jueves, 27 de junio de 2013

La estatua egipcia que se mueve por sí misma

Una antigua estatua egipcia ha dejado perplejo al personal del Museo de Manchester después de que comenzara a girar lentamente dentro de su urna de cristal.


La estatua de Neb-Senu se exhibe actualmente en el Museo de Manchester, en Inglaterra. La figura data del 1800aC y forma parte de la colección del museo desde 1933. El curioso movimiento de la estatua representa un verdadero misterio para el curador, Campbell Price:
Esta antigua estatua egipcia del 1.800 aC
parece moverse por sí misma.
Manchester Museum



"Un día me dí cuenta de que se había dado vuelta". "Pensé que era extraño, ya que está dentro de una vitrina y yo soy el único que tiene la llave."

"La coloqué en su posición, pero al día siguiente se había movido de nuevo". 

"A simple vista no se llega a percibir nada, pero hemos grabado un vídeo donde se puede ver claramente que la estatua gira sola."







El siguiente vídeo muestra claramente el raro fenómeno capturado por las cámaras del museo. El objeto gira lentamente en sentido antihorario durante el día, pero permanece completamente estacionario durante la noche. 



Explicaciones para todos los gustos

Han sido propuestas varias hipótesis para explicar el movimiento.

A aquellos a los que les  gustan los cuentos de pirámides encantadas y momias que caminan pueden considerar el misterio de la reliquia de 4.000 años de antigüedad  -ofrenda a Osiris, el dios de los muertos- como la cosa más extraña que le sucediese a la egiptología en décadas. En el Antiguo Egipto se creía que si la momia era destruida, entonces la estatua podía actuar como nuevo contenedor del espíritu.  ¿Podría esto estar relacionado con el movimiento observado?

El egiptólogo Campbell Price estudia
la estatuilla egipcia que se mueve sola.
En su blog , Price también especula que la estatua "fue tallada en esteatita, lo que podría implicar que sea es vulnerable a fuerzas magnéticas." La esteatita, es una piedra blanda, usada a menudo para tallar.

Curiosamente, la estatua gira 180 grados, quedando de espaldas y luego no se mueve más. Esto llevó a algunos observadores a preguntarse si la estatua se mueve para mostrar a los visitantes una inscripción que posee en su parte trasera que pide sacrificios que consisten en "pan, cerveza, carne y aves".

Otros, propusieron hipótesis más terrenales, que relacionan el extraño movimiento con la vibración causada por el tráfico y por las pisadas de los visitantes. Este raro movimiento, que sólo tiene lugar durante el día, llevó físico británico Brian Cox a conjeturar que podría deberse a la vibración creada por pasos los visitantes del museo. Cox cree que una vibración sutil puede crear una "fricción diferencial" entre las dos superficies -la piedra de la estatuilla y vidrio del estante- haciendo que la figura se dé vuelta. 

El físico Brian Cox cree que el misterioso
movimiento de la estatua se debe a la
vibración causada por el tráfico cercano
y las pisadas de los visitantes al museo.
La hipótesis de Cox tiene sentido: si el estante de cristal sobre el que descansa la estatua vibra ligeramente, dicha vibración moverá la estatua en la misma dirección, haciendo que rote. Un ejemplo cotidiano puede ocurrir cuando se usa una licuadora eléctrica sobre la mesa de la cocina: la vibración que crea la licuadora puede hacer que una taza de café en las inmediaciones empiece a "moverse" a lo largo de la mesa. Un punto a favor de esta hipótesis es que el fenómeno sólo se observó después de que fuera trasladada a otra área hace unos meses.  Posiblemente, en ese lugar, las vibraciones creadas por el tráfico y la mayor cantidad de visitantes sean lo suficientemente grandes para lograr mover la estatua, cosa que en un sitio más tranquilo no ocurría. Otro aspecto que refuerza esta hipótesis es que el movimiento sólo ocurre durante el día, pero se detiene durante la noche; ya que durante el día hay movimiento de personas dentro del museo y en el cual es mayor el flujo de tráfico.






Fuentes:
http://www.bbc.co.uk/news/uk-england-manchester-23030009
http://www.dailymail.co.uk/news/article-2346758/Ancient-Egyptian-statue-started-MOVING-sparking-fears-struck-curse-Pharaohs.html
http://www.livescience.com/37678-ancient-egyptian-statue-moves-on-its-own.html



martes, 25 de junio de 2013

La dudosa Hipersensibilidad Electromagnética

Introducción

La hipersensibilidad electromagnética (HSE) es el término con el que se pretende describir una serie de síntomas causados, en apariencia, por la exposición a campos electromagnéticos. Las dolencias reportadas por quienes dicen sufrir de HSE incluyen dolor de cabeza, fatiga, estrés, trastornos del sueño, falta de memoria y desorientación, picazón de la piel, ardor y erupciones cutáneas, dolores musculares, entre otros. 

En algunos casos, los perjuicios para quienes dicen padecer este supuesto nuevo trastorno llega a límites inimaginables. Minerva, la protagonista del siguiente vídeo debe vivir envuelta en una Jaula de Faraday para aislarse de los campos electromagnéticos que, según ella son los responsables de la afectación de su salud: 

Vídeo: "Electrosensibles" (TVE).



