domingo, 24 de junio de 2012

El riesgo de los tratamientos quiroprácticos para el dolor de cuello

Un tratamiento quiropráctico común para el dolor de cuello, que requiere manipular las vertebras cervicales, es peligroso y no debe llevarse a cabo, afirman científicos.

La terapia, que requiere aplicar presión en la zona del cuello en la columna vertebral, puede causar complicaciones graves como daños en las grandes arterias que pueden conducir a un evento cerebrovascular, agregan.

La manipulación vertebral puede tener consecuencias
graves como daños en arterias que abastecen al cerebro.
Según la investigación, publicada en BMJ (Revista Médica Británica) el procedimiento es "innecesario y desaconsejable". 

La manipulación vertebral es una técnica utilizada por fisioterapeutas, osteópatas y quiroprácticos para tratar el dolor de cuello y espalda y otros trastornos musculoesqueléticos. Cuando el procedimiento se centra en la zona del cuello, para manipular las vértebras cervicales, requiere llevar a cabo maniobras de gran velocidad para estirar, mover y manipular la parte superior de la columna para aliviar el dolor. La efectividad de este procedimiento ha dividido a la comunidad médica desde hace tiempo. Y ahora, tal como señala el doctor Neil O'Connell, del Centro para Investigación y Rehabilitación de la Universidad de Brunel, en Inglaterra, la manipulación cervical "puede tener el potencial de complicaciones neurovasculares graves".


Disección arterial
La comunidad médica está dividida sobre los
riesgos y beneficios de la manipulación cervical.
El doctor O'Connell llevó a cabo una revisión de las investigaciones publicadas sobre manipulación vertebral. Encontró que los estudios "muestran evidencia consistente de una asociación entre las lesiones neurovasculares y una exposición reciente a la manipulación cervical". Este tipo de lesiones, dicen los investigadores, incluyen disección de la arteria vertebral (el desprendimiento de la capa interna que reviste a la arteria vertebral, localizada en el cuello y que abastece de sangre al cerebro) y enfermedad cerebrovascular.


Según los investigadores, la revisión de los estudios aleatorios sobre la manipulación de cuello concluyeron que "como tratamiento, la manipulación sólo ofrece alivio moderado a corto plazo". "Y es poco probable que ofrezca beneficios a largo plazo para la gente que sufre dolor de cuello", agregan.

Los investigadores también encontraron otros ensayos recientes que sugieren que la manipulación "no es mejor que otros tratamientos" como el ejercicio. En su opinión, los riesgos de usar manipulación para el dolor de cuello superan a los beneficios. 

Los autores concluyen que "el potencial de eventos catastróficos y la clara ausencia de un beneficio único nos llevan a la inevitable conclusión de que la manipulación cervical debe ser abandonada como parte de un cuidado cauteloso para el dolor de cuello".

Pero otros expertos no están de acuerdo. En la misma revista, el profesor David Cassidy, de la Universidad de Toronto, Canadá, argumenta que la manipulación cervical "puede beneficiar a los pacientes con dolor de cuello" y no debe ser abandonada. Pero agrega que es necesario llevar a cabo más investigaciones sobre los pros y contras de ésta y otras técnicas para poder identificar los tratamientos que son seguros y efectivos. La Asociación Británica de Quiroprácticos afirma que estos especialistas "están altamente capacitados" en el cuidado de la columna. "La elección selectiva de estudios de mala calidad provoca innecesariamente alarma en los pacientes y no ayuda a que la gente que sufre dolor de cuello y de cabeza pueda elegir el tratamiento más apropiado" dice la organización.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada