sábado, 30 de junio de 2012

Frases célebres

"No hay cosa que haga más daño a una nación como el que la gente astuta pase por inteligente."


Sir Francis Bacon
1561-1626. Estadista y filósofo británico.

jueves, 28 de junio de 2012

Teléfonos móviles ¿son peligrosos?

¿Nos debemos movilizar por los móviles?

Hace tiempo, habíamos tratado en la entrada Antenas, celulares y radiación acerca de qué hay de cierto y de falso sobre del uso de los teléfonos móviles, las antenas, los hornos de microondas, el wifi y las líneas de alta tensión, etc.

En esta ocasión aprovecho para difundir el siguiente vídeo realizado por la gente de la ARP - Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico en el marco de una jornada de difusión del pensamiento crítico en la sociedad. La exposición,  cargo del  Dr. Ferran Tarrasa Blanes si bien es breve, resulta muy pedagógica y amena. Bajo el título ¿Nos debemos movilizar por los móviles? intenta aclarar ciertos mitos sobre los potenciales riesgos de estas nuevas tecnologías. 


"¿Nos debemos movilizar por los móviles?"
Dr. Ferran Tarrasa Blanes
24/03/2012 - Ateneu de Barcelona. ARP-SAPC.

martes, 26 de junio de 2012

Escépticos 01: "¿Fuimos a la Luna?"

¿Fuimos a la Luna?

Diferentes teorías de la conspiración afirman que algunos o todos los elementos del programa Apolo y los posteriores alunizajes fueron mentiras organizadas por la NASA y el Gobierno estadounidense. Según la NASA, el 11% de los estadounidenses cree que el viaje a la Luna fue un montaje; mientras que en el resto del mundo este porcentaje es aún mayor. A los teóricos de la conspiración les gusta hablar de fotos trucadas, sombras inconsistentes, banderas que flamean en el vacío, rocas de utilería, firmamento ausente, escasa nivel tecnológico para la época, trajes espaciales inútiles, estudios de grabación, decenas de  lanzamientos fallidos y de astronautas cómplices del supuesto engaño. Pero, ¿para qué harían esto los estadounidenses? Según los teóricos de la conspiración lunar, fue el intento desesperado para evitar la derrota en la conquista espacial en manos de la Unión Soviética.

En esta ocasión, el periodista español Luis Alfonso Gámez y un equipo de colaboradores, nos presentan respuestas a nuestras dudas sobre el viaje a la Luna y desmontan las afirmaciones de los conspiracionistas en el episodio piloto de la primera temporada del programa Escépticos: “¿Fuimos a la Luna?”.

Escépticos. Episodio piloto: “¿Fuimos a la Luna?”.
Creada y dirigida por Jose A. Pérez y presentada por Luis Alfonso Gámez. 
Emitido el 1 de enero de 2011 por ETB2.

domingo, 24 de junio de 2012

El riesgo de los tratamientos quiroprácticos para el dolor de cuello

Un tratamiento quiropráctico común para el dolor de cuello, que requiere manipular las vertebras cervicales, es peligroso y no debe llevarse a cabo, afirman científicos.

La terapia, que requiere aplicar presión en la zona del cuello en la columna vertebral, puede causar complicaciones graves como daños en las grandes arterias que pueden conducir a un evento cerebrovascular, agregan.

La manipulación vertebral puede tener consecuencias
graves como daños en arterias que abastecen al cerebro.
Según la investigación, publicada en BMJ (Revista Médica Británica) el procedimiento es "innecesario y desaconsejable". 

La manipulación vertebral es una técnica utilizada por fisioterapeutas, osteópatas y quiroprácticos para tratar el dolor de cuello y espalda y otros trastornos musculoesqueléticos. Cuando el procedimiento se centra en la zona del cuello, para manipular las vértebras cervicales, requiere llevar a cabo maniobras de gran velocidad para estirar, mover y manipular la parte superior de la columna para aliviar el dolor. La efectividad de este procedimiento ha dividido a la comunidad médica desde hace tiempo. Y ahora, tal como señala el doctor Neil O'Connell, del Centro para Investigación y Rehabilitación de la Universidad de Brunel, en Inglaterra, la manipulación cervical "puede tener el potencial de complicaciones neurovasculares graves".


