sábado, 21 de diciembre de 2013

Escépticos 06: "¿Modificación genética?"

Sexto episodio de la serie ESCÉPTICOS, dedicado a los organismos genéticamente modificados, transgénicos y productos orgánicos.



Continuamos divulgando la serie de documentales de la ETB: Escépticos, donde su conductor, Luis Alfonso Gámez, junto al director, Jose A. Pérez, nos hablan desde un punto de vista racional y a la vez humorístico sobre pseudociencias y otras charlatanerías.

Esta entrega, titulada ¿Modificación genética?, está dedicada a analizar y desmentir los mitos populares acerca de los organismos genéticamente modificados y los transgénicos, además de descubrir las afirmaciones inverosímiles de los (mal llamados) productos naturales y alimentos orgánicos.



Creador, escritor y director: José A. Pérez - Presentador: Luis Alfonso Gámez - Producción: ETB - Producción ejecutiva: Blanca Baena - Realización y montaje: Aitor Gutiérrez - Fotografía: Jon D. Domínguez - Música: Israel Santamaría - Año: 2011 - Emitido el 24 de octubre de 2011.

domingo, 15 de diciembre de 2013

Charlatanería Cuántica

Malas interpretaciones y abuso de la mecánica cuántica

Muchas personas afirman que la física cuántica apoya la idea mística que la mente crea la realidad. Sin embargo, todas las observaciones son compatibles con una realidad objetiva, sin ningún rol especial para una conciencia humana o cósmica.



Ciertas interpretaciones de la mecánica cuántica -teoría revolucionaria desarrollada a principios del siglo XX para explicar el comportamiento anómalo de la luz y los átomos- están siendo utilizadas para implicar que sólo los pensamientos son reales y que el universo físico es el producto de una mente cósmica a la cual está ligada la mente humana a través del espacio y el tiempo.

La película What the bleep do we know?
 (¿Y tú qué sabes?) pretende explicar ciertas creencias
místicas con malas interpretaciones de la mecánica
cuántica. Entre otras cosas, allí se afirma que
 "la materia está hecha de pensamientos".

Esta concepción ha proporcionado una supuesta base científica a diversas creencias acerca del poder de la mente sobre la materia, que van desde la percepción extrasensorial hasta diversas medicinas alternativas. El "misticismo cuántico" también forma parte del contexto intelectual para ciertas interpretaciones posmodernas en las cuales la ciencia no puede afirmar nada sobre la realidad objetiva.

 Deepak Chopra, autor galardonado
con el premio IgNobel de Física por
"su interpretación única de la física
cuántica que la hace aplicable
a la vida, la libertad y la búsqueda
de la felicidad económica". 
La palabra "cuántica" aparece con frecuencia en la new age y en la literatura mística moderna. Por ejemplo, el médico Deepak Chopra ha promovido con éxito un concepto que él llama la curación cuántica, que sugiere que podemos curar todas nuestras enfermedades mediante la aplicación del suficiente poder mental. Según Chopra, esta profunda conclusión se puede extraer de la física cuántica, alegando que está demostrado que "el mundo físico -y eso incluye a nuestros cuerpos- no es más que una respuesta del observador. Creamos nuestros cuerpos así como creamos la experiencia de nuestro mundo" (Chopra, 1993) (5). Chopra afirma también que "las creencias, pensamientos y emociones crean las reacciones químicas que sustentan la vida en cada célula", y que "el mundo en el que vivimos, incluyendo la experiencia del cuerpo, está totalmente dictado por la manera de aprender a percibirlo" (Chopra, 1993) (6).  Así, la enfermedad y el envejecimiento son una ilusión y se puede lograr lo que Chopra llama "cuerpo sin edad, mentes sin tiempo" por la pura fuerza de la conciencia (1). 

Amit Goswami, en su libro El universo autoconsciente: cómo la conciencia crea el mundo material, sostiene la existencia de fenómenos paranormales con el apoyo de la mecánica cuántica:


... fenómenos psíquicos, como la visión a distancia y las experiencias extracorporales, son ejemplos de la operación no local de la conciencia...  La mecánica cuántica subyace a esta teoría, proporcionando un apoyo crucial para el caso de la no localidad de la conciencia.
(Goswami 1993, 136)


Puesto que no se ha encontrado ninguna evidencia convincente ni reproducible para los fenómenos psíquicos -a pesar de los 150 años de esfuerzo- resulta, sin dudas, una base débil para la conciencia cuántica (2).


Aunque se suele decir que el misticismo existe en los escritos de muchos de los físicos más prominentes del siglo anterior (Wilber, 1984), la moda de la física mística comenzó en serio con la publicación de El Tao de la Física, de Fritjof Capra (Capra, 1975). Allí, Capra aseguraba que la teoría cuántica había confirmado la enseñanza tradicional de místicos orientales: que la conciencia humana forma un universo interconectado, completo e irreducible. Un ejemplo:
Para el hombre iluminado. . .  cuya conciencia abarca el universo, para él, el universo se convierte en su "cuerpo", mientras que el cuerpo físico se convierte en una manifestación de la Mente Universal, su visión interior en una expresión de la más alta realidad, y su discurso en una expresión de la verdad eterna y del poder mántrico. 
Anagarika Lama Govinda 
Fundamentos del Misticismo Tibetano
(Capra 1975, 305)
El libro de Capra fue una inspiración para la new age, y la palabra "cuántico" se convirtió en el vocablo de moda usado para reforzar las ideas espirituales pseudocientíficas que caracterizan a ese movimiento (4).



Dualidad onda-partícula


Algunas personas creen -incluso muchos físicos- que la mecánica cuántica, está impregnada de misterios y paradojas. Los místicos se aprovechan de esto para apoyar sus puntos de vista. La fuente de la mayoría de estas afirmaciones se puede remontar a la llamada dualidad onda-partícula de la física cuántica: los objetos físicos, a nivel cuántico, parecen poseer  tanto propiedades locales de partículas y propiedades ondulatorias no locales que se manifiestan en función de si se mide la posición o la longitud de onda del objeto.


Los dos tipos de propiedades, onda y partícula, se dice que son incompatibles. La medición de una cantidad, en general, afectará el valor que la otra cantidad tendrá en una medición futura. Por otra parte, el valor que se obtendrá en la medición futura es indeterminado; o sea, es impredecible aunque la distribución estadística de un conjunto de mediciones similares siga siendo predecible. De esta manera, la mecánica cuántica obtiene su cualidad de indeterminación, generalmente expresada en términos del principio de incertidumbre de Heisenberg. En general, el formalismo matemático de la mecánica cuántica sólo puede predecir distribuciones estadísticas (5). 

A pesar de la dualidad onda-partícula, la imagen de partícula se mantiene en la mayoría de las aplicaciones mecánicas cuánticas. Los átomos, núcleos, electrones y quarks son consideradas como las partículas en un cierto nivel. Al mismo tiempo, las ondas clásicas como las de la luz y el sonido son reemplazadas por fotones y fonones localizados, respectivamente, cuando se deben considerar los efectos cuánticos.


En la mecánica cuántica convencional, las propiedades ondulatorias de las partículas están formalmente representadas por una cantidad matemática llamada la función de onda, que se utiliza para calcular la probabilidad de que la partícula se encuentre en una posición particular. Cuando se hace una medición, y su posición se conoce con mayor exactitud, se dice que la función de onda "colapsa", como se ilustra en la Figura 1.
Figura 1: Colapso de la función de onda en la mecánica cuántica convencional.
Un electrón está atravesando la abertura. La probabilidad de que a continuación se
pueda encontrar en una posición particular se determina por la función de onda, que se 
ilustra a la derecha de la abertura. Cuando se detecta entonces al electrón en A,
la función de onda colapsa instantáneamente, de manera que se hace cero en B.
A Einstein nunca le gustó la idea del colapso de la función de onda, a la que calificó de "acción fantasmal a distancia". En la Figura 1, parecería propagarse una señal con velocidad infinita desde A hasta B para decirle a la función de onda que colapse a cero en B, una vez la partícula haya sido detectada en A. En efecto, esta señal debe propagarse a una velocidad infinita a través del universo ya que antes de la detección el electrón podría, en principio, ser detectado en cualquier lugar. Sin duda, esto viola la afirmación de Einstein de que nada puede moverse más rápido que la velocidad de la luz.


Aunque por lo general no son tan explícitos, místicos cuánticos parecen interpretar la función de onda como una especie de vibración de un éter holístico que impregna el universo, tan "real" como las vibraciones del aire que produce los sonidos. El colapso de la función de onda, en su opinión, sucede instantáneamente a través de todo el universo por un acto intencional de la conciencia cósmica.

En su libro El Universo Consciente, Menas Kafatos y Robert Nadeau identifican la función de onda con el "ser-en-sí":
Se puede concluir entonces que el Ser, en su análogo físico al menos, ha sido "revelado" en la función de onda... Cualquier sentimiento que tengamos de profunda unidad con el cosmos... podría presumirse que está correlacionado a la acción de la función de onda determinista...
(Kafatos y Nadeau 1990, 124)
Por lo tanto, siguen a Capra al suponer que la mecánica cuántica une la mente con el universo. Aunque, nuestro sentido interno de "profunda unidad con el cosmos" difícilmente sea una prueba científica.

La interpretación convencional de la mecánica cuántica, promulgada por Bohr y sostenida por la mayoría de los físicos, no dice nada acerca de la conciencia. Se refiere únicamente a qué se puede medir y qué predicciones se pueden hacer acerca de las distribuciones estadísticas de de mediciones futuras. Como se ha señalado, la función de onda es simplemente un objeto matemático utilizado para calcular probabilidades. Las construcciones matemáticas pueden ser tan mágicas como cualquier otro producto de la imaginación humana -como la nave Enterprise o una caricatura del Correcaminos-. En ninguna parte la mecánica cuántica implica que la materia real o las señales viajen más rápido que la luz. De hecho, se ha demostrado imposible la propagación de señales más rápido que la velocidad de la luz en cualquier teoría consistente con la relatividad y la mecánica cuántica (Eberhard y Ross, 1989).


Las interpretaciones románticas


No todo el mundo ha estado contento con la interpretación convencional de la mecánica cuántica, que no ofrece ninguna explicación real al colapso de la función de onda. El deseo de consenso sobre la interpretación ontológica de la mecánica cuántica ha dado lugar a cientos de propuestas en los últimos años, aunque ninguna ganase una mayoría de apoyo entre los físicos y filósofos.

Alentados por la insistencia de Einstein de que la mecánica cuántica es una teoría incompleta y que "Dios no juega a los dados", se han buscado teorías subcuánticas que involucran "variables ocultas" que proporcionen las fuerzas que yacen bajo los niveles actuales de observación (Bohm y Hiley, 1993). Si bien estas teorías son posibles, no se han encontrado pruebas todavía de fuerzas subcuánticas. Además, los experimentos han hecho que sea casi seguro que cualquiera de estas teorías, de ser determinísticas, deberían implicar conexiones superlumínicas (6).  



Sin embargo, los místicos cuánticos han saludado la posibilidad de variables holísticas no locales ocultas, con el mismo entusiasmo que muestran por la función de onda consciente. Asimismo, han adoptado un tercer punto de vista: la interpretación de los mundos múltiples de Hugh Everett (Everett, 1957).


Everett mostró cómo era formalmente posible eliminar el colapso de la función de onda en una teoría cuántica de la medida. Propuso que todos los caminos posibles siguen existiendo en universos paralelos que se separan cada vez que se hace una medición. Esto ha dejado la puerta abierta para que los místicos cuánticos digan que la mente humana funciona como una especie de "selector de canales" para elegir la ruta que se sigue en un universo individual, mientras existimos en todos los universos (Squires, 1990). Huelga decir que la idea de universos paralelos ha atraído a su propio círculo de partidarios entusiastas, presumiblemente, en todos los universos .


No localidad efectiva

Es cierto que el mundo cuántico es diferente del mundo de la experiencia cotidiana que obedece a las reglas de la mecánica clásica newtoniana. Se necesita algo más allá del sentido común y de la física clásica para describir los procesos fundamentales dentro de los átomos y los núcleos. En particular, se debe dar una explicación para la no localidad aparente, el "salto cuántico" instantáneo, que caracteriza la naturaleza nada común de los fenómenos cuánticos.

A pesar de la afirmación, tantas veces oída, que las partículas cuánticas no siguen trayectorias bien definidas en el espacio-tiempo, los físicos de partículas elementales han estado utilizando la misma imagen desde hace cincuenta años. ¿Cómo se reconcilia con el salto cuántico que parece caracterizar transiciones atómicas y fenómenos similares?Podemos ver cómo, en el diagrama de espacio-tiempo que se muestra en la Figura 2.

Figura 2: No localidad efectiva. ¿Cómo puede ocurrir un aparente "salto cuántico" instantáneo entre dos puntos del espacio? Se crea un par electrón-positrón en C por una fluctuación cuántica del vacío.
El positrón aniquila un electrón en A, deshaciendo la fluctuación de vacío original, de modo que es cero el cambio neto de energía. Así, pareciera que el electrón hace un salto cuántico instantáneo de A a B. La distancia AB es comparable con la longitud de onda asociada a la partícula, de ahí resulta el comportamiento ondulatorio "holístico".
A la izquierda, un electrón (e⁻) se está moviendo a lo largo de una trayectoria bien definida. Se produce un par electrón-positrón (e⁻ e⁺) en el punto C, por una fluctuación cuántica del vacío, permitida por el principio de incertidumbre. El positrón aniquila al electrón original, en el punto A, mientras que el electrón del par continúa, ya pasado el punto B. Puesto que todos los electrones son indistinguibles, pareciera como si el electrón original hubiese saltado instantáneamente de A a B. 

En la Figura 2, todas las partículas involucradas siguen trayectorias definidas. Nada se mueve más rápido que la velocidad de la luz. Sin embargo, lo que se observa es operativamente equivalente a un electrón que experimenta un movimiento superlumínico, desapareciendo en A y que vuelve aparecer simultáneamente en un punto distante B. No hay ningún experimento que nos permita distinguir entre el electrón de la izquierda del de la derecha. Un simple cálculo muestra que la distancia AB es del orden de la longitud de onda (de De Broglie) de la partícula. De esta manera, la naturaleza ondulatoria "mística" de las partículas puede ser entendida de una forma que no requiere ningún movimiento superlumínico -y ciertamente ninguna intervención de la conciencia humana-.

Por otra parte, ya que el salto cuántico es aleatorio, ninguna señal u otro efecto causal se transmite a mayor velocidad que la luz. Por otro lado, las teorías determinísticas, basadas en fuerzas subcuánticas o variables ocultas, son necesariamente superlumínicas.

Así, la mecánica cuántica -tal como se practica convencionalmente- describe los saltos cuánticos sin ir demasiado más allá del sentido común. Ciertamente, ninguna de las afirmaciones místicas están justificadas por las observaciones relativas a los procesos cuánticos.


Conclusión
La mecánica cuántica, la pieza central de la física moderna, es a menudo malinterpretada implicando que la mente humana controla la realidad y que el universo es un todo conectado, que no puede ser comprendido por la simple reducción a las partes.

Sin embargo, no hay ningún argumento de peso o evidencia que señale que la mecánica cuántica desempeñe un papel central en la conciencia humana o que proporcione conexiones instantáneas y "místicas" través del universo. La física moderna, incluyendo a la mecánica cuántica, sigue siendo completamente materialista y reduccionista y está de acuerdo con todas las observaciones científicas.

El comportamiento no local de los fenómenos cuánticos -de apariencia holístico- como una partícula que parece estar en dos lugares a la vez,  se puede entender sin descartar la noción de sentido común de partículas siguiendo trayectorias definidas en el espacio-tiempo y sin requerir señales que viajen más rápido que la velocidad de la luz.

De acuerdo con el límite establecido por la teoría de la relatividad, jamás se ha observado algún movimiento superlumínico o señales que viajen más rápido que la luz. Además, las interpretaciones de los efectos cuánticos no hacen inoperable a la física clásica o al sentido común, sobre todo en la escala macroscópica en la que funciona el ser humano. La física newtoniana, que describe con éxito casi todos los fenómenos macroscópicos, al igual que el sentido común siguen siendo aplicables en la escala humana.



