólares en la investigación de la psicokinesis entre la década de 1970 y mediados de 1990.

Sin embargo, la comunidad científica asegura que la psicokinesis no se ha demostrado nunca de forma convincente, debido a la falta de evidencia cierta, a que los experimentos fallan en la repetibilidad y en la falta de controles adecuados. Eso, sin contar que su existencia contradice las leyes más fundamentales de la física. Motivos como estos han llevado a clasificar a la parapsicología como pseudociencia

De hecho, las supuestas demostraciones de fenómenos psíquicos no son más que trucos de magia. Cualquier ilusionista preparado, y hasta uno con un mínimo de entrenamiento, puede realizar las mismas proezas que suelen utilizar quienes reclaman poseer poderes parapsicológicos. En el siguiente vídeo, el mago e ilusionista Enrique Márquez replica los trucos con que Kulagina sorprendía a expertos y autoridades soviéticas.
Enrique Márquez expone los trucos de la
psíquica soviética Nina Kulagina.


¿Qué es una psi-wheel?
Ahora sí, retomando la idea del comienzo, nos preguntamos: ¿qué es una psi-wheel? Una psi-wheel (rueda psíquica) no es más que un molinillo de papel con forma de estrella de cuatro puntas o de pirámide, cuyo centro se apoya sobre la punta de una aguja quedando equilibrado. Se lo utiliza comúnmente como un intento de demostración de la existencia de la telekinesis o psicokinesis -de allí proviene el prefijo psi-. Las instrucciones para su construcción son muy sencillas, según ilustra la imagen inferior.
Instrucciones para construir una psi-wheelcrédito 

La psi-wheel en acción
Aquí podemos ver la construcción sencilla de una psi-wheel y una demostración más que convincente de la misma en acción:

¿Qué fue lo que pasó ahí? ¿Estaremos ante una persona con "poderes psicotrónicos"? ¿Será capaz de canalizar el chi? ¿O se trata de un engaño? ¿Será un vídeo editado; un montaje? ¿Tendrá imanes ocultos? ¿O acaso hay algo que no estamos teniendo en cuenta? 


La explicación
La explicación que suelen dar en los círculos parapsicológicos es que se trata de una manifestación de poderes psíquicos de algunas personas: la telekinesis. El dominio de la mente sobre la materia. La canalización de una hipotética energía vital o chi en las manos del practicante.

Dados los infructuosos intentos de la Ciencia por hallar esa esquiva "energía vital", y a la falta de comprobación de la supuestos fenómenos parapsicológicos, busquemos una explicación menos esotérica y más simple de por qué se mueve la psi-wheel.

Primero, hay que decir que no hay trucos ni edición en el vídeo  La construcción de la psi-wheel es tal cual se mostró. No hay ningún dispositivo oculto, ni imanes. Tampoco hay alguien soplando detrás de cámaras. Pueden probarlo ustedes mismos, construyendo su propia psi-wheel.

En segundo lugar, hay que tener presente que el hecho que el molinillo de papel se apoye sobre la punta de una aguja no es algo arbitrario, tiene un sentido: el de reducir al mínimo la fricción en ese punto de contacto. De esta manera, la hoja de papel podrá girar fácilmente, aún ante la brisa más suave. 

Por otro lado, debemos observar que para que la psi-wheel empiece a girar, el "psíquico" debe aproximar sus manos a una distancia lo suficientemente cercana a la misma. Esto ya nos sugiere que el movimiento debe estar relacionado con algo que actúe a corta distancia.

La respuesta radica en que, por lo general, la temperatura de las manos es algo mayor que la temperatura de la habitación donde estamos. Al acercar las manos a la psi-wheel el calor de las manos eleva la temperatura del aire alrededor de ellas. 


La temperatura de la mano es mayor que la del ambiente.
Entonces, hay un flujo de calor de la mano al aire que la rodea. 

Como el aire caliente es menos denso, asciende y desplaza al aire frío, lo cual crea una pequeña corriente de convección de aire que es la responsable de que gire el molinillo. 

El calor de la mano eleva la temperatura del aire cerca de ella.
El aire más caliente asciende por convección.