¿Qué hay de cierto en todo esto?
por el Dr. Steven Novella   

Un artículo reciente del periódico The Star relata la "batalla de una mujer con hipersensibilidad electromagnética", sin evidenciar una pizca de pensamiento crítico, escepticismo o verdadero periodismo investigativo. Este es uno de esos temas que no parece que vayan a desaparecer pronto, a pesar de un consenso científico bastante sólido de que no existe tal cosa como la hipersensibilidad electromagnética (HSE).

Lo que afirman es que ciertas personas son especialmente sensibles a la radiación electromagnética en el rango de frecuencias utilizado por la tecnología moderna (como wifi, teléfonos celulares y la radio). La exposición, según ellos, causa una variedad de síntomas. Según una revisión de la Organización Mundial de la Salud (OMS):
"Comprende síntomas del sistema nervioso, como dolor de cabeza, fatiga, estrés, trastornos del sueño, síntomas de la piel como picor, sensación de ardor y erupciones cutáneas, dolor, mialgias y muchos otros problemas de salud."
Es importante tener en cuenta desde un primer momento -y el documento de la OMS así lo refleja- que nadie duda de que las personas que se identifican a sí mismos como víctimas de HSE estén teniendo los síntomas que dicen tener. La pregunta se refiere a la causa identificada: la radiación electromagnética. Hay muy buenas razones para dudar de que ésta sea la causa.

La plausibilidad de HSE es muy baja, a pesar de los escépticos discuten sobre si es o no realmente cero. La radiación electromagnética en las radiofrecuencias es no ionizante, lo que significa que su energía es demasiado baja como para romper enlaces químicos. Por lo tanto, no está claro cómo podría tener un efecto significativo sobre la función biológica. Nuestro sistema nervioso no parece tener receptores suficientemente sensibles como para detectar señales de radio del medioambiente. Siendo conservadores, sin embargo, podemos tomar el enfoque de que la plausibilidad es baja, pero hay un fenómeno físico presente en las radiofrecuencias, por lo que tal vez está teniendo un efecto biológico a través de algún mecanismo desconocido.

Entonces, ¿cuál es la evidencia a favor y en contra de HSE? Los pacientes auto diagnosticados con HSE afirman que pueden detectar la presencia de campos electromagnéticos, que son la causa de sus síntomas. Esto conduce a una hipótesis muy comprobable: ¿pueden los enfermos de HSE ser capaces de detectar la presencia de campos electromagnéticos mejor de lo que lo harían sujetos de control sanos?

Se han realizado numerosos estudios para poner a prueba esta hipótesis, arrojando un resultado muy claro. Cuando los pacientes de HSE están “ciegos” a la presencia de campos electromagnéticos no son capaces de detectar si están presentes. Una revisión del año 2005 de estos estudios llegó a la siguiente conclusión:
Los síntomas descritos por los pacientes con “hipersensibilidad electromagnética" pueden ser graves y, a veces, incapacitantes. Sin embargo, ha resultado difícil demostrar en condiciones ciegas que la exposición a campos electromagnéticos puede provocar estos síntomas. Esto sugiere que la “hipersensibilidad electromagnética" no está relacionada con la presencia de campos electromagnéticos, aunque se requiere más investigación de este fenómeno.
Otra revisión de 2011 concluyó: 
En resumen, la investigación reciente no indica que la calidad de vida relacionada con la salud se vea afectada por la exposición a radiofrecuencias electromagnéticas en nuestro entorno cotidiano. Por otra parte, ninguno de los estudios mostró que las personas que se auto reportaron como hipersensibles a los campos electromagnéticos (HSE) fuesen más susceptibles a los mismos que el resto de la población.
Y un estudio de 2012 llevado a cabo después de estas revisiones, usando teléfonos inteligentes, encontró que los sujetos con HSE “ciegos” no podían percibir los campos electromagnéticos mejor que los sujetos sin HSE.


Otra investigación ha analizado si hay algún cambio fisiológico en presencia de campos electromagnéticos. Una revisión sistemática de 2011 de este tipo de estudios llegó a la conclusión
En la actualidad, no hay pruebas fiables que sugieran que las personas con intolerancia ambiental idiopática atribuida a campos electromagnéticos (HSE) experimenten reacciones fisiológicas inusuales como consecuencia de la exposición a los campos electromagnéticos. Esto apoya las sugerencias de que los CEM no son la principal causa de sus problemas de salud.
A menudo, hay valores atípicos con estos tipos de investigaciones. Una investigadora, Magda Havas, ha argumentado que la "electricidad sucia" está causando una gran variedad de males. Sus estudios no han sido lo suficientemente rigurosos como para convencer a la comunidad científica y están en clara contradicción con el grueso de la investigación. En términos generales, si un investigador o un laboratorio es el único capaz de detectar cierto fenómeno, pero no puede ser replicado por otros, resulta sospechoso.

Ninguna de esta información está disponible en el reciente artículo de The Star. El reportero, Noor Javed, no parece ser un periodista científico. Sólo dedica una línea en todo el artículo para expresar cualquier duda:
Health Canada cree que las causas de los síntomas de HSE no son claros y no se pueden atribuir a la radiación de radiofrecuencias.
Eso es todo. No hace mención a los múltiples estudios que demuestran que las personas que creen padecer HSE no pueden detectar los campos electromagnéticos como dicen ser capaces.