Disección arterial
La comunidad médica está dividida sobre los
riesgos y beneficios de la manipulación cervical.
El doctor O'Connell llevó a cabo una revisión de las investigaciones publicadas sobre manipulación vertebral. Encontró que los estudios "muestran evidencia consistente de una asociación entre las lesiones neurovasculares y una exposición reciente a la manipulación cervical". Este tipo de lesiones, dicen los investigadores, incluyen disección de la arteria vertebral (el desprendimiento de la capa interna que reviste a la arteria vertebral, localizada en el cuello y que abastece de sangre al cerebro) y enfermedad cerebrovascular.


Según los investigadores, la revisión de los estudios aleatorios sobre la manipulación de cuello concluyeron que "como tratamiento, la manipulación sólo ofrece alivio moderado a corto plazo". "Y es poco probable que ofrezca beneficios a largo plazo para la gente que sufre dolor de cuello", agregan.

Los investigadores también encontraron otros ensayos recientes que sugieren que la manipulación "no es mejor que otros tratamientos" como el ejercicio. En su opinión, los riesgos de usar manipulación para el dolor de cuello superan a los beneficios. 

Los autores concluyen que "el potencial de eventos catastróficos y la clara ausencia de un beneficio único nos llevan a la inevitable conclusión de que la manipulación cervical debe ser abandonada como parte de un cuidado cauteloso para el dolor de cuello".

Pero otros expertos no están de acuerdo. En la misma revista, el profesor David Cassidy, de la Universidad de Toronto, Canadá, argumenta que la manipulación cervical "puede beneficiar a los pacientes con dolor de cuello" y no debe ser abandonada. Pero agrega que es necesario llevar a cabo más investigaciones sobre los pros y contras de ésta y otras técnicas para poder identificar los tratamientos que son seguros y efectivos. La Asociación Británica de Quiroprácticos afirma que estos especialistas "están altamente capacitados" en el cuidado de la columna. "La elección selectiva de estudios de mala calidad provoca innecesariamente alarma en los pacientes y no ayuda a que la gente que sufre dolor de cuello y de cabeza pueda elegir el tratamiento más apropiado" dice la organización.



sábado, 23 de junio de 2012

Manchas solares ¿Por qué se ven oscuras?

Las manchas solares son un  fenómeno que ocurre en la fotosfera solar y que se manifiesta en forma de regiones oscuras sobre su superficie. Son causadas por una  actividad magnética intensa que inhibe la convección por un efecto similar al de frenado por corrientes parásitas, produciendo una reducción de la temperatura en ciertas zonas de la superficie.


La temperatura aproximada en las regiones oscuras es cercana a los 4000K, mientras que el material solar que las rodea está a unos 5800K. Sin embargo, si la temperatura de la mancha está a 4000K se debería ver de un color amarillo claro, y no negro. 


Temperatura de color: representación aproximada
de la temperatura para ciertos colores. Wikipedia.

¿Por qué se ven oscuras? Justamente por eso: porque hay regiones que están a distintas temperaturas. La ley de Stefan-Boltzmann establece que la intensidad total radiada por un cuerpo negro  es proporcional a la cuarta potencia de la temperatura absoluta:
Donde:  σ = 5,67·10⁻⁸  W/m²K⁴ es la constante de Stefan-Boltzmann y Te la temperatura efectiva en Kelvins. La temperatura aproximada en las regiones oscuras es de 4000K, y los alrededores están a unos 5800K. Así, si calculamos la relación entre las intensidades emitidas por las zonas oscuras (más frías) y en las regiones brillantes (más calientes), tenemos:
Este acercamiento a la superficie del Sol muestra la
mancha solar 1429, causante de las intensas tormentas 
solares que se produjeron a principios de 2012.
De acuerdo con la ley de Stefan-Boltzmann, la intensidad en determinada zona de la mancha solar es sólo un 23% de intensiadad del material que la rodea;  dicho de otro modo, las partes brillantes tienen cuatro veces la intensidad de las regiones oscuras. Ésta es la causa de que las manchas parezcan oscuras: se ven oscuras por efecto del contraste. Es la diferencia de intensidades que calculamos lo que hace que veamos negro algo que no lo es. El cerebro percibe la luz evaluando el contexto, buscando contrastes entre un objeto y el entorno.  Sin embargo, si pudiésemos observar una mancha solar aislada de la fotosfera circundante, veríamos que efectivamente es tan blanca como la luz de una lámpara de xenón.





