domingo, 1 de julio de 2012

Efecto Nibiru: ya tenemos dos soles

¿Nibiru hizo su aparición en el cielo?

El pasado 28 de junio el diario argentino El Intransigente sorprendía con esta impactante noticia Efecto Nibiru 2012: ¿Ya son visibles dos soles en el cielo?. En la misma, hace referencia a ciertas fotos y videos que circulan por internet en las cuales se puede observar al Sol acompañado por un objeto luminoso desconocido a su lado e intentan buscarle cierta explicación lógica. 

El video con las pruebas "irrefutables" de la existencia de Nibiru.



Ni-biru ni que ocho cuartos
La noticia comienza haciendo referencia a lo que muchos ya especularon antes: que se trataría de un nuevo planeta llamado Nibiru o Planeta X, desconocido por los astrónomos, pero que supuestamente sí habría sido identificado por los antiguos sumerios. Tampoco faltaron los comentarios apocalípticos que afirman que los mayas profetizaron que el próximo 23 de diciembre de 2012 se acabará el mundo cuando haga su aparición este nuevo planeta conocido por ellos como Ajenjo. Según creen pasaría tan cerca de la Tierra que la despazaría de su órbita y algunos hasta se atreven a decir que chocará con nosotros. Para completar un párrafo de chifladuras, agregan la hipótesis de los antiguos astronautas de Sitchin: este planeta Nibiru sería el lugar de origen de los Annunaki, que en la antigüedad intervinieron con los seres humanos brindándonos sus conocimientos y tecnología.  En realidad, no hay ninguna prueba de la existencia de un planeta gigante desconocido orbitando nuestro Sol. Ya veremos qué dicen los teóricos del fin del mundo el día después, el 24/12/2012, cuando se demuestre que estaban equivocados (una vez más). 


Super-no-va a ser

 La gigante roja Alpha Orionis (Betelgeuse)
fotografiada por el telescopio Hubble.  Wikipedia.
En la misma nota se intenta poner algo de cordura a los disparates dichos con anterioridad, pero la termina embarrando aún más. Habla de un supuesto informe según el cual la NASA explica que esa extraña luz se trataría de la estrella Betelgeuse, una gigante roja que explotó hace 590 años y que la luz de esa supernova ha alcanzado nuestro planeta en el corriente año. Nada más lejos de la realidad. Dicho informe de la  NASA  no existe (y mucho menos aún las conclusiones que de él sacan). Posiblemente se basaron en una hipótesis del astrónomo Brad Carter, de la Universidad de Southern Queensland, Australia y que luego fue distorsionada por los fanáticos del fin del mundo. De sus investigaciones, Carter concluye que Betelgeuse, está viviendo sus últimos momentos y prevé que estalle en una supernova próximamente. Muchos expertos han salido a desmentir la idea de que ésto ocurra a la brevedad. Si bien la actividad de Betelgeuse es baja, no hay nada que permita afirmar que vaya a explotar en el corto plazo, ni mucho menos en el corriente año.  El astrónomo Phil Plait, ha asegurado que la distancia que la separa de la Tierra es tan grande, más de 600 años luz, que la explosión apenas se notaría. John Millis, profesor de física y astronomía en la Anderson University de Indiana, agrega:  "Debido a que la luminosidad aparente (cantidad de energía efectiva que llega a la Tierra por segundo) disminuye con el cuadrado de la distancia, si nuestro Sol estuviese diez veces más lejos de nosotros, su luminosidad aparente sería 100 veces menor. Así que, dados los 600 años luz de distancia de Betelgeuse (40 millones de veces más lejos de nosotros que nuestro Sol), la luminosidad máxima aparente de la explosión de la supernova será más o menos 0,00006% de la luminosidad aparente de nuestro Sol. Está claro que es un porcentaje tan pequeño que el flujo adicional tendrá un efecto nulo en nuestro planeta." Los astrónomos sostienen que la edad aproximada de Betelgeuse es de unos 10 millones de años, y que si bien está en el final de su vida, todavía le podrían quedar entre 1000 a 10000 años más de vida. Dicho esto, podemos descartar a la estrella Betelgeuse como responsable de ese extraño fenómeno reportado en los cielos de todo el mundo.