Artículos crédulos como éste, perpetúan mitos populares como el de la HSE. Hacemos la investigación científica por una razón: para averiguar si cosas como la HSE son entidades reales. ¿Cuál es el propósito de este tipo de investigaciones si los resultados van a ser ignorados?
¿Podría tener algo que ver el efecto 
nocebo en los  síntomas reportados 
por los pacientes con HSE?
Además, si las personas que creen padecer HSE en realidad no la tienen, probablemente posean alguna otra condición –otra  condición sin diagnosticar y sin tratar porque creen equivocadamente que la HSE es la causa–.

Puede que los periódicos estén bajo presión financiera y que, como resultado, cronistas y editores terminen dedicándose a escribir artículos de ciencia; pero esa no es excusa para el fracaso de este artículo. Los periodistas deben tener una idea del tema que están cubriendo, y si no la tienen, poseen conocimientos básicos suficientes para saber si están contando la historia real o no. O, a lo sumo, podría pasar una hora investigando el tema en Internet. Si hubiese buscado en Google "hipersensibilidad electromagnética" el primer resultado es el de Wikipedia, que incluye un análisis decente de la falta de legitimidad científica en su cuarto párrafo. El segundo resultado es una revisión publicada que muestra que los enfermos de HSE no pueden detectar campos electromagnéticos. El tercer resultado es de Skeptoid desacreditando la HSE, y el cuarto es la revisión de la OMS. El periodista tenía claro que existía un informe de la OMS, pero al parecer no lo leyó, o no le importó lo que realmente tenía que decir más allá de las citas se tomaron para el artículo.

Nota: Los resultados de mis búsquedas son personalizada y pueden no ser los mismos para los demás, pero es probable que no haya mucha diferencia.


Conclusión
Mientras que muchas personas creen tener HSE -y realmente están padeciendo los síntomas- la HSE es una distracción de lo que realmente les está pasando. Existe evidencia suficiente para concluir que la Hipersensibilidad Electromagnética no es un verdadero síndrome clínico distinto o que, por lo menos, no es causada por la exposición a los campos electromagnéticos. Continuar promoviendo HSE como una condición médica real es irresponsable, e inexcusable dada la facilidad de acceso a la información de que se dispone actualmente.

Promover la HSE como una enfermedad real puede distraer a 
pacientes y médicos de la  verdadera causa de los síntomas.


Steven Novella, MD.





martes, 18 de junio de 2013

Más motos que funcionan con agua...

Una vez más, un inventor asegura haber creado una moto que funciona sólo con agua. ¿Solución al uso de combustibles fósiles y a la contaminación? ¿Se trata de otro desvarío seudocientífico?


¿Qué dice el inventor?

El inventor junto a su "moto a agua".
José Vaesken es un joven de 26 años, oriundo de Villarrica, Paraguay. De profesión mecánico y soldador industrial, asegura haber creado una “celda generadora de hidrógeno y oxígeno para motocicletas”. Su invento, según afirma,  le permite reemplazar completamente la nafta por agua.

El funcionamiento de la celda, según el propio inventor, se basa en la electrólisis del agua. Mediante una corriente eléctrica separa el hidrógeno y el oxígeno que forman el agua. Luego, estos componentes ya separados los vuelve a hacer reaccionar produciendo la combustión que mueve el vehículo.

Su invento, señala, puede funcionar con cualquier tipo de agua, lo que permite la independencia de combustibles fósiles. Pero esa no es la única ventaja, ya que con su procedimiento, el motor emite sólo vapor de agua, en vez de dióxido de carbono, contribuyendo así al medio ambiente.

Asegura que con su "moto a agua" pudo recorrer unos 450 kilómetros, desde Villarrica hasta Asunción, usando sólo 8 litros de agua.

Si bien su prototipo se encuentra encuentra desarmado en su casa, Vaesken decidió dar a conocer su hallazgo a la humanidad, haciendo entrega de planos e instrucciones de construcción a la Dirección General de Investigación Científica y Tecnológica de la Universidad Nacional de Asunción. Vaesken dijo: "Nunca fue mi intención ganar plata con esto, por eso no lo patenté”.


¿Qué dice la ciencia al respecto?
Cuando alguien asegura ir en contra de principios físicos bien establecidos, es necesario remarcar el posible error y presentar los argumentos que lo contradicen. Ya hemos tratado un caso similar antes y uno cree que no es necesario volver sobre lo mismo, aunque cada caso debe ser analizado en forma particular. Sin embargo, cuando la afirmación es exactamente la misma, la refutación va a ser la misma...

Ya hemos hablado de motores a agua en ocasiones anteriores. Contamos que en 2011 fue demandado el "inventor" del auto a agua por estafas reiteradas por su fraudulenta invención. En la publicación La moto a agua ¿Invento real o fraude?, tratamos con más profundidad el tema de los motores que dicen funcionar con agua. Allí mostramos, por qué los motores de combustión no pueden hacer la hidrólisis, luego la combustión y encima pretender obtener trabajo neto del proceso. En el caso de la moto de José Vaesken pasa lo mismo. Veamos:
Básicamente hay dos formas de propulsar un vehículo con hidrógeno. Una es usar al hidrógeno como combustible en motores de combustión interna. El hidrógeno almacenado en un tanque entra en combustión con el oxígeno del aire dentro del pistón, del mismo modo que lo hace la gasolina. Otra forma, es alimentar una pila de hidrógeno mediante una provisión constante de hidrógeno y oxígeno y aprovechar la energía eléctrica que así se obtiene para alimentar un motor eléctrico.

Sin embargo, el hidrógeno no se encuentra naturalmente aislado. Es necesario separar el hidrógeno y este proceso requiere de energía que debe salir de algún lado. El problema es que se necesita exactamente la misma cantidad de energía para separar los átomos de hidrógeno y oxígeno dentro de la celda de electrólisis que la que se obtiene de vuelta cuando se recombinan. Si a esto le restamos las pérdidas de calor en el motor, el alternador o en la célula de electrólisis, estamos perdiendo energía, no ganando.



José Vaesken dice que su "moto a agua" convierte el agua en combustible por electrólisis (divide la molécula en oxígeno e hidrógeno) y que luego usa el hidrógeno como combustible. IMPOSIBLE. En La moto a agua ¿Invento real o fraude? explicamos que el proceso de electrólisis necesita más energía de la que se puede obtener de la combustión. Recordemos:

Un mol de agua produce un mol de gas hidrógeno y medio mol de gas oxígeno:
2 (HO)  +  Energía    →     2H  +  O
Este proceso debe proveer la energía para separar la molécula de agua y para expandir los gases producidos. Para llevar a cabo la electrólisis se necesita proveer 285,8kJ de energía para separar un mol de agua, pero una parte la aporta el medio ambiente en la cantidad T·ΔS. El resultado neto es que se debe aportar sólo la diferencia (energía ligre de Gibbs) ΔG=ΔH-T·ΔS, que a temperatura y presión normal resulta en 237,1kJ. En la celda de hidrógeno, se combina el hidrógeno y el oxígeno para producir energía y vapor de agua. 

La combinación de un mol de gas hidrógeno y medio mol de oxígeno, produce un mol de agua: 2H  +  O    →    2 (HO)  +  Calor
La oxidación de un mol de gas hidrógeno produce 285,8kJ, pero se pueden obtener a lo sumo 237,1kJ por mol en forma de energía, el resto (48,7 kJ por mol) se desperdicia en el medio ambiente; no lo podemos aprovechar.

Entonces, si la reacción de combustión es la inversa exacta de la etapa de electrólisis, la energía liberada en la combustión es exactamente igual a la energía necesaria para la electrólisis del agua. Por eso, aunque el proceso tuviese un rendimiento del 100% (algo irreal), a lo sumo podríamos oxidar todo el hidrógeno y usar esa energía para luego electrolizar el agua obtenida, pero no quedaría energía adicional para mover la moto.


Pero... si salió en la tele debe ser cierto
Que el tema sea tratado por los medios -radios, noticieros, periódicos o portales de Internet-  no lo convierte en una realidad ni le da mayor credibilidad a lo dicho por el inventor. La prensa busca una historia, publicando los supuestos logros que el joven inventor dice haber obtenido. Por lo general, el periodista no tiene manera de probar si lo que afirma es cierto o no. A fin de cuentas, la carga de la prueba siempre cae sobre quien hace la afirmación. Es decir, es Vaesken quien debe probar las afirmaciones que hace de haber inventado una moto que funciona sólo con agua, que convierte el agua en oxígeno e hidrógeno, que no contamina y que puede recorrer más de 400 kilómetros con sólo 8 litros de agua.


Los planos
Los planos y descripciones para la construcción de la “celda generadora de hidrógeno y oxígeno para motocicletas” que Vaesken presentó en la Universidad de Asunción pueden verse en las imágenes de abajo. Entre los documentos que entregó, se encuentran un boceto del generador y fotocopias de tres folios manuscritos con instrucciones para la fabricación y ensamblaje de sus sistema sobre un motor de combustión.

La imagen titulada Descripción Gráfica resulta curiosamente parecida a la Celda de Agua de Stanley Meyer -una supuesta pila de combustible que decía ser capaz de dividir el agua usando menos energía que la liberada por la recombinación de los elementos-. Meyer afirmaba que su invento podría proveer energía limpia y barata, pero que las compañías petroleras se lo querían impedir. Un tribunal de Ohio declaró, en 1996, que su invento era un "fraude grave y atroz".

Descripción gráfica del concepto
José de Vaesken.

Celda de combustible a agua 
de Stanley Meyer.

Como puede apreciarse en sus manuscritos de Vaesken, las notas que aporta para su construcción son muy poco descriptivas, no abundan los detalles técnicos ni da una explicación detallada del principio de funcionamiento, o cómo llegó a ese concepto y por qué se decantó por este diseño.



Conclusión
Como vimos en el artículo de marras (y en artículos previos) la mayoría de los vehículos alimentados con agua propuestos se basan en alguna forma de electrólisis, pretendiendo separar el agua en hidrógeno y oxígeno, para luego hacerlos reaccionar y obtener energía. Sin embargo, como la energía requerida para separar los enlaces siempre será mayor que la energía útil liberada al recombinarlos, se necesitará más energía para realizar la electrólisis de la que se puede extraer de la combustión. Es por ello que esta idea no sirve para obtener trabajo neto del proceso para mover la moto.