Una forma de comprobar esta explicación puede ilustrarse colocando algunas tazas llenas con agua caliente rodeando a la psi-wheel, como en el siguiente vídeo:


Esta disposición de tazas con agua caliente permite
reproducir el fenómeno, mostrando que se trata de un 
efecto térmico de convección y no de algo "desconocido".

Como vemos, no se trata de psicokinesis, ni de canalización de la energía por las manos, ni de ningún otro fenómeno oculto o parapsicológico -a menos que aceptemos que las tazas también poseen poderes de psicokinesis-. Se trata de un fenómeno térmico bien conocido: la convección del calor.


Psi-wheel dentro de un recipiente
Los dobladores de cucharas y paradores de relojes utilizarán todas las artimañas que estén a su alcance para asombrar a los más crédulos (y entre tanto, poder sacarle algo de dinero con alguna falsa promesa). En ese sentido, hay que admitir que algunos se esfuerzan más que otros. Como mostramos antes, los fenómenos involucrados en el movimiento del psi-wheel no tienen que ver con el supuesto manejo o canalización de una inexistente forma de energía llamada chi, ni con poderes extrasensoriales o psicotrónicos, sino con algo más prosaico. Vimos que se trata de un fenómeno físico conocido: la convección del calor, responsable, entre otras cosas, de la formación de vientos y ciclones, de nubes, lluvias o de la tectónica de placas.

Ante tamaña evidencia, hay quienes dicen: 

"Bueno, tal vez esos sean trucos de magia y los practicantes no sean verdaderos psíquicos... los verdaderos psíquicos pueden hacerlo aún con un recipiente de vidrio encima..."

Un enunciado que recuerda más a la falacia del verdadero escocés que a un argumento en favor de la telequinesis. Así, quienes aseguran tener "verdaderos" poderes psíquicos, ahora dicen tener demostraciones más impresionantes e irrefutables de sus habilidades paranormales y, de paso, pretenden taparle la boca a los escépticos probando sus dones en público. ¿O no?

En el siguiente vídeo se observa cómo es posible hacer mover el psi-wheel dentro de un recipiente transparente, supuesta prueba de que nada tiene que ver la convección del calor, sino la presencia de un fenómeno psi real

Por si fuera poco, el mismo autor del vídeo anterior nos deja otra muestra de sus poderes:


En la descripción del vídeo original, el autor afirma

"Siempre ha habido discrepancias sobre cómo las corrientes de aire o el calor de la mano de una persona pueden afectar un psi-wheel y hacer que se mueva. Después de haber movido un psi-wheel un par de veces por mi cuenta, decidí intentarlo con un recipiente de vidrio encima, para eliminar la posibilidad de corrientes de aire la movieran accidentalmente. Al principio, no tuve éxito. Incluso, después de mucha práctica no podía moverla cuando estaba bajo el vidrio. Finalmente llegó a temblar un par de veces y eso despertó un poco mi confianza . Habiendo visto que un psi-wheel podía moverse, aún cubierta por un cristal, me sentí más y más decidido a hacerla girar por lo menos una solo vuelta. Eso fue hace unos meses. Desde entonces he logrado perfeccionar mis habilidades bastante. Ahora que tengo una videocámara digital, por fin soy capaz mostrar mis progresos en este arte increíblemente práctico de hacer girar pequeños cuadrados de papel, bajo un cristal..."

Con un secador de pelos muestra que no se mueve el
psi-wheel dentro del recipiente, probando que el
efecto no se debe a corrientes de aire.
Además, el psíquico muestra previamente la mesa y se ve completamente normal, lo mismo que el recipiente transparente y todo lo demás. Utiliza un secador de pelo para dejar en claro que el psi-wheel está bien aislado de cualquier corriente de aire exterior. Esto es importante para descartar un engaño utilizado por algunos charlatanes, como James Hydrick, quien logró engañar a millones de estadounidenses diciendo tener poderes psíquicos con un viejo truco: discretamente soplaba aire por la boca para mover pequeños objetos (truco expuesto en un programa en vivo por el mago James Randi).

 Un imán potente muestra que no influyen los efectos
 magnéticos en el experimento. 
Más aún, podemos ver que pasa un imán potente por toda la superficie del recipiente y parece no lo afectar el experimento, descartando un simple truco magnético. Por otro lado, las variaciones de velocidad y de sentido de giro que le imprime al psi-wheel permiten descartar que otros fenómenos simples estén involucrados, como por ejemplo la vibración de la mesa.











La explicación
Antes que nada, deberíamos pensar en todos los fenómenos físicos conocidos o en algún truco de ilusionismo.

Fenómenos conocidos
Para empezar, descartando de entrada que haya algún el truco, vale preguntarnos, ¿podría intervenir aquí la convección de calor, siendo que el psi-wheel se encuentra sellado dentro del contenedor de vidrio? Aparentemente no, dado las corrientes de aire no parecen  ingresar o salir del recipiente.

Hay quienes sostienen una explicación que supone al molino de papel actuando como un radiómetro de CrookesUna forma en que esto podría ser remotamente posible es que una fuente de luz intensa ilumine directamente el experimento. Sin embargo, esta explicación es poco convincente porque cada aspa del radiómetro posee una cara oscura y otra plateada -lo que permite que el lado negro se caliente más que el otro y las moléculas del aire se muevan a mayor velocidad cerca de la cara oscura- algo que no ocurre con este psi-wheel, menos si no se hace un vacío parcial al recipiente.

Otras explicaciones involucran a la carga eléctrica por inducción (como en un peine atrayendo pedacitos de papel), aunque ésta sólo permitiría un ligero movimiento, no un giro continuo. Una carga electrostática por contacto podría ser responsable del movimiento de rotación pero no se ve nada en los vídeos que indique algo de este tipo. 


La respuesta (confesión)
Un tiempo después de la difusión de sus vídeos, el autor finalmente reveló en la descrpción de los mismos:
"Los dos vídeos fueron experimentos sociales e ilusiones... tenía la idea hacer un vídeo sobre telequinesis como forma de mostrar que, a pesar de lo que la gente pueda creer, estos vídeos son absolutamente inútiles como "evidencia" para probar el fenómeno conocido como telequinesis. La idea era hacer el vídeo más convincente de un psi-wheel en Internet, tener gente apoyándolo como resultado válido y luego, en el momento justo, confesar que el vídeo era un truco y así dejar claro que no importa cuán convincentes puedan parecer estos vídeos, siempre hay que ver estas cosas con un saludable nivel de escepticismo, aún cuando uno sea un creyente en este tipo de cosas."
 Además, aporta los detalles del backstage de su acto de ilusionismo:
"El truco es muy simple. En ambos vídeos use el mismo truco, una mesa arreglada. Dicho esto, sin embargo, de ninguna manera usé algo de lo siguiente: imanes, calor (convección), electrónica (de cualquier tipo), edición de vídeo, estática, cuerdas, mi mano izquierda (lol), o cualquier otra cosa que la gente "creía" que estaba usando...
En el segundo vídeo, perforé un agujero pasante muy pequeño, tanto en la superficie de la mesa, como en el recipiente de plástico. Una persona fuera de cámara se soplaba por un tubo que estaba conectado a este agujero (debajo de la mesa), lo que hacía girar el psi-wheel. El primer vídeo utilicé este misma técnica, pero de una manera más sofisticada. La mesa era hueca, con dos canales de aire separados yendo entre dos agujeros diferentes. Había dos tubos que conectaban cada agujero dentro de las patas huecas de la mesa, ocultos bajo una capa delgada de laminado. Por eso el fondo de las dos patas delanteras se mantenía ocultas cuando la rueda giraba en el vídeo... un compañero conectaba y desconectaba los tubos y soplaba en ellos para dar una ilusión más convincente."
Los siguientes gráficos pueden ser útiles para entender un poco mejor lo que propone el ilusionista. El arreglo para el truco es el como detallamos a continuación. En el primer vídeo, modificaron la mesa agregándole dos finas mangueras que pasan por dentro de las patas delanteras huecas de la misma. En la tapa de la mesa, también hueca, practicaron dos pequeños orificios imperceptibles por donde se conectan uno de los extremos de cada manguera. En el otro extremo de las mangueras se encuentra un cómplice, fuera de cámara, que sopla por uno de los tubos, haciendo circular aire dentro del recipiente y moviendo así al psi-wheel. El sentido de giro es controlado soplando alternativamente en uno u otro de los tubos.
Un compañero sopla por uno de los tubos que pasan por dentro de
las patas delanteras de la mesa (hueca). 
Dos pequeños orificios
imperceptibles dejan entrar aire al recipiente, moviendo el psi-wheel.

El truco del segundo vídeo es más simple, pero no menos efectivo. Aquí sólo necesitaron una única manguera y taladrar un orificio invisible sobre la mesa y en la base del recipiente inferior, que es de plástico transparente. Igual que antes, su cómplice sopla por el tubo y deja pasar aire por el agujero de la mesa. El orificio en el recipiente inferior deja circular aire hacia el recipiente superior, haciendo rotar el psi-wheel.
El psi-wheel gira cuando el cómplice sopla por un tubo
oculto, dejando pasar aire por el agujero de la mesa y
luego por el orificio que hay entre los dos recipientes.



Conclusiones
En los primeros experimentos con el psi-wheel propusimos que el fenómeno subyacente no se trataba de algo paranormal, sino de algo bien normal y conocido: la convección del calor. Este fenómeno es el responsable, entre otras cosas, de la formación de tormentas, del ciclo del agua, o de la deriva continental.

Vimos, además, que se puede simular el efecto obtenido al acercar las manos, colocando cerca del psi-wheel unas tazas con agua caliente -basta que estén a la misma temperatura que las manos (37ºC) o a una mayor para que funcione-, lo que nos permite descartar la intervención de manos como canalizadoras de una hipotética "energía vital". A su vez, nos permite confirmar que la verdadera influencia de las manos reside en la transferencia de calor. 

En los vídeos con el psi-wheel dentro de un recipiente exploramos potenciales explicaciones alternativas que, si bien no resultaron satisfactorias, pretendían hacer uso de hipótesis compatibles con las leyes de la física. 

La respuesta al interrogante de cómo y por qué hicieron los vídeos del psi-wheel dentro de un contenedor la proporcionó posteriormente el propio autor. Se trató de un truco de ilusionismo bien preparado, cuya intención era permitirnos reflexionar sobre la siguiente pregunta: ¿Puede un vídeo de Internet tomarse como prueba en favor de la telequinesis? De hecho, ¿puede tomarse como prueba de algo? La respuesta obvia es que el vídeo no demuestra lo paranormal porque era falso.

Pero, aun cuando no confesara el truco, sin la certeza de que se tratase de un fraude, todavía estaría muy lejos de ser una prueba convincente de los fenómenos psi. En ese caso, podríamos sospechar que se valió de algún truco que no conocemos, pero que de ninguna manera estuvieron involucrados allí poderes psíquicos (algo así como cuando vemos los trucos de magia de David Copperfield). El creador podría retractar su confesión y ratificar que sus vídeos sí demuestran sus verdaderos poderes psíquicos, pero aún así no sería prueba convincente de lo paranormal. 

¿Y si no hubiese truco en el vídeo? Podríamos imaginar el caso que alguien honestamente crea haber realizado un acto paranormal. ¿Qué pasa entonces? Un vídeo de esta naturaleza, incluso si fuese auténtico, sólo sería el primer paso de una serie de otros experimentos para verificar, reproducir y validar algo tan extraordinario como la telequinesis. En ese sentido, la Fundación James Randi ofrece un Reto Paranormal de un millón de dólares estadounidenses, a pagar a quien demuestre habilidades paranormales o supranaturales bajo el criterio científico de prueba acordado. A pesar de que más de mil personas han aplicado para el reto, hasta el momento nadie ha salido exitoso, lo cual habla por sí mismo.


Medalla de Oro en las Olimpíadas de Telequinesis
y Premio Nobel de Física por destruir la ley de
conservación de la energía.
Por último, el argumento de más peso contra los presuntos fenómenos psi viene del hecho de que son incompatibles con algunos principios más básicos de la ciencia. La telequinesis contradice las leyes de la conservación de la energía, del momento lineal y del momento angular. En efecto, si la mente inmaterial pudiese mover a distancia cosas materiales, se crearía energía a partir de la nada. En este caso, podríamos remplazar a los combustibles y las centrales eléctricas por psíquicos.