lunes, 3 de septiembre de 2012

¿Por qué la gente cree en conspiraciones? parte 1

Una mirada escéptica sobre la fascinación del público por la mala información

 por Michael Shermer


Después de una clase pública que dí en 2005, fui interpelado por un documentalista, quien al estilo Michael Moore intentaba exponer la supuesta conspiración tras los atentados de las Torres Gemelas. "¿Te refieres a la conspiración de Osama bin Laden y al Qaeda para atacar a los Estados Unidos?", le pregunté retóricamente, sabiendo qué era lo que se venía.

"Eso es lo que ellos quieren que creas”, dijo. "¿Quiénes son ellos?", le respondí. "El Gobierno", susurró, como si "ellos" nos estuvieran escuchando en ese preciso momento. "Pero acaso Osama y otros miembros de al Qaeda no dijeron que fueron ellos". Le recordé que "se enorgullecieron de que fue un triunfo glorioso".

"Oh, tu te refieres a ese video de Osama", replicó. "Eso fue un montaje hecho por la CIA y filtrado a los medios para engañarnos. Ha habido una campaña de desinformación desde el 9/11".
Imagen: Matt Collins
Las conspiraciones existen, por supuesto. Abraham Lincoln fue víctima de un asesinato, como lo fue el archiduque Franz Ferdinand, asesinado por un miembro de la sociedad secreta serbia Mano Negra. El ataque a Pearl Harbor fue una conspiración japonesa (aunque algunos piensen que Franklin Roosevelt tuvo algo que ver). El Watergate fue una conspiración (en la que Richard Nixon sí tuvo que ver). ¿Cómo establecer la diferencia entre información y desinformación?. Como dijo Kurt Cobain, el cantante de Nirvana, en una de sus canciones antes de suicidarse de un tiro en la cabeza "Que seas paranoico no significa que no estén detrás tuyo".

Sin embargo, como me dijo una vez el ayudante del ex presidente Nixon, G. Gordon Liddy (¡que de esto sabe!), el problema con las conspiraciones gubernamentales es que los burócratas son incompetentes y que la gente no sabe mantener la boca cerrada. Las conspiraciones complejas son difíciles de llevar a cabo porque es mucha la gente que quiere sus cinco minutos de fama, tanto así que ni todos los Hombres de Negro darían abasto en callar a los soplones. Por eso, cuanto más elaborada sea una teoría de conspiración y más gente aparezca involucrada, menos probabilidad hay de que sea cierta.

¿Por qué la gente cree en teorías conspirativas altamente improbables? En columnas de opinión previas he aportado respuestas parciales, (la tendencia a encontrar patrones significativos en el ruido aleatorio) y al hecho de agenticidad (la tendencia a creer que el mundo está controlado por agentes intencionales invisibles). Las teorías conspirativas conectan los puntos de sucesos aleatorios, convirtiéndolos en patrones significativos y luego infunden esos patrones con una agenda intencional. Si a esto le añadimos la propensión al sesgo de confirmación (buscar evidencias que confirmen lo que ya creemos) y al sesgo retrospectivo (que une explicaciones posteriores a los hechos con lo que ya ha ocurrido), tendremos todos los elementos de una mente conspirativa.

Ejemplos para estos procesos se pueden encontrar en el nuevo y maravilloso libro del periodista Arthur Goldwag, titulado Cultos, Conspiraciones y Sociedades Secretas (Vintage, 2009), que abarca desde la Francmasonería, los Illuminati y el Grupo Bilderberg hasta el Nuevo Orden Mundial y los helicópteros negros. "Cuando algo importante sucede, todo lo que tenga alguna relación con ello parecerá importante también. Aún el detalle más trivial parece adquirir significado", explica Goldwag, subrayando el asesinato de JFK como ejemplo. "Sabiendo lo que conocemos ahora… el archivo fílmico del Dealey Plaza del 22 de noviembre de 1963 parece repleto de todo tipo de enigmas e ironías –desde las raras expresiones en los rostros de los espectadores, instantes previos a los disparos (¿En qué estarían pensando?) hasta el juego de sombras en el fondo (¿Pudo ser aquel resplandor el reflejo del sol en el cañón de una escopeta?). Cada bulto raro, cada mancha aleatoria en la película parece sospechosa. Añade a estos factores lo que una historia bien contada puede hacer atando cabos sueltos" –pensemos en la película JFK de Oliver Stone o en el libro Ángeles y Demonios de Dan Brown, ambas obras de ficción.

¿En qué deberíamos creer? Los trascendentalistas se inclinan por creer que todo está interconectado y que todo lo que pasa ocurre por una razón. Los empiristas tienden a pensar que la aleatoriedad y la coincidencia interactúan con la red causal de nuestro mundo y que la creencia debería depender de las evidencias para cada caso en particular. El problema que enfrenta el escepticismo es que el trascendentalismo es intuitivo, mientras que el empirismo no lo es. O como el grupo de folk rock Buffalo Springfield entonó en su momento: "La paranoia golpea profundamente. A tu vida se arrastrará…"






Texto extraído de Paranoia Strikes Deep del Dr. Michael Shermer.





28 comentarios:

  1. Que triste que gente como tu este tan adoctrinada. Por eso siempre nos van a controlar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy adoctrinado en ciencia, pensamiento crítico y escepticismo. Mientras sean esos los principios que me controlen, no tengo de qué preocuparme.

      Eliminar
    2. ¿Quién? ¿cómo? ¿con que fin?

      Eliminar
  2. Les invito a leer este articulo, es de 3min y les aseguro que da una buena perspectiva de la realidad sobre la parte economica de las conspiraciones. Son reales.



    http://blogs.lainformacion.com/zoomboomcrash/2011/07/26/asi-dirige-goldman-sachs-el-planeta-tierra/

    ResponderEliminar
  3. Desgraciadamente hay quien cree que los medios de comunicación dicen la verdad,que no existe vida mas allá de la Tierra cuando lo que hemos explorado en el universo es el 0,0000000001%,que las conspiraciones no existe,los políticos dicen la verdad,todos los gobiernos miran por nuestro bien,que las sociedades secretas no existen,que todos los misterios arqueológicos del pasado están resueltos y que los cientos de miles de testigos y relatos de todo tipo mienten.¿Aún creéis en los reyes magos también?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Espejo:

      Veo que su imaginario conspiranoide ya está lo suficientemente nutrido como que encima nos agregue a nosotros a su lista. Claro que creemos en los reyes magos, sino ¿quién trae los regalos en Halloween?

      Eliminar
  4. A menudo creemos que las cosas son blancas o negras, pero olvidamos que existe una ámplia gama de grises en medio.

    ResponderEliminar
  5. Para afirmar que no existen las conspiraciones hay que estar ciego!.
    Está claro que hay muchas paranoias, pero os habéis preguntado por qué?.
    Muchas casualidades es sospechoso, ahí está la evidencia!, sistema de consumo, políticos, prensa, etc.
    Además no es tan malo que la sociedad sospeche, a lo largo de la historia se han destapado muchas conspiraciones porque alguien empezó a investigar debido a las conjeturas populares.

    No son todas las que están!, ni están todas las que son!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que pueden existir conspiradores dentro de un reducido grupo de personas. Ahora bien, las conspiraciones que pretenden un complot a gran nivel son ilógicas.

      Aquí estamos hablando de las llamadas "teorías de la conspiración" que suponen un ocultamiento y un control a gran escala.

      Por ejemplo, los que dicen que el 9/11 fue un autoatentado no tienen en cuenta la cantidad de personas que tendrían que haber participado en semejante hecho para luego guardar silencio. ¡Sería ridículo!

      Eliminar
    2. Estimado Jose,
      Primero quiero aprovechar para felicitarle por su valioso articulo de ahorradores de energia; respecto al tema en comento, me sumo a la mayoria de opiniones en el sentido de que"hay una mano que mece la cuna"
      Lo del 9/11 es un tema muy complicado y con muchas aristas, una conspiracion puede ser activa o pasiva, es decir, que se puede valer de gente que ni cuenta se da de que es utilizada para cierto fin, o sea que se puede ser parte de una conspiracion sin saberlo, por lo que no se puede afirmar con ligereza que haya habido o no conspiracion a gran escala en ese atentado y creo que hay muchas cosas aun sin explicacion, lo que si sabemos objetivamente es que el atentado fue un pretexto para iniciar una guerra por el control del petroleo y partiendo de ahi podemos objetivamente saber quienes fueron los beneficiarios finales del atentado que si los hay y creo que ahi esta la clave y la verdad de lo ocurrido de manera objetiva.
      Saludos y lo invito para que también estos temas los aborde con toda la profundidad y objetividad posible no solamente desde la simple perspectiva de la desinformacion con la que somos bombardeados los simples mortales

      Eliminar
    3. Estimado Jose,
      Primero quiero aprovechar para felicitarle por su valioso articulo de ahorradores de energia; respecto al tema en comento, me sumo a la mayoria de opiniones en el sentido de que"hay una mano que mece la cuna"
      Lo del 9/11 es un tema muy complicado y con muchas aristas, una conspiracion puede ser activa o pasiva, es decir, que se puede valer de gente que ni cuenta se da de que es utilizada para cierto fin, o sea que se puede ser parte de una conspiracion sin saberlo, por lo que no se puede afirmar con ligereza que haya habido o no conspiracion a gran escala en ese atentado y creo que hay muchas cosas aun sin explicacion, lo que si sabemos objetivamente es que el atentado fue un pretexto para iniciar una guerra por el control del petroleo y partiendo de ahi podemos objetivamente saber quienes fueron los beneficiarios finales del atentado que si los hay y creo que ahi esta la clave y la verdad de lo ocurrido de manera objetiva.
      Saludos y lo invito para que también estos temas los aborde con toda la profundidad y objetividad posible no solamente desde la simple perspectiva de la desinformacion con la que somos bombardeados los simples mortales

      Eliminar
    4. Uno no puede ser parte de una conspiración sin saberlo, por la propia definición de la palabra 'conspiración'.

      El hecho que en una explicación oficial existan detalles que aún no han sido aclarados, no invalida la explicación. El problema es que esos "huecos" que se dejan son rellenados con las ideas de cualquier trasnochado que se cree experto y que ve una trama oculta en todos lados. Así es como surgen muchas de las teorías de conspiración.

      Eliminar
  6. No estoy de acuerdo contigo, de ilógico no tiene nada, solo hay que mirar quienes son siempre los vencedores y los vencidos, y el beneficio económico siempre se lo lleva los mismos.
    Siempre es difícil poder demostrar pruebas en estos casos, "son los que tienen la paella por el mango", pero, como he dicho antes, muchas casualidades es sospechoso.

    Referente al 9/11:
    Te recuerdo que un caso similar pasó, con todo lo ridículo que lo puedas ver: 25 de enero de 1898, los E.E.U.U. hicieron explotar su propio acorazado Maine en Cuba con casi toda su tripulación, acusando a España de un atentado para así poder entrar en guerra con ellos.

    ResponderEliminar
  7. El prototipo de sabio escéptico es su fundador Pirrón de Elide, cuya renuncia a las cosas mundanas, su indiferencia y su forma de vivir causaron tal admiración entre sus conciudadanos que según cuenta Diógenes Laercio, "por su respeto se dio decreto de inmunidad a los filósofos".
    "Nada es más", este es el lema del movimiento escéptico: ninguna cosa es más, ni más cierta, ni más falsa, ni mejor, ni peor. Después tratar de hacer todo lo posible por conseguir un criterio para saber la verdad, el resultado es que ningún argumento resulta claramente definitivo para desvelar las apariencias, por tanto lo más acertado es suspender el juicio, a partir de esta decisión uno consigue liberarse de la inquietud. Esto da paso a una nueva forma de ver el mundo, de relacionarse con la realidad y romper así las ataduras dogmáticas.
    A grandes rasgos el escéptico después de examinar cuidadosamente todas las proposiciones concluye que no hay ninguna verdad que se pueda considerar definitiva, por lo que recomienda la suspensión de todo juicio. Pero la suspensión del juicio no quiere decir que haya que abandonar toda investigación, ni toda crítica.

    ResponderEliminar
  8. Por lo menos habla con un ingeniero y preguntale si es posible que un edificio caiga como lo hicieron las torres y despues hablas, de tus opiniones seudo logicas

    ResponderEliminar
  9. No soy ningún paranoico de las conspiraciones, pero tampoco creo que no existan.
    Aquí dejo un enlace sobre un documental debidamente argumentado y contrastado, que hace referencia a la manipulación biológica en transgénicos y demás productos de la cadena alimentaria, con el fatal resultado que ocasiona. El gobierno y demás administraciones, conscientemente, han ocultado y manipulado información ocasionando incluso muertes a la población.
    Después de ver el documental, agradecería las opiniones de los que dicen no existir las conspiraciones.

    http://www.youtube.com/watch?v=LdIkq6ecQGw

    ResponderEliminar
  10. Lista en la Wiki de las conspiraciones mas famosas:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Lista_de_conspiraciones_pol%C3%ADticas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que existen las conspiraciones, no estamos negando eso. Nadie negó el caso Watergate (por citar un ejemplo), de hecho, hizo que Nixon renunciara a la presidencia.