Poco importa lo que el inventor pueda decir ante los medios de comunicación. Lo importante es lo que él puede demostrar. José Vaesken dijo haber inventado una moto que funciona sólo con agua. Hasta ahora sólo tenemos unos dibujos poco descriptivos y unas especificaciones técnicas chapuceras hechas en hojas cuadriculadas. También dijo que pudo recorrer 400 kilómetros en su moto con sólo 8 litros de agua como combustible. Tales afirmaciones deberán ser demostradas.

Nobleza obliga, es importante resaltar que José Vaesken ha puesto sus ideas a disposición de una institución pública para su evaluación. La mayoría de los inventores que dicen haber roto las leyes de la ciencia, suelen ser reacios a publicar sus posibles descubrimientos. Esto nos hace pensar que José Vaesken posiblemente no sea un timador, tratando de sacar plata o engañar a algún incauto. Seguramente es alguien que cree honestamente haber conseguido algo nuevo. 

Desafortunadamente, aún no hay respuesta oficial de la Universidad de Asunción respecto a la funcionalidad del invento. La directora del Centro de Investigaciones Tecnológicas, Inocencia Peralta, explicó que la donación hecha por Vaesken fue remitida a la Dirección General de Investigación Científica y Tecnológica para su evaluación y dice: “Lo que propone es muy interesante. Él lo que entrega es un procedimiento y el diagrama que hay que repetir, ver el montaje y ponerlo en práctica. Lo más importante es el gesto en sí del señor Vaesken, que pensó que la mejor forma en que se podía utilizar su trabajo es entregándolo a la Universidad Nacional. Es una honra que nos hace”

De todos modos, eso no quita que lo que Vaesken propone sea una máquina de movimiento perpetuo de primera especie, un concepto imposible del cual ya hemos discutido mucho en este blog.








Fuentes:

http://www.abc.com.py/nacionales/moviendo-una-motocicleta-con-agua-490149.html

http://cronica.com.py/online/articulo/4591-paraguayo-pillo-la-forma-de-usar-agua-en-vez-de-nafta-para-hacer-andar-las-motos.html

http://proyectolightspectrum.wordpress.com/category/paraguay/

http://www.fmcsa.dot.gov/facts-research/research-technology/report/Guidelines-H2-Fuel-in-CMVs-Nov2007.pdf
http://www1.eere.energy.gov/hydrogenandfuelcells/tech_validation/pdfs/fcm03r0.pdf




jueves, 6 de junio de 2013

Animal Planet: miente, miente que el rating subirá

Animal Planet sigue obsesionado con las sirenas

Para la mayoría de las personas, las sirenas no son más que seres fantásticos. Pero Animal Planet cree que existen. 

La creencia en las sirenas -esas criaturas legendarias mitad humanas mitad peces- parece haber surgido en los inicios de nuestra especie. En la mitología griega, las sirenas eran narradas como criaturas de extrema belleza y a la vez peligrosas; tenían la habilidad de engañar a los marinos con sus encantadoras voces y hacerlos naufragar en la costa. Asimismo, en diversas culturas marítimas y desde tiempos inmemoriales aparecen relatos de estos seres mitológicos: en el folclore de las islas británicas, en la mitología romana y griega, en antiguas narraciones chinas y leyendas de la península ibérica, entre otras. Sin embargo, la mitología es sólo un relato fantástico, irreal... ¿No?




Animal Planet y una rara atracción por las sirenas
Pintura de una sirena por
John William Waterhouse.
El año pasado contamos que el canal de cable Animal Planet emitió un programa especial titulado "Sirenas: El Cuerpo Hallado", un relato de fantasía, pero contado en forma de documental. En él se hacía alusión a la existencia de las sirenas y a los posibles indicios que avalarían tal aseveración. La jugada les salió bien a los productores, logrando niveles de audiencia inimaginables para un canal de cable -en especial para uno que se dedica (supuestamente) a la divulgación de la ciencia-. 

En la entrada Animal Planet cree en las sirenas hacíamos alusión a la falta de rigor científico y de ética a la hora de la presentar la información. Mostramos que en esta película de docu-ficción se intentó reflotar la hipótesis del simio acuático, desacreditada hace ya más de 50 años. También, mostramos cómo los personajes que se presentaron como científicos de la NOAA, no son más que actores y dimos sus nombres reales. Vimos cómo manipularon información verídica, aprovechándo para entremezclar fenómenos reales con pura fantasía de manera de darle una aparente mayor entidad al asunto. Mostramos que Animal Planet, ante la fuerte crítica recibida, debió admitir lo obvio: que la película es de ciencia ficción. En fin... una sarta de disparates y conjeturas presentadas por el canal como si fuera evidencia científica válida.



La nueva "evidencia"
Esta semana Animal Planet volvió a la carga presentando otro falso programa de estilo documental, tomando por tonta a su audiencia una vez más. En esta ocasión, el montaje se llama Mermaids: The New Evidence ("Sirenas: Nueva Evidencia"), la secuela del engaño anterior. 

Lo que funcionó una vez, puede que funcione dos veces dijeron los productores de programación del canal y no se equivocaron: 3 millones y medio de espectadores vieron el especial de Animal Planet en el que prometían mostrar "nueva evidencia de la existencia de las sirenas".

La película completa, en inglés.