Notas

(1)  Para una revisión de medicina alternativa, como de "medicina cuántica", véase Douglas Stalker y Clark Glymour, eds, Examinando la Medicina Holística (Amherst, N.Y.: Prometheus Books, 1985).
(2) Para un análisis más completo y referencias, véase Victor J. Stenger, Física y Psíquicos: La Búsqueda de un Mundo Más Allá de los Sentidos (Amherst, N.Y.: Prometheus Books, 1990).
(3) L. A. Govinda, Fundamentos del Misticismo Tibetano (New York: Samuel Weiser, 1974), p. 225, citado en Capra 1975, p. 305.
(4) Véase, por ejemplo, Marilyn Ferguson, La Conspiración de Acuario: Transformación Personal y Social en los Años 1980 (Los Angeles: Tarcher, 1980).
(5) Por supuesto, en algunos casos, esas distribuciones pueden tener picos muy altos y, por lo tanto, el resultado puede predecirse con alta probabilidad, es decir, con certeza para propósitos prácticos. De hecho, esto es precisamente lo que sucede en el caso de los sistemas de muchas partículas, como los objetos macroscópicos. Estos sistemas se vuelven descriptibles por la mecánica clásica determinista, como el límite de muchas partículas de la mecánica cuántica.
(6) Para un análisis más completo y referencias, véase Victor J. Stenger, El Quantum Inconsciente: Metafísica en la Física y la Cosmología Modernas (Amherst, NY: Prometheus Books, 1995).

Referencias
  • Bohm D., and B. J. Hiley. 1993. The undivided Universe: An ontological interpretation of quantum mechanics. London: Routledge.
  • Capra, Fritjof. 1975. El Tao de la Física. Boulder, Colorado: Shambhala.
  • Chopra, Deepak. 1989. La curación cuántica: Explorando las fronteras de la medicina mental y corporal. New York: Bantam.
  • Chopra, Deepak. 1993. Cuerpos sin edad, mentes sin tiempo: La alternativa cuántica al envejecimiento. New York: Random House.
  • Eberhard, Phillippe H., and Ronald R. Ross. 1989. Quantum field theory cannot provide faster-than-light communication. Found. Phys. Lett. 2: 127-149.
  • Everett III, Hugh. 1957. “Relative state” formulation of quantum mechanics. Rev. Mod. Phys. 29: 454-462.
  • Goswami, Amit. 1993. El universo autoconsciente: Cómo la consciencia crea el mundo material. New York: G. P. Putnam’s Sons.
  • Kafatos, Menas, and Robert Nadeau. 1990. El universo consciente: La parte y el todo en la teoría física moderna. New York: Springer-Verlag.
  • Squires, Euan. 1990. La mente consciente en el mundo físico. New York: Adam Hilger.
  • Wilber, Ken, ed. 1984. Quantum Questions: Mystical Writings of the World’s Great Physicists. Boulder, Colorado: Shambhala.
El autor

Victor J. Stenger es profesor emérito de física y astronomía en la Universidad de Hawai y Profesor Visitante de Filosofía en la Universidad de Colorado. Su último libro es La falacia de Sintonía Fina: Cómo el Universo no está diseñado para la Humanidad. Sus libros anteriores incluyen: No por diseño, Física y psíquicosEl quantum inconsciente y Realidad intemporal: simetría, simplicidad y múltiples universos.

Artículo publicado originalmente como Quantum Quackery en Skeptical Inquirer.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Exploraciones de cuerpo completo. ¿Valen la pena?

Los escaneos de cuerpo completo, sus riesgos y beneficios

Clínicas y centros de imágenes médicas en todo el mundo están promocionando un nuevo servicio para personas conscientes de su salud: la tomografía computada de cuerpo completo. Sin embargo, los promocionados beneficios de este tipo de prácticas aún son dudosos. 


Cada vez son más las clínicas y centros de imágenes en todo el mundo que promocionan lexploración de cuerpo completo (o full-body CT scan, en inglés). Se trata de un estudio médico que utiliza una tecnología que permite "mirar" el interior de las personas y promete alertas tempranas de cáncer, enfermedad cardíaca y otras anormalidades.

Normalmente, esto implica la exploración del cuerpo desde la barbilla hasta debajo de las caderas utilizando rayos X, que permiten obtener imágenes transversales del cuerpo. La tecnología utilizada se denomina tomografía axial computada de rayos X (TAC). 

Se promocionan diferentes tipos de sistemas de detección: tomografía computada de rayos X (TC), tomografía multi-slice (MS-CT) o tomografía por haz de electrones (EB-CT). Todas ellas hacen uso de rayos X para producir las imágenes que representan los distintos "cortes" del cuerpo, como si se tratase de las rebanadas de un pan. Cada corte o imagen corresponde a una una sección muy delgada que permite revelar las estructuras del cuerpo en gran detalle.
La tomografía computada es reconocida como una herramienta médica muy valiosa en el diagnóstico de enfermedades, traumas, o anormalidades en pacientes con signos o síntomas de la enfermedad. También se la utiliza para planificar, orientar y monitorear la terapia. La novedad es que la tomografía está siendo comercializada como una medida proactiva o preventiva de salud en personas sanas, sin síntoma alguno de enfermedad.