      Lo que está cuestionando el artículo son las llamadas 'teorías de conspiración' que pretenden un complot a gran escala. Por ejemplo: las Torres Gemelas cayeron por una demolición controlada, el gobierno tiene contacto con alienígenas, los Iluminattis quieren exterminar a la mitad de la población mundial, los masones controlan el mundo, etc. Este tipo de teorías de conspiración son ilógicas porque suponen un ocultamiento y un control a gran escala.

      Eliminar
    2. No voy a apoyar que existan las conspiraciones de los Iluminatis, Alienígenas, Torres Gemelas, etc. Sobre todo, porque no hay pruebas concluyentes, no porque no tenga sentido o sean ilógicas como tu dices.
      Pero no me negaras que conspiraciones como la que he adjuntado anteriormente, Monsanto y el Gobierno estadounidense no supone un control a gran escala.

      Eliminar
  11. Una cosa si que es cierta, hay mucha paranoia, pero es que, los primeros que lo han propiciado y utilizado a su conveniencia, han sido los organismos gubernamentales de países como, Estados Unidos, Reino Unido, Rusia, entre otros.
    Ya se sabe, de lo que se siembra...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tobaga:

      El documental "El mundo según Monsanto" está plagado de información sesgada o directamente falsa y pretende apelar a los sentimientos antes que a la información científica.

      Un documental o un blog (incluido este) no son la mejor forma de informarse sobre un tema tan importante como los organismos genéticamente modificados. Hay libros y publicaciones especializadas para ese fin.

      En mi humilde opinión, te puedo decir lo siguiente:

      - La manipulación genética la viene desarrollando el hombre desde el nacimiento de la agricultura hace más de 10 mil años. El primer acercamiento lo hicimos seleccionando artificialmente vegetales y animales al tanteo, por prueba y error. Más tarde, la ingeniería genética mejoró ese proceso, primero mediante la mutagénesis inducida y más tarde, agregando genes de otra especie para reproducir características deseadas que tal organismo no tenía originalmente (como la resistencia a herbicidas, resistencia a plagas, resistencia a la sequía, etc). Esos últimos son los conocidos transgénicos. Dicho sea de paso, también hay casos de transgénesis naturales, sin ayuda de la mano del hombre.

      - Los transgénicos han propiciado el aumentado el rendimiento de los cultivos, un menor uso de herbicidas (y por consiguiente menor contaminación de acuíferos), menos uso de pesticidas y la creación de alimentos mejorados que se descomponen más lentamente o que producen determinadas vitaminas. Levaduras y bacterias transgénicas producen insulina humana para tratar la diabétes, factor de coagulación, hormona de crecimiento, etc.

      - Los alimentos "naturales" y los productos orgánicos NO existen como tales. A lo largo de miles de años, el hombre ha modificado los cultivos, eligiendo las semilla de aquellos que dan el grano más firme, la fruta más dulce, las hojas más grandes, los que producen más cantidad por planta; descartando las semillas de los que producían poco, o cuya fruta era pequeña. Así, por citar un par de ejmplos, la banana que vemos hoy nada tiene que ver con el plátano silvestre de nuestros antepasados, lo mismo para la zanahoria, que la volvimos anaranjada en el siglo XVII. Con la domesticación de animales pasó algo parecido. Estos procesos largos y tediosos de selección artificial hoy se facilitan, salteando algunos pasos.

      - Así como la selección de animales y de cultivos demostró ser segura, en los más de 30 años que se usan los transgénicos no se ha demostrado ningún peligro real para la salud o el medioambiente por parte de los OGM.

      - Por otro lado, el tema Monsanto. Monsanto es una empresa de biotecnología y su fin es ganar dinero (como cualquier compañia). No es ni mejor ni peor que cualquier otra transnacional. No es mejor ni peor que Coca Cola, o que Nike, o Samsung o la que se te ocurra. Con esto no quiero decir que Monsanto sea la empresa modelo, de hecho en ciertas ocasiones ha incurrido en prácticas poco transparentes y desleales, publicidad engañosa y denuncias de soborno. Sin embargo, tampoco creo que Monsanto sea el monstruo que pintan algunos 'hecolojistas', que lanzan frases como: "quieren reducir la población mundial", "quieren que todos enfermemos de cáncer para vendernos la cura", "con sus Frankenfoods nos quieren esterilizar y producirnos enfermedades", y otra sarta de disparates jamás demostrados. También me resulta curioso que muchos tomen como blanco de la crítica anti OGM a Monsanto, como si fuese la única multinacional que produce transgénicos o herbicidas (glifosato, glufosinato) en el mundo. Raramente veo una crítica a Dow, Cargill, DuPont, Basf, Syngenta, etc. en ese sentido.

      - Mi conclusión es que el miedo irracional aparece cuando no se está bien informado. En este caso veo eso mismo. La lógica pareciera ser: "como no lo comprendo, lo aborrezco".

      Eliminar
    2. José:

      Antes que nada quiero agradecerte el tiempo y la molestia que te has tomado para argumentar la respuesta. Al mismo tiempo aprovecho también para hacer un reconocimiento del valor y utilidad que tiene este blog, tu postura escéptica-científica, equilibra y pondera la información heterodoxa, nos hace contrastar información y enriquecer en sabiduría.

      A parte de eso, quiero decirte que, no necesariamente tengo que estar de acuerdo contigo siempre. Yo me considero habitualmente bastante escéptico, pero en todos los aspectos, incluso a menudo desconfío de informaciones científicas.

      El documental de Monsanto posiblemente es tendencioso, pero acaso los medios de comunicaciones no lo son?, y los gobiernos o corporaciones?.
      Por eso mismo yo dejo una opción de que las conspiraciones puedan existir, a las evidencias pasadas me remito.

      Referente a los alimentos transgénicos estoy de acuerdo contigo.

      Un saludo

      Eliminar
    3. Esa es la idea, que podamos contrastar la información y los rumores con evidencia comprobable. La postura escéptica no es la de no creer en nada ni en nadie, sino la de analizar y razonar los argumentos y la evidencia desde una postura crítica y científica. A partir de allí uno puede formarse una idea e inclusive cambiar de opinión sobre algunos temas.

      Que las conspiraciones existen, existen. Ya dije unos comentarios antes, que no estamos negando eso. Lo que estamos cuestionando son las 'teorías de conspiración' que pretenden un complot a gran escala.

      Eliminar
    4. Has aceptado que existen las conspiraciones, pero no aceptas que puedan ser a gran escala. Si ves el siguiente documental, dime si no se considera una conspiración a gran escala:

      http://www.youtube.com/watch?v=h5xjLqKFufk

      Eliminar
  12. Os invito a ver el nuevo documental de escépticos de ETB, viene al hilo de los comentarios sobre productos transgénicos:

    http://www.youtube.com/watch?v=aqHlm-PL-6A

    ResponderEliminar
  13. A veces el escepticismo se convierte en negación y se vuelve tan agresivo como el fanatismo religioso.
    Negar los autoatentados perpretados por el poder dominante usando como escenario los EEUU es como negar el incendio del Reichstag.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy de acuerdo contigo, hay algunos escépticos que son negacionistas por defecto, pero no todos. Yo me considero escéptico, creo en lo que se puede demostrar y dejo una duda delante de las evidencias y razonamientos coherentes, incluso algunas teorías.
      Referente a los atentados del 11S, también creo que algo oscuro puede haber, pero como no existen pruebas, solamente conjeturas, no se puede afirmar categóricamente que haya ocurrido como podamos pensar o sospechar incluso.
      Una cosa si que está clara, hay que tomar un "metro" para medir la cantidad de sandeces y bulos que corren por la red y a falta de algo mejor, me quedo con lo mas lógico, las pruebas y la ciencia.

      Eliminar
  14. En realidad es al revés: afirmar, sin dejar el más mínimo resquicio de duda, que se trató de un autoatentado, sin mayor evidencia que un montón de especulaciones, suposiciones y correlatividades circunstanciales, es el verdadero fanatismo religioso.

    ResponderEliminar