Conducido por el presentador Jon Frankel, el programa "Sirenas: Nueva Evidencia" intenta reproducir el estilo de un noticiero en vivo. A lo largo del programa el periodista entrevista a distintas personalidades que aportan datostestimonios y nuevas pruebas sobre la existencia de sirenas, recopiladas en este último año. Acompañando al conductor, reaparece el supuesto científico e investigador de la NOAA, Paul Robertson, el mismo protagonista de "Sirenas: El Cuerpo Hallado"


El programa comienza haciendo una retrospectiva de la película anterior: vuelve sobre las pruebas de armas secretas de la Marina Estadounidense, el Bloop, la teoría del simio acuático, el varamiento de ballenas, el supuesto esqueleto recuperado de una nueva especie marina y una hipotética resonancia magnética del cráneo de ese ser misterioso.  

El show continúa analizando lo que pretende ser la filmación de una sirena en las costas de Kiryat Yam, Israel. El vídeo de la presunta sirena fue captado por turistas norteamericanos con un celular. En el mismo se observa una criatura con cola, similar a la de un pez, posada sobre una roca, instantes antes de zambullirse al mar.

En el siguiente segmento se ve, según dicen, imágenes de archivo de 2003 de la Guardia Costera del Reino Unido filtradas a la prensa. Lo que parece un simple ejercicio de rutina en un bote inflable se convierte, de repente, en el rescate de una persona que cayó al agua. Pero, al iluminar al presunto náufrgo con una linterna advierten que se trataba de otra cosa... Para el oficial Kenneth Greenwood de la marina británica se trataría de una foca, pero para los presentadores es una clara muestra de una especie humanoide marina desconocida.

Otro tramo de la entrevista se lo dedican a la evidencia histórica: las exhibiciones de la "Sirena de Fiji" y la "Sirena Real", presentadas en ferias de rarezas por el empresario P. T. Barnum a mediados de 1800 y el gran parecido con el ejemplar hallado por el Dr. Robertson un año antes. 

En el último segmento del programa muestran el supuesto vídeo obtenido por la tripulación de un submarino dedicado a la exploración petrolera. Según cuenta el geólogo entrevistado,  Dr. Torsten Schmidt, el 6 de marzo de 2013 pudieron grabar en el Mar de Groenlandia la "prueba más convincente hasta la fecha". Él y su equipo obtuvieron imágenes de vídeo, donde se aprecia una mano de apariencia humanoide que repentinamente toca el vidrio de la nave, para luego desaparecer rápidamente.


El montaje
A pesar de lo convincente que puedan resultar los testimonios expuestos y la prueba presentada, lo desconocido para millones de personas que lo vieron fascinadas, es que el espectáculo fue un engaño cuidadosamente elaborado


El supuesto biólogo de la NOAA, 
Dr. Paul Robertson,  interpretado
por el actor David Evans.
Una vez más, el único "científico" que presentan bajo el nombre ficticio de Dr. Paul Robertson es simplemente el actor canadiense Dave Evans, como puede chequearse fácilmente en los créditos finales. De más está aclarar que no es biólogo marino, y menos que nunca trabajó en la NOAA. 


Para hablar de la supuesta sirena en las costas israelíes, el presentador entrevista al propio alcalde de Kiryat Yam, quien había ofrecido un millón de dólares a aquel que aportara pruebas indisputables sobre la existencia de sirenas. Sin embargo, el alcalde no da crédito a la "evidencia" presentada por Animal Planet. Al preguntarle sobre el vídeo, dice: "... en el vídeo no veo ninguna sirena, ... podría ser cualquier cosa,... podría ser una foca,... pero para un millón de dólares no es suficiente..., queremos pruebas al 100% ...".

Supuesta imagen de una sirena en las costas israelíes.
¿Una sirena? Creo que se parece más a una foca.


Shmuel Sisso, alcalde de Kiryat Yam,
 no cree que ese vídeo muestre una
sirena real.


La supuesta "mano de sirena" capturada por un submarino.
Sobre las espectaculares escenas de la Guardia Costera y las imágenes "nunca vistas de las sirenas en el Mar de Groenlandia" -como el resto de las imágenes de  la supuesta mano de sirena que se observa en el vidrio del submarino- sólo podemos decir que fueron creadas por la empresa Bandito Visual Effects, que ya había realizado animaciones para la película anterior: "Sirenas: El Cuerpo Hallado". Nótese la similitud en la estética de las animaciones en las dos películas.

La "Sirena de Fiji", presentada por
P.T. Barnum, resultó ser un engaño.
Acerca de la "Sirena de Fiji", sólo se puede decir que P. T. Barnum fue un empresario reconocido en el mundo del entretenimiento por sus célebres engaños. Bajo el anuncio que se trataba de un curioso ser momificado, mitad mamífero y mitad pez, Phineas Taylor Barnum exhibió su "Sirena de Fiji" por primera en 1842. Como prometía, el extraño ser resultó ser mitad mamífero y mitad pez, salvo que se trataba de un engaño urdido por el propio comerciante. La "sirena" resultó ser el torso de un mono bebé unido a la mitad de un pescado, todo recubierto en papel machè para darle apariencia de momificado. En el programa aclaran este punto, explicando que la "Sirena de Fiji" es un fraude perpetrado por el propio Barnum para atraer al público a sus exhibiciones.