Cristales de hielo
Fotografía de un parhelio en Fargo, Dakota del Norte.  Wikipedia.
Al final de la nota hipotetizan con otra explicación más mundana. Aseguran que el fenómeno atmosférico conocido como parhelio,  producido por la refracción de la luz solar en los cristales de hielo de las nubes, es una posible explicación para lo que se ve en distintas imágenes y videos que circulan por internet. Lo que no tuvieron en cuenta al redactar la nota es que si se tratase de un parhelio se deberían ver dos puntos brillantes en el cielo, uno a cada lado del Sol, separados en un ángulo de 22º junto con el típico halo primario, aunque en ciertas ocasiones también podría formarse un halo secundario a una distancia de 46º del Sol. Esta descripción no es lo que se ve en las fotos y filmaciones, por lo tanto, descartamos un parhelio.




Efecto óptico
Y entonces, si todas las hipótesis del diario son incorrectas, ¿cuál es la respuesta? Esos círculos de colores que se observan en las fotos y filmaciones no se deben a la presencia de  ningún objeto en los cielos, ni de fenómenos naturales (¡mucho menos de fenómenos sobreaturales!). En realidad, los puntos brillantes que se ven en las fotos se deben a un efecto óptico conocido en fotografía como destello de la lente (lens flare). Es una aberración óptica debida a la difusión de la luz dentro del objetivo, que se traduce en menor contraste de la imagen obtenida. Ocurre porque la luz es  reflejada entre las dos lentes de la cámara y  dispersada debido a la falta de homogeneidad de materiales del cristal. Se manifiesta introduciendo artefactos visibles (los puntos luminosos), y una neblina a través de la imagen que lava los colores y reduce su saturación.  


Conclusión

Así que, ya saben. Del supuesto Nibiru ni noticias. ¿Una supernova? Parece que Betelgeuse todavía seguirá entre nosotros un buen tiempo. ¿Veremos un segundo Sol?  Claro que no. En la estimación dada anteriormente, la explosión de Betelgeuse no podría rivalizar en brillo ni con el planeta Venus. La posible explicación mediante fenómenos atmosféricos no concuerdan con lo observado en las imágenes. La explicación viene por el lado de la fotografía y el efecto de la luz directa de un objeto muy brillante (como el Sol, por ejemplo) en el sistema óptico de las cámaras. Nada más que eso. Explicación simple y lógica si se tiene en cuenta que el supuesto planeta, la esquiva supernova, o el presunto parhelio, sólo se dejan ver a través del objetivo de una cámara y nunca al observar el cielo a simple vista.









Más Información:
Discovery News "DON'T PANIC! Betelgeuse Won't Explode in 2012"
La mentira está ahí fuera - "Betelgeuse y 2012"
Discover Magazine - "Is Betelgeuse about to blow?"
Nasa Answers
about.com/space - "Will Betelgeuse go supernova in 2012?"















4 comentarios:

  1. parece que tu eres muy inteligente.::: bueno y en los videos sucede igual que enlas fotos
    tambien es en lensflare???????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me considero más inteligente que una persona promedio. Simplemente trato de observar en forma crítica lo que se afirma y si resulta que es una barbaridad, hay que refutarlo, apoyándose en fuentes de información más confiables.

      Sí, tanto en las cámaras de video como en las de fotos ocurre ese efecto.

      Eliminar
  2. José, estoy de acuerdo en que todo eso que comentas.
    No obstante he de informar que Nibiru existe, aunque otra cosa es saber de que tipo de cuerpo celeste se trata; estrella, planeta, cometa...
    En la antigüedad están bien referenciados sus avistamientos, auque se han dicho demasiadas burradas al respecto de estos temas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Podrías decirme de qué journal de astronomía sacaste esa información?

      ¿Cómo sabes que existe algo sin siquiera saber de qué se trata?

      Para los antiguos babilonios, el planeta Nibiru estaba relacionado con el dios Marduk. Nibiru significa "lugar de transición" y en muchos textos babilonios se identifica con el planeta Júpiter, aunque en la tablilla 5 de la Enûma Elish se lo asocia con la Estrella Polar, que también se conocía como Thuban.

      La existencia del planeta Nibiru fue imaginada por Zecharia Sitchin, basándose en la idea de que las civilizaciones antiguas habrían obtenido sus conocimientos y su desarrollo gracias a hipotéticos contactos con extraterrestres. Sin embargo, esta descripción es considerada inverosímil por científicos.

      Eliminar