No hay beneficios probados en personas saludables 
Adoptar medidas preventivas, buscar enfermedades insospechadas o descubrir algún problema mientras sea tratable: todo esto suena bien, demasiado bien para ser verdad. De hecho, hasta este momento, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) no tiene conocimiento de ninguna evidencia científica que demuestre que las exploraciones cuerpo completo en personas sin síntomas proporcionen más beneficios que los riesgos asociados a este tipo de exámenes. La FDA es responsable de velar por la seguridad y eficacia de estos productos sanitarios, y prohíbe a los fabricantes de sistemas de TC que promuevan su uso para exploraciones cuerpo completo en personas asintomáticas. Sin embargo, la FDA no regula a los profesionales, quienes pueden optar por utilizar estos dispositivos para el uso que estimen oportuno.


En comparación con la mayoría de los procedimientos de diagnóstico por rayos X, las exploraciones por TC resultan en una exposición a la radiación relativamente alta. Los riesgos asociados con esta exposición se ven compensados ​​en gran medida por los beneficios que trae el diagnóstico. Sin embargo, para la tomografía de cuerpo completo en personas asintomáticas los beneficios son cuestionables:
  • ¿Puede una exploración de cuerpo completo diferenciar efectivamente entre las personas sanas y aquellas  que tienen alguna enfermedad oculta?
  • ¿Un hallazgo sospechoso conduce a nuevas pruebas invasivas o tratamientos que producen riesgos adicionales con poco beneficio?
  • ¿Un hallazgo "normal" garantiza buena salud?

Muchas personas no se dan cuenta de que un escaneo de cuerpo completo no necesariamente les dará la "tranquilidad" que están buscando, o acaso, información adicional que les permita prevenir un problema de salud. Por ejemplo, un resultado anormal puede no ser grave, y un hallazgo normal puede ser inexacto. Las tomografías computarizadas, como otros procedimientos médicos, pueden pasar por alto algún problema o producir "falsos positivos" que darán lugar a nuevas pruebas innecesarias.

Puntos a tener en cuenta si está pensando en tener un examen de cuerpo completo 

  • La TC de cuerpo completo no ha demostrado cumplir con los criterios generalmente aceptados para un procedimiento de detección eficaz.
  • Las asociaciones profesionales médicos no han respaldado la TC de cuerpo completo en personas que no presentan síntomas.
  • Actualmente se está estudiando la TC en individuos de alto riesgo, en enfermedades específicas como el cáncer de pulmón o cáncer de colon.
  • La radiación de una tomografía computarizada puede estar asociada con un pequeño incremento en la posibilidad de desarrollar cáncer a futuro, en la vida de una persona.
  • La FDA proporciona información adicional con respecto a la TC de cuerpo completo en su sitio web.


Recomendación de la FDA
Antes de someterse a un procedimiento de detección CT, investigar y considerar cuidadosamente los riesgos y beneficios potenciales y discutirlas con su médico.

sábado, 7 de septiembre de 2013

Escépticos 05: “¿Hay alguien ahí afuera?”

Quinto episodio de la serie ESCÉPTICOS, titulado “¿Hay alguien ahí afuera?” dedicado al fenómeno ovni.

Continuamos divulgando esta serie de documentales de la ETB: Escépticos, donde su conductor, Luis Alfonso Gámez, junto al director, Jose A. Pérez, nos hablan desde un punto de vista racional y a la vez humorístico sobre pseudociencias y otras charlatanerías.

Esta entrega, titulada “¿Hay alguien ahí afuera?”, está dedicada a analizar y desmentir los mitos detrás del fenómeno ovni y la ufología y a posibles visitas de  seres de otros mundos.


Creador, escritor y director: José A. Pérez - Presentador: Luis Alfonso Gámez - Producción: ETB - Producción ejecutiva: Blanca Baena - Realización y montaje: Aitor Gutiérrez - Fotografía: Jon D. Domínguez - Música: Israel Santamaría - Año: 2011 -  Emitido el 17 de octubre de 2011.



domingo, 4 de agosto de 2013

Psi-wheel: ¿Telekinesis o truco?

Un curioso experimento que promete demostarar nuestros poderes psíquicos

Muchos sitios de Internet están plagados de vídeos de personas intentando demostrar sus poderes de telekinesis mediante un curioso experimento usando un dispositivo conocido como psi-wheel

En alguno foros y diversas páginas comentan sus experiencias personales y su entrenamiento para lograr "despertar sus poderes psíquicos". 

Abundan los ejemplos; veamos algunos al azar: 12,  3456, ...

Antes de entrar en la discusión del tan famoso experimento de telekinesis, veamos qué es la psicokinesis.





¿Qué es la psicokinesis?
La psíquica rusa Nina Kulagina sorprendió a expertos por las
proezas que podía lograr. Análisis posteriores mostraron que sus
poderes eran simples trucos de ilusionismo -en este caso, la bola se
sostiene mediante un imperceptible hilo delgado-.
La psicokinesis o telekinesis es un supuesto fenómeno paranormal mediante el cual una persona sería capaz de actuar sobre su entorno, manipulando objetos inanimados a través de medios físicos invisibles y de una manera desconocida para la ciencia. Una forma más intuitiva para definir a la telekinesis es la capacidad de mover objetos con la mente. 

Un joven bromista cordobés quiso llamar la 
atención en 2002. Rompió los vidrios de su
casa a pedradas, asegurando que las arrojó
con la mente. Logró su cometido cuando la 
prensa sensacionalista argentina creyó
en su mentira.
Este tipo de fenómenos, junto a otros de similares características, fueron objeto de estudio de la parapsicología. Se estima que sólo en los Estados Unidos se gastaron más de 20 millones de dólares en la investigación de la psicokinesis entre la década de 1970 y mediados de 1990.

Sin embargo, la comunidad científica asegura que la psicokinesis no se ha demostrado nunca de forma convincente, debido a la falta de evidencia cierta, a que los experimentos fallan en la repetibilidad y en la falta de controles adecuados. Eso, sin contar que su existencia contradice las leyes más fundamentales de la física. Motivos como estos han llevado a clasificar a la parapsicología como pseudociencia

De hecho, las supuestas demostraciones de fenómenos psíquicos no son más que trucos de magia. Cualquier ilusionista preparado, y hasta uno con un mínimo de entrenamiento, puede realizar las mismas proezas que suelen utilizar quienes reclaman poseer poderes parapsicológicos. En el siguiente vídeo, el mago e ilusionista Enrique Márquez replica los trucos con que Kulagina sorprendía a expertos y autoridades soviéticas.
Enrique Márquez expone los trucos de la
psíquica soviética Nina Kulagina.


¿Qué es una psi-wheel?
Ahora sí, retomando la idea del comienzo, nos preguntamos: ¿qué es una psi-wheel? Una psi-wheel (rueda psíquica) no es más que un molinillo de papel con forma de estrella de cuatro puntas o de pirámide, cuyo centro se apoya sobre la punta de una aguja quedando equilibrado. Se lo utiliza comúnmente como un intento de demostración de la existencia de la telekinesis o psicokinesis -de allí proviene el prefijo psi-. Las instrucciones para su construcción son muy sencillas, según ilustra la imagen inferior.
Instrucciones para construir una psi-wheelcrédito 

La psi-wheel en acción
Aquí podemos ver la construcción sencilla de una psi-wheel y una demostración más que convincente de la misma en acción:

¿Qué fue lo que pasó ahí? ¿Estaremos ante una persona con "poderes psicotrónicos"? ¿Será capaz de canalizar el chi? ¿O se trata de un engaño? ¿Será un vídeo editado; un montaje? ¿Tendrá imanes ocultos? ¿O acaso hay algo que no estamos teniendo en cuenta? 


La explicación
La explicación que suelen dar en los círculos parapsicológicos es que se trata de una manifestación de poderes psíquicos de algunas personas: la telekinesis. El dominio de la mente sobre la materia. La canalización de una hipotética energía vital o chi en las manos del practicante.

Dados los infructuosos intentos de la Ciencia por hallar esa esquiva "energía vital", y a la falta de comprobación de la supuestos fenómenos parapsicológicos, busquemos una explicación menos esotérica y más simple de por qué se mueve la psi-wheel.

Primero, hay que decir que no hay trucos ni edición en el vídeo  La construcción de la psi-wheel es tal cual se mostró. No hay ningún dispositivo oculto, ni imanes. Tampoco hay alguien soplando detrás de cámaras. Pueden probarlo ustedes mismos, construyendo su propia psi-wheel.

En segundo lugar, hay que tener presente que el hecho que el molinillo de papel se apoye sobre la punta de una aguja no es algo arbitrario, tiene un sentido: el de reducir al mínimo la fricción en ese punto de contacto. De esta manera, la hoja de papel podrá girar fácilmente, aún ante la brisa más suave. 

Por otro lado, debemos observar que para que la psi-wheel empiece a girar, el "psíquico" debe aproximar sus manos a una distancia lo suficientemente cercana a la misma. Esto ya nos sugiere que el movimiento debe estar relacionado con algo que actúe a corta distancia.

La respuesta radica en que, por lo general, la temperatura de las manos es algo mayor que la temperatura de la habitación donde estamos. Al acercar las manos a la psi-wheel el calor de las manos eleva la temperatura del aire alrededor de ellas. 


La temperatura de la mano es mayor que la del ambiente.
Entonces, hay un flujo de calor de la mano al aire que la rodea. 

Como el aire caliente es menos denso, asciende y desplaza al aire frío, lo cual crea una pequeña corriente de convección de aire que es la responsable de que gire el molinillo. 

El calor de la mano eleva la temperatura del aire cerca de ella.
El aire más caliente asciende por convección.

Una forma de comprobar esta explicación puede ilustrarse colocando algunas tazas llenas con agua caliente rodeando a la psi-wheel, como en el siguiente vídeo:


Esta disposición de tazas con agua caliente permite
reproducir el fenómeno, mostrando que se trata de un 
efecto térmico de convección y no de algo "desconocido".

Como vemos, no se trata de psicokinesis, ni de canalización de la energía por las manos, ni de ningún otro fenómeno oculto o parapsicológico -a menos que aceptemos que las tazas también poseen poderes de psicokinesis-. Se trata de un fenómeno térmico bien conocido: la convección del calor.


Psi-wheel dentro de un recipiente
Los dobladores de cucharas y paradores de relojes utilizarán todas las artimañas que estén a su alcance para asombrar a los más crédulos (y entre tanto, poder sacarle algo de dinero con alguna falsa promesa). En ese sentido, hay que admitir que algunos se esfuerzan más que otros. Como mostramos antes, los fenómenos involucrados en el movimiento del psi-wheel no tienen que ver con el supuesto manejo o canalización de una inexistente forma de energía llamada chi, ni con poderes extrasensoriales o psicotrónicos, sino con algo más prosaico. Vimos que se trata de un fenómeno físico conocido: la convección del calor, responsable, entre otras cosas, de la formación de vientos y ciclones, de nubes, lluvias o de la tectónica de placas.

Ante tamaña evidencia, hay quienes dicen: 

"Bueno, tal vez esos sean trucos de magia y los practicantes no sean verdaderos psíquicos... los verdaderos psíquicos pueden hacerlo aún con un recipiente de vidrio encima..."

Un enunciado que recuerda más a la falacia del verdadero escocés que a un argumento en favor de la telequinesis. Así, quienes aseguran tener "verdaderos" poderes psíquicos, ahora dicen tener demostraciones más impresionantes e irrefutables de sus habilidades paranormales y, de paso, pretenden taparle la boca a los escépticos probando sus dones en público. ¿O no?

En el siguiente vídeo se observa cómo es posible hacer mover el psi-wheel dentro de un recipiente transparente, supuesta prueba de que nada tiene que ver la convección del calor, sino la presencia de un fenómeno psi real

Por si fuera poco, el mismo autor del vídeo anterior nos deja otra muestra de sus poderes:


En la descripción del vídeo original, el autor afirma

"Siempre ha habido discrepancias sobre cómo las corrientes de aire o el calor de la mano de una persona pueden afectar un psi-wheel y hacer que se mueva. Después de haber movido un psi-wheel un par de veces por mi cuenta, decidí intentarlo con un recipiente de vidrio encima, para eliminar la posibilidad de corrientes de aire la movieran accidentalmente. Al principio, no tuve éxito. Incluso, después de mucha práctica no podía moverla cuando estaba bajo el vidrio. Finalmente llegó a temblar un par de veces y eso despertó un poco mi confianza . Habiendo visto que un psi-wheel podía moverse, aún cubierta por un cristal, me sentí más y más decidido a hacerla girar por lo menos una solo vuelta. Eso fue hace unos meses. Desde entonces he logrado perfeccionar mis habilidades bastante. Ahora que tengo una videocámara digital, por fin soy capaz mostrar mis progresos en este arte increíblemente práctico de hacer girar pequeños cuadrados de papel, bajo un cristal..."

Con un secador de pelos muestra que no se mueve el
psi-wheel dentro del recipiente, probando que el
efecto no se debe a corrientes de aire.
Además, el psíquico muestra previamente la mesa y se ve completamente normal, lo mismo que el recipiente transparente y todo lo demás. Utiliza un secador de pelo para dejar en claro que el psi-wheel está bien aislado de cualquier corriente de aire exterior. Esto es importante para descartar un engaño utilizado por algunos charlatanes, como James Hydrick, quien logró engañar a millones de estadounidenses diciendo tener poderes psíquicos con un viejo truco: discretamente soplaba aire por la boca para mover pequeños objetos (truco expuesto en un programa en vivo por el mago James Randi).

 Un imán potente muestra que no influyen los efectos
 magnéticos en el experimento. 
Más aún, podemos ver que pasa un imán potente por toda la superficie del recipiente y parece no lo afectar el experimento, descartando un simple truco magnético. Por otro lado, las variaciones de velocidad y de sentido de giro que le imprime al psi-wheel permiten descartar que otros fenómenos simples estén involucrados, como por ejemplo la vibración de la mesa.











La explicación
Antes que nada, deberíamos pensar en todos los fenómenos físicos conocidos o en algún truco de ilusionismo.

Fenómenos conocidos
Para empezar, descartando de entrada que haya algún el truco, vale preguntarnos, ¿podría intervenir aquí la convección de calor, siendo que el psi-wheel se encuentra sellado dentro del contenedor de vidrio? Aparentemente no, dado las corrientes de aire no parecen  ingresar o salir del recipiente.

Hay quienes sostienen una explicación que supone al molino de papel actuando como un radiómetro de CrookesUna forma en que esto podría ser remotamente posible es que una fuente de luz intensa ilumine directamente el experimento. Sin embargo, esta explicación es poco convincente porque cada aspa del radiómetro posee una cara oscura y otra plateada -lo que permite que el lado negro se caliente más que el otro y las moléculas del aire se muevan a mayor velocidad cerca de la cara oscura- algo que no ocurre con este psi-wheel, menos si no se hace un vacío parcial al recipiente.

Otras explicaciones involucran a la carga eléctrica por inducción (como en un peine atrayendo pedacitos de papel), aunque ésta sólo permitiría un ligero movimiento, no un giro continuo. Una carga electrostática por contacto podría ser responsable del movimiento de rotación pero no se ve nada en los vídeos que indique algo de este tipo. 


La respuesta (confesión)
Un tiempo después de la difusión de sus vídeos, el autor finalmente reveló en la descrpción de los mismos:
"Los dos vídeos fueron experimentos sociales e ilusiones... tenía la idea hacer un vídeo sobre telequinesis como forma de mostrar que, a pesar de lo que la gente pueda creer, estos vídeos son absolutamente inútiles como "evidencia" para probar el fenómeno conocido como telequinesis. La idea era hacer el vídeo más convincente de un psi-wheel en Internet, tener gente apoyándolo como resultado válido y luego, en el momento justo, confesar que el vídeo era un truco y así dejar claro que no importa cuán convincentes puedan parecer estos vídeos, siempre hay que ver estas cosas con un saludable nivel de escepticismo, aún cuando uno sea un creyente en este tipo de cosas."
 Además, aporta los detalles del backstage de su acto de ilusionismo:
"El truco es muy simple. En ambos vídeos use el mismo truco, una mesa arreglada. Dicho esto, sin embargo, de ninguna manera usé algo de lo siguiente: imanes, calor (convección), electrónica (de cualquier tipo), edición de vídeo, estática, cuerdas, mi mano izquierda (lol), o cualquier otra cosa que la gente "creía" que estaba usando...
En el segundo vídeo, perforé un agujero pasante muy pequeño, tanto en la superficie de la mesa, como en el recipiente de plástico. Una persona fuera de cámara se soplaba por un tubo que estaba conectado a este agujero (debajo de la mesa), lo que hacía girar el psi-wheel. El primer vídeo utilicé este misma técnica, pero de una manera más sofisticada. La mesa era hueca, con dos canales de aire separados yendo entre dos agujeros diferentes. Había dos tubos que conectaban cada agujero dentro de las patas huecas de la mesa, ocultos bajo una capa delgada de laminado. Por eso el fondo de las dos patas delanteras se mantenía ocultas cuando la rueda giraba en el vídeo... un compañero conectaba y desconectaba los tubos y soplaba en ellos para dar una ilusión más convincente."
Los siguientes gráficos pueden ser útiles para entender un poco mejor lo que propone el ilusionista. El arreglo para el truco es el como detallamos a continuación. En el primer vídeo, modificaron la mesa agregándole dos finas mangueras que pasan por dentro de las patas delanteras huecas de la misma. En la tapa de la mesa, también hueca, practicaron dos pequeños orificios imperceptibles por donde se conectan uno de los extremos de cada manguera. En el otro extremo de las mangueras se encuentra un cómplice, fuera de cámara, que sopla por uno de los tubos, haciendo circular aire dentro del recipiente y moviendo así al psi-wheel. El sentido de giro es controlado soplando alternativamente en uno u otro de los tubos.
Un compañero sopla por uno de los tubos que pasan por dentro de
las patas delanteras de la mesa (hueca). 
Dos pequeños orificios
imperceptibles dejan entrar aire al recipiente, moviendo el psi-wheel.

El truco del segundo vídeo es más simple, pero no menos efectivo. Aquí sólo necesitaron una única manguera y taladrar un orificio invisible sobre la mesa y en la base del recipiente inferior, que es de plástico transparente. Igual que antes, su cómplice sopla por el tubo y deja pasar aire por el agujero de la mesa. El orificio en el recipiente inferior deja circular aire hacia el recipiente superior, haciendo rotar el psi-wheel.
El psi-wheel gira cuando el cómplice sopla por un tubo
oculto, dejando pasar aire por el agujero de la mesa y
luego por el orificio que hay entre los dos recipientes.



Conclusiones
En los primeros experimentos con el psi-wheel propusimos que el fenómeno subyacente no se trataba de algo paranormal, sino de algo bien normal y conocido: la convección del calor. Este fenómeno es el responsable, entre otras cosas, de la formación de tormentas, del ciclo del agua, o de la deriva continental.

Vimos, además, que se puede simular el efecto obtenido al acercar las manos, colocando cerca del psi-wheel unas tazas con agua caliente -basta que estén a la misma temperatura que las manos (37ºC) o a una mayor para que funcione-, lo que nos permite descartar la intervención de manos como canalizadoras de una hipotética "energía vital". A su vez, nos permite confirmar que la verdadera influencia de las manos reside en la transferencia de calor. 

En los vídeos con el psi-wheel dentro de un recipiente exploramos potenciales explicaciones alternativas que, si bien no resultaron satisfactorias, pretendían hacer uso de hipótesis compatibles con las leyes de la física. 

La respuesta al interrogante de cómo y por qué hicieron los vídeos del psi-wheel dentro de un contenedor la proporcionó posteriormente el propio autor. Se trató de un truco de ilusionismo bien preparado, cuya intención era permitirnos reflexionar sobre la siguiente pregunta: ¿Puede un vídeo de Internet tomarse como prueba en favor de la telequinesis? De hecho, ¿puede tomarse como prueba de algo? La respuesta obvia es que el vídeo no demuestra lo paranormal porque era falso.

Pero, aun cuando no confesara el truco, sin la certeza de que se tratase de un fraude, todavía estaría muy lejos de ser una prueba convincente de los fenómenos psi. En ese caso, podríamos sospechar que se valió de algún truco que no conocemos, pero que de ninguna manera estuvieron involucrados allí poderes psíquicos (algo así como cuando vemos los trucos de magia de David Copperfield). El creador podría retractar su confesión y ratificar que sus vídeos sí demuestran sus verdaderos poderes psíquicos, pero aún así no sería prueba convincente de lo paranormal. 

¿Y si no hubiese truco en el vídeo? Podríamos imaginar el caso que alguien honestamente crea haber realizado un acto paranormal. ¿Qué pasa entonces? Un vídeo de esta naturaleza, incluso si fuese auténtico, sólo sería el primer paso de una serie de otros experimentos para verificar, reproducir y validar algo tan extraordinario como la telequinesis. En ese sentido, la Fundación James Randi ofrece un Reto Paranormal de un millón de dólares estadounidenses, a pagar a quien demuestre habilidades paranormales o supranaturales bajo el criterio científico de prueba acordado. A pesar de que más de mil personas han aplicado para el reto, hasta el momento nadie ha salido exitoso, lo cual habla por sí mismo.


Medalla de Oro en las Olimpíadas de Telequinesis
y Premio Nobel de Física por destruir la ley de
conservación de la energía.
Por último, el argumento de más peso contra los presuntos fenómenos psi viene del hecho de que son incompatibles con algunos principios más básicos de la ciencia. La telequinesis contradice las leyes de la conservación de la energía, del momento lineal y del momento angular. En efecto, si la mente inmaterial pudiese mover a distancia cosas materiales, se crearía energía a partir de la nada. En este caso, podríamos remplazar a los combustibles y las centrales eléctricas por psíquicos.