Falso volante de una exhibición del Museo Barnum.
Sin embargo, en el show aseguran que 20 años más tarde de que se descubriera el fraude de Barnum, el empresario volvería con una nueva exhibición. En la misma, exhibiría la "Sirena Real", según los afiches de la época que presentaron en el especial de TV. Para los presentadores de "Mermaids: The New Evidence", la presunta sirena del afiche guarda gran similitud con el ser hallado por Robertson un año antes, especialmente por el detalle de la cresta sobre la cabeza. Así, afirman que la "Sirena Real" de Barnum constituye evidencia histórica cierta de la existencia de sirenas, que lamentablemente se perdió en un incendio, el 13 de julio de 1865. 




Falsa foto de archivo de la "Sirena Real".
En este punto hay que decir que Animal Planet se inventó toda la historia: la "Sirena Real" nunca existió. No hay registro alguno de la mencionada exhibición de Barnum que incluya a la "Real Mermaid", excepto el volante que presentan en el show y unas fotos de dudosa procedencia. Es muy probable que, tanto el volante como las  fotos de la "Sirena Real" de Barnum mostrados al aire, hayan sido realizados en nuestra época por la producción del programa, pretendiendo emular imágenes de mediados del siglo XIX, algo sencillo de lograr mediante algún software moderno de diseño gráfico. Más sospechoso resulta, si tenemos en cuenta el llamativo parecido de la imagen de la sirena con las animaciones digitalizadas de sirenas que ilustran el show.  El incendio del Museo de Barnum ocurrió, como dicen, el 13 de julio de 1865. Para darle un aire conspirativo al asunto, los productores del programa fecharon el estreno en el falso volante (con la supuesta exhibición de Barnum) el día 15 de julio de 1865, casualmente dos días después de que el Museo de Barnum acabara hecho cenizas. De esta manera, los productores del show dan el golpe de efecto que buscaban, sugiriendo que existe una mano negra que quiere ocultar la verdad a las masas.

Una censura que nunca existió
¿El gobierno bloquea el sitio de un personaje ficticio?
El vocero del Departamento de Justicia 
de los Estados Unidos lo desmintió.
¿Y qué pasa con los sitios de Internet, prohibidos por el Departamento de Justicia de los EUA, que pretendían revelar la existencia de las sirenas al público?

El portavoz del Departamento de Seguridad Nacional de los EUA, Ross Feinstein, aseguró que se trata de un engaño, que esos sitios aún continúan bajo el dominio de sus creadores: Discovery Communications. El supuesto sitio del Dr. Paul Robertson, y el sitio www.believeinmermaids.com, en apariencia bloqueados, fueron realidad creados por la propia cadena Discovery Communications de la cual forma parte Animal Planet, como puede comprobarse aquí y aquí. Lo más probable es que la falsa prohibición sea un truco publicitario de la propia cadena en su afán de promocionar aún más el exitoso, pero a la vez falaz, especial de televisión. 


Una inspección al dominio www.drpaulrobertson.com nos indica quién está a su cargo:
Discovery Communication LLC, compañia a la cual pertenece Animal Planet.

La confesión

Después del programa, y ante la lluvia de preguntas acerca de lo expuesto, el productor ejecutivo del programa, Charlie Foley, dijo que quería que las personas lo tomen como algo real, por eso eligieron el estilo documental. Contó a ABC News: "Queríamos que la gente se acercarse a la historia con un sentido de posibilidad y de maravilla. Queremos que eso sea lo que le pase a los espectadores con las sirenas, no que suspendan su incredulidad".

En una entrevista con periodistas del programa Starting Point, de la CNN, Foley volvió a dejar claro que se trató de un engaño. En el siguiente vídeo, el diálogo entre los periodistas y el productor de "Sirenas"

Entrevistado por la cadena CNN, Foley admite que "Sirenas: Nueva Evidencia no es real".
 [Nota: Para ver la entrevista completa debe esperar a que acabe la publicidad inicial.]


Para completar el panorama, la NOAA emitió un comunicado en su sitio web que decía: "Sirenas: Nueva Evidencia es sólo entretenimiento. Jamás se ha encontrado evidencia alguna de humanoides acuáticos".



Mientras tanto, la presidenta de Animal Planet,  Marjorie Kaplan, dijo: "El fenómeno de las sirenas realmente ha sido un punto de inflexión para Animal Planet, estos extraordinarios especiales de televisión han electrificado, desafiado y entretenido a audiencias de televisión y a los aficionados online por igual".



¿No era usted el Dr. Paul Robertson?
No importa lo mucho que podamos hablar de estos falsos documentales de Animal Planet. Muchos comentaristas aún seguirán insistiendo (hasta el hartazgo) en que la película no es de ficción y que su protagonista, ese tal Dr. Paul Robertson es un verdadero científico de la NOAA y que su misión es dar a conocer una especie marina nueva que recuerda al ser mitológico mitad hombre y mitad pez. 


Lo curioso del asunto es que la misma persona aparece en el siguiente "documental", salvo que aquí dice ser otra persona.

Película: El Hombre Duende de Noruega (año 2008). 

Para sacarnos las dudas de una vez por todas, veamos las siguientes capturas que tomamos de la película anterior.


En la película The Goblin Man of Norway
se presenta como el investigador  Mark Hoyt. 
¿Lo reconocen? Exacto... es el Dr. Paul Robertson. El respetadísimo investigador de la NOAA que aparece en el film Sirenas: El Cuerpo Hallado (2012) y en la entrevista televisiva titulada Sirenas: Nueva Evidencia (2013), ambos emitidos por Animal Planet. Salvo que, en esta ocasión, se presenta como Mark Hoyt y dice ser miembro de un equipo de geomorfólogos que estudian el retroceso de los glaciares. Allí también afirma haber encontrado un humanoide mecánico misterioso. Como podrán apreciar, es la misma persona que se presenta en Sirenas: El Cuerpo Hallado y en Sirenas: Nueva Evidencia como biólogo marino bajo el nombre de Dr. Paul Robertson.



Si esperamos a los créditos finales, podemos ver que el papel del investigador de glaciares Mark Hoyt en esta película es interpretado por el actor canadiense David Evans.
¿De qué se trata esa película?

Luego de hallar un humanoide mecánico, enterrado profundamente dentro del hielo de un glaciar en Noruega, un equipo de científicos y profesores debaten las consecuencias de adoptar una tecnología que podría cambiar el mundo para siempre. El "Goblin Man" desconcierta a los expertos y desata una ola de especulación salvaje en todo el mundo. Algunos creen que es una criatura descrita en la antigua mitología escandinava, mientras que otros están convencidos de que es evidencia de una antigua sociedad perdida, científicamente avanzada. A medida que la comunidad académica y científica se enfrentan por las implicaciones morales de la reconstrucción de una tecnología de origen desconocido, la curiosidad que rodea al ser misterioso se intensifica en los medios de comunicación populares. Mientras expertos en robótica luchan para comprender e integrar la tecnología recién descubierta a la civilización moderna, filósofos y teóricos de la conspiración exponen lo que ellos creen es un intento de encubrir un mensaje del fin del mundo, advirtiendo del potencial mortal del misterioso artefacto. Mientras tanto, la exposición "El Hombre Duende de Noruega",  recorre museos de todo el mundo, en un intento controvertido de beneficiarse de uno de los hallazgos arqueológicos más sensacionales de la historia. ¿Podría ser algún tipo de arma antigua? ¿Tiene relación "El Hombre Duende de Noruega" con los mitos nórdicos? ¿O será simplemente un engaño, perpetuado por los medios de comunicación?    Fuente: IMDB.
Por lo visto, la trama de este falso documental es casi idéntica a la de Sirenas... Cero originalidad.  La película fue lanzada como otro falso documental, como instrumento de marketing viral antes del lanzamiento del videojuego Too Human para Xbox 360. Parece ser que, además del lanzamiento del juego, la empresa Silicon Knights también estuvo involucrada en la realización del documental de ficción The Goblin Man of Norway. Para darle mayor credibilidad al "mockumental", en los créditos aparece como una coproducción con el "Comité Noruego de Cine", refrendado mediante una página web (de apariencia fraudulenta) que ya ha sido dada de baja. ¿Coincidencia? Aparentemente esta gente es experta en esta clase de engaños.

Conclusión
La conclusión es que tanto "Sirenas: El Cuerpo Hallado" como su secuela "Sirenas: Nueva Evidencia" deben ser tomadas como lo que son: pura fantasía. La "nueva evidencia" es fraguada o inventada, como mostramos. Los científicos son actores y los vídeos son animaciones creadas para el propio show. Por si quedaban dudad, los propios productores de la película debieron admitir públicamente el engaño. Hay que resaltar, una vez más, que estos especiales de TV son sólo entretenimiento, no ciencia. Ambas películas aportan al conocimiento tanto como el clásico de Disney "La Sirenita".

La "teoría" del simio acuático -con la que tanto insisten en el programa- tiene aspectos interesantes para analizar, pero sólo a modo de anécdota. Las teorías evolutivas modernas no sólo explican correctamente todos los argumentos de los proponentes del simio acuático, sino que permiten obtener un conocimiento más amplio y acabado. La hipótesis del simio acuático fue rebatida hace mucho tiempo, hoy es considerada pseudociencia.

La creencia en sirenas es muy antigua: figuras mágicas mitad pez se han encontrado en pinturas rupestres con 30 mil años de antigüedad. Sin embargo, eso no debe hacernos perder de vista que también abundan en la mitología criaturas mitad humano, como centauros, sátiros, minotauros, etcétera. ¿Podríamos decir que existen también estos últimos? Yo creo que no.

Pero, entonces... ¿son reales las sirenas? La respuesta es que jamás se ha encontrado evidencia alguna de humanoides acuáticos.

Claro, no va a faltar el conspiracionista que piense "...el Gobierno niega la existencia de las sirenas, así que definitivamente existen...".




http://gma.yahoo.com/blogs/abc-blogs/mermaids-mocumentary-stirs-big-ratings-animal-planet-163234927.html?vp=1
http://www.slate.com/articles/health_and_science/science/2013/05/mermaids_aren_t_real_animal_planet_s_fake_documentaries_misrepresent_ocean.html
http://www.scmp.com/news/world/article/1250719/millions-watch-hoax-animal-planet-documentary-mermaids-new-evidence
http://l7world.com/2013/05/mermaids-the-new-evidence-video.html