Fuentes:
Solar Physics - NASA
Sunspots - Galileo Project
Wikipedia



jueves, 21 de junio de 2012

¿Perder peso tomando cerveza helada?

La dieta de la cerveza fría

Anda circulando por toda la web y a través de cadenas de email una nota que asegura que es posible perder peso tan sólo con beber cerveza helada. Hagamos las cuentas y verifiquemos si tiene algo de cierto. 


Hace poco me llegó el siguiente email según el cual, según las leyes de la Termodinámica, se puede bajar de peso tan sólo con beber cerveza bien fría. Los invito a que lo leamos y luego estudiamos el caso con un poco más de profundidad.

El texto en cuestión
Totalmente científico: Por las leyes de la Termodinámica, todos sabemos que una caloría es la energía necesaria para pasar 1 gr. de agua, de 21,5º a 22,5º C. No es necesario ser ningún genio para calcular que si el hombre toma una copa de agua helada (200ml o 200g), aproximadamente a 0º, necesita 200 calorías para ponerla a 1º. Para que haya un equilibrio térmico con la temperatura corporal, serán necesarias unas 7400 calorías para que estos 200grs. de agua, alcancen los 37º de la temperatura corporal (200 g x 37ºC). Y para mantener esta temperatura, el cuerpo usa la única fuente de energía disponible: LA GORDURA CORPORAL. O sea, que precisa quemar grasas para mantener la temperatura estable. La Termodinámica, no nos deja mentir sobre esta deducción. Así, si una persona bebe una pinta de cerveza (aproximadamente 500cc)a la temperatura de 0º, pierde aproximadamente 17500 calorías (500 g x 37ºC). Ahora bien, no vamos a despreciar las calorías que tiene la pinta de cerveza, que son aproximadamente 1000 calorías para los 500grs. Si se restan estas calorías, tendremos que una persona pierde aproximadamente 16500 calorías por la ingesta de una pinta de cerveza helada. Obviamente, cuanto más helada esté la cerveza, mayor será la pérdida de calorías. Como debe estar claro para todos, esto es mucho más efectivo que, por ejemplo, andar en bicicleta o correr, con lo que solo se quemarían unas 1.000 calorías por hora. Así pues, adelgazar es terriblemente sencillo. Basta con beber cerveza bien helada, en grandes cantidades, y dejemos a la termodinámica hacer el resto.

La realidad
Seguramente, más de un aficionado a esta bebida fermentada -incluyendo a quien escribe- se habrá entusiasmado mucho y habrá pensado en mandar al demonio al nutricionista y sus galletas de arroz, tirar a la basura las dietas inútiles de las revistas, abandonar el gimnasio y echar al personal trainer, todo para suscribir a esta nueva panacea, que además de prometer quemar grasas no parece sacrificada. ¿Quién no estaría dispuesto a bajar de peso o mantener la figura con unas cuantas "birras" al día? Pero... antes de invocar a Byggvir -el dios nórdico de la cerveza- y poner a enfriar la chopera, conviene analizar las cosas a fin de no tomar decisiones apresuradas y evitar desilusionarnos con los resultados.

Es interesante lo que plantea el texto del email, pero de entrada suena falso, ¿no? ¡Bastaría con ver las panzas prominentes de algún amigo bebedor para refutarlo! Bromas aparte, hay algo de cierto y algo de mala ciencia detrás de esta particular "dieta". Vamos por partes:
 
De entrada empieza mal. Los principios de la Termodinámica, de los que hemos hablado en entradas anteriores, no son los que dan la definición de caloría. Además, la definición correcta de caloría es: la cantidad de energía calorífica necesaria para elevar un grado celsius la temperatura de un gramo de agua pura, desde 14,5°C a 15,5°C, a una presión normal de 1atm. En realidad, la caloría es una antigua unidad de medida de energía proveniente del Sistema Técnico, hoy en desuso, reemplazado por el Sistema Internacional de Unidades que emplea al Joule en la medición de energía. Sin embargo, es muy frecuente la utilización de las calorías para informar el poder energético de los alimentos. Una caloría equivale a 4,186 joules.

Otro error importante del texto es que confunde dos definiciones de caloría. La definición anterior de caloría (energía necesaria para elevar 1ºC la temperatura de 1gr de agua)  era conocida antiguamente como caloría pequeña y se denotaba en minúscula cal. Esa unidad de energía coexistía con otra, llamada caloría grande y se especificaba con mayúscula Cal. Una caloría grande equivalía a 1000 calorías pequeñas o una kilocaloría (1Cal = 1000cal = 1kcal). Esta unidad de caloría grande es la que se utilizó históricamente para medir la cantidad de energía (química) contenida en los alimentos y es la que frecuentemente usan los nutricionistas en los regímenes alimenticios. Por ello, cuando el médico habla de una dieta de 1500 calorías, se está refiriendo a calorías grandes o kilocalorías (es decir 1500Cal=1500kcal= 1.500.000 calorías pequeñas). Para el etiquetado de información nutricional de los alimentos, además de los joules, se suelen utilizar también las kilocalorías. Está tan arraigado el hecho de hablar de calorías como sinónimo de kilocalorías en alimentación que es muy difícil cambiar esa costumbre en médicos y nutricionistas. De todos modos, no es algo grave si se sabe de qué se está hablando.

Aclarados estos puntos, veamos ahora si es cierta la primera afirmación del texto acerca de bajar de peso bebiendo sólo agua fría. Pues bien, dice una media verdad. Sí, es cierto que al ingerir algo frío el cuerpo debe compensar ese desbalance térmico quemando parte de la energía que tiene almacenada a fin de aumentar la temperatura corporal.


Con un vaso de agua fría
Pensemos, primero, qué pasaría si en lugar de cerveza bebemos un vaso de agua fría. Podemos calcular el gasto de energía requerido por el cuerpo para mantener su temperatura estable si bebemos un vaso de agua de 200ml (0,2kg) tal como sale de la heladera a 5ºC, siendo la temperatura corporal de 37ºC. Para calcular por calorimetría  la energía que gasta el cuerpo en calentarse necesitamos saber: la masa del agua ingerida m=0,2kg, el calor específico del agua CA=1000cal/kgºC y diferencia de temperaturas del cuerpo y el agua ∆t=32ºC. El cuerpo consume una energía de:
No cantemos victoria todavía, ya que las 6400 calorías, sólo representan 6,4 kcal. Esto quiere decir que beber un vaso de agua fría equivale a rebajar tan sólo una aceituna. Lo único bueno es que el agua no tiene aporte calórico, por lo tanto sí hay una pequeñísima ventaja en beber agua para bajar de peso. Pero un único vaso representa una pérdida de peso ínfima. Si bajamos tan poco con un único vaso, deberíamos reparar en la imposibilidad de beber los hectolitros de agua fría necesarios para obtener beneficios apreciables en la pérdida de peso. Eso sin contar los problemas asociados a la ingesta excesiva de agua llamada hiperhidratación o intoxicación con agua, que puede llevar a una peligrosa hiponatremia.


Con una pinta de cerveza fría
Ahora sí, qué pasa con la cerveza... Pues, cuando el mail empieza a hablar de la cerveza, la cosa se pone todavía peor. En la cerveza, cerca del 5% de su volumen es etanol (alcohol etílico), el resto es prácticamente agua. Una pinta de cerveza es algo menos que medio litro (473ml). Podemos decir que, aproximadamente, 500ml de cerveza (unos 500grs) contienen 20grs de alcohol y 480grs de agua. El calor específico de la cerveza (a cálculo hecho es 984cal/kgºC) resulta muy cercano al del agua y usaremos el valor del agua en las cuentas. Entonces, bebiendo una pinta de cerveza helada a 0ºC, en el proceso de regulación térmica estaríamos quemando la siguiente cantidad de energía:
Pero, como bien dice en el texto del mail, no hay que olvidarse de las calorías que estamos ingiriendo con el etanol de la cerveza; la cerverza es un alimento y aporta sus buenas calorías. Los 500ml de una cerveza ligera (5% Vol.) contienen 20grs de etanol. El aporte calórico del alcohol es de 7 kcal/gr, por lo tanto, en 20 gramos consumimos unas 140 kcal. Es decir, medio litro de cerveza helada nos suma 140 kcal por el aporte energético del alcohol y sólo nos estaría restando 18,5 kcal por estar fría.

