jueves, 16 de agosto de 2012

¿Este aparato cura o es un fraude?

¿Cómo saber si un dispositivo médico está a la altura de las afirmaciones que hace?

Bob McCoy, curador del Museo de los Dispositivos Médicos Cuestionables, ofrece consejos en su libro Quack! Tales of Medical Fraud. (¡Quack! Cuentos de Fraudes Médicos) sobre cómo detectar un dispositivo médico fraudulento.




Deberías sospechar si:
  1. Dice que usa energías poco conocidas o que son indetectables por los científicos.
  2. Puede diagnosticar o curar personas que viven a kilómetros de distancia.
  3. Tiene un nombre complicado pero que suena muy científico.
  4. Fue inventado por un "famoso" médico que en realidad no es conocido por nadie.
  5. Cuenta con luces brillantes que no sirven para ningún propósito aparente.
  6. Tiene botones y diales que no sirven para ningún propósito práctico.
  7. Te agita, sacude, enrolla, succiona, golpea, o calienta tu cuerpo.
  8. Supuestamente, puede curar casi cualquier cosa.
  9. Está disponible sólo a través del correo o en puntos de venta especiales.
  10. No se los puede encontrar en los consultorios de médicos serios.
  11. El fabricante no está exactamente seguro de cómo o por qué funciona.
  12. Para obtener resultados, el paciente debe colocarse mirando hacia una determinada dirección o utilizar el dispositivo sólo en algún horario inusual.
  13. Se supone que hay que usarlo, aunque no tengas ningún problema.
  14. No ha sido aprobado por la FDA.

1 comentario:

  1. 7. Te agita, sacude, enrolla, succiona, golpea, o calienta tu cuerpo.

    En esta categoria entran los ultrasonidos, plataformas vibratorias y sillones de masajes...entre otros.

    Falta poner si da descargas eléctricas, pero los electroestimuladores funcionan bién.

    ResponderEliminar