El saldo neto es que habremos ingerido 121,5 kcal de más y al fin y al cabo terminamos “engordando”. Esas 120 kcal extra son equivalentes a ingerir una tableta de chocolate de 25grs. Aquí se ve claramente que, muy por el contrario, en vez de recibir algún beneficio en el ahorro de calorías, estamos empeorando la situación.


En conclusión
El agua puede ayudar a producir saciedad, pero en cuanto a reducción de peso no vamos a obtener ningún beneficio apreciable con sólo tomar agua fría. Beber agua es bueno para el organismo, pero el agua en exceso puede resultar perjudicial para la salud (como ocurre con casi todo lo que se consume en exceso).

Por su parte, la cerveza además de calmar la sed es buena porque contiene antioxidantes, parece reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular y ayudar a la recuperación e hidratación de deportistas. Pero como todo... siempre en cantidades moderadas -es el abuso lo que hace daño-.

¿Se puede bajar de peso con la cerveza? Todo lo contrario. Ya mostramos que, al menos desde el punto de vista en que fue planteado, se terminaría engordando.

Para finalizar, las dietas hipocalóricas de las revistas de moda y salud prometen rápidos descensos. A largo plazo, cuando se acaba el régimen, podemos terminar recuperando los kilos bajados e inclusive ganar algunos extra (por el conocido efecto rebote). Los únicos consejos que funcionan para bajar de peso son los tienden a cambiar los malos hábitos de vida: llevar una alimentación equilibrada comiendo porciones moderadas, hacer actividad física y evitar el sedentarismo. Por supuesto, cada caso debe ser seguido de cerca por un médico y nutricionista que oriente y aconseje al paciente según su situación particular. Las soluciones mágicas o inmediatas no existen y, por lo general, el éxito en el descenso de peso requierirá de algo de esfuerzo y perseverancia de nuestra parte.

martes, 12 de junio de 2012

¿Existe el efecto placebo?


"La creencia del médico en el tratamiento y la fe del paciente en el médico ejercen un efecto que se refuerzan mutuamente, el resultado es un remedio poderoso que está casi garantizado para producir una mejora, y a veces una cura." 
Petr Skrabanek and James McCormick, Follies and Fallacies in Medicine, p. 13.

En ciertas ocasiones, un paciente que recibe tratamiento con una sustancia placebo, tendrá una mejora percibida o real de su condición médica, a este fenómeno comúnmente se llama el efecto placebo. Es decir, el efecto placebo es la capacidad curativa de una sustancia farmacológicamente inerte, que parece producir un efecto similar al que cabría esperar de una sustancia farmacológicamente activa.
Muchas veces se utiliza la frase "efecto placebo" como un término genérico para cualquier cambio positivo en la salud que no es atribuible a la medicación o el tratamiento, sin tener en cuenta que dichos cambios pueden ser debidos a muchas cosas, tales como la regresión a la media, mejoría, espontánea, reducción del estrés, un mal diagnóstico inicial, el condicionamiento clásico, etc.


En mayo de 2001, The New England Journal of Medicine publicó un artículo que ponía en duda la validez del efecto placebo. "¿Es ineficaz el efecto placebo? Un análisis de ensayos clínicos que compararon placebo con ningún tratamiento" por los investigadores daneses Asbjorn Hrobjartsson y Peter C. Gotzsche, encontraron poca evidencia de que los placebos, en general, tengan efectos clínicos significativos.


En las siguiente exposición titulada "Todo lo que siempre quiso saber sobre el efecto placebo y las pseudomedicinas" el biólogo Carlos López Borgoñoz pone en duda ciertas afirmaciones que se suelen hacer sobre el efecto placebo, aún entre los propios escépticos y en publicaciones científicas. Una charla sumamente interesante.

Encuentro de difusión del pensamiento crítico en la sociedad. Sábado 24 de marzo 2012.
Ateneu de Barcelona. ARP-SAPC http://www.escepticos.es/?q=node/884





Fuentes: