sábado, 19 de mayo de 2012

El fantasma del hospital y el pensamiento mágico


El fraude del fantasma del HECA

Desde hace unos días que se habla mucho de una foto donde aparece un supuesto fantasma en el Hospital de Emergencias de Rosario.


La fotografía de la polémica la había tomado un trabajador del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA) de Rosario, de noche en los pasillos del centro de salud. El hombre dijo haber querido retratar con su celular a una silla de ruedas que se movía sola. Cuando revisó con detenimiento la foto se encontró con la imagen espectral de una mujer:  “Estábamos con un amigo y vimos una silla de ruedas que se movía. Entonces decidimos sacarle una foto y ahí se vio el fantasma; es posta, sacamos y salió eso”, contó Martín, uno de los protagonistas.
  

El "fantasma de HECA" esperando a ser atendido en los pasillos del Hospital. 



Si ya de por sí suena ridículo que un fantasma ande deambulando por los pasillos de un hospital público y que encima lo tenga que hacer en una silla de ruedas, más ridículo aún es que los noticieros y diarios le den cabida a "noticias" como estas.



La fotografía del fantasma es un muy poco elaborado fake. La imagen del supuesto fantasma es una copia digitalizada de una foto tomada el 10 de agosto de 1991 cuando miembros de Ghost Research Society, llevaron a cabo una investigación en el cementerio de Chicago. 



Girl on the Gravestone.
La fotografía original.
Esta fotografía, llamada "Girl on the Gravestone" (La chica sobre la lápida), apareció tanto en el Chicago Sun-Times y el National Examiner.  Fue tomada durante una investigación en el cementerio de Bachelors Grove de Chicago, el 10 de agosto de 1991, con un grupo de miembros de la Ghost Research Society.  La imagen es una foto ampliada de infrarrojos en blanco y negro, tomada en un área en la que integrantes del grupo notaron algo inusual con los equipos que utilizaban.  Muestra a una mujer joven sentada en una tumba con partes de su cuerpo inferior y superior semitransparentes.  El vestido que lleva es anticuado para esa fecha.  Fue tomada por el miembro Jude Huff-Felz.


Como se ve, se trata de la misma figura de la foto que fue recortada con un programa de edición fotográfica y luego sobrepuesta a una imagen del pasillo del hospital. También se descubrió que la imagen fue editada con una aplicación de celular llamada GhostCAM, que permite colocar fantasmas en fotos que uno toma con el dispositivo móvil.




Con esto no estamos diciendo que la foto original sea una verdadera manifestación de un fantasma, lo más probable es que le hayan sacado una foto a una mujer que estaba visitando el cementerio (en el caso que haya sido obtenida honestamente) o que directamente se trate de un fraude. De todos modos, hasta el día de la fecha, la evidencia en favor de lo paranormal es nula .


En determinadas ocasiones, la evidencia en contra, puede terminar siendo considerada como favorable por las personas proclives al pensamiento mágico. Así, algo que parece atentar contra su argumento inicial, termina siendo usado por ellos mismos como confirmación. Pocos son capaces de aceptar el desenmascaramiento del fraude como evidencia en contra de las presencias fantasmales, por el contrario, hay quienes lo tomarán como una confirmación de sus ideas iniciales: la aparición de un espíritu. Tanto es así, que ayer le mostraba las fotos a modo de refutación a una persona que suele creerse cuanta historia paranormal, teoría conspirativa o terapia alternativa le presenten, siempre que sea lo suficientemente inverosímil (cuanto más peleada esté con la realidad, mejor le cae). Su respuesta me dejó anonadado y me demostró que verdaderamente hay personas que viven en un universo paralelo, en un mundo de fantasía. Uno, por lo general, tiene preparadas ciertas réplicas para adelantarse a algún posible argumento falaz en ese sentido, y a veces es conveniente hacer el ejercicio mental de ponerse en el lugar del magufo para prevenir algunas afirmaciones sin sentido sobre el asunto, pero aún así uno no puede predecir con qué le saldrán la próxima vez o hasta dónde llega el nivel de desconexión de esta gente con el mundo real. Pues bien, este conocido amante de lo halternatibo se despachó con el siguiente "razonamiento semicircular", que palabras más, palabras menos decía así:
..."Las entidades (a él le encanta usar esa palabra en lugar de espíritu o fantasma) tienen libertad de acción, pueden aparecer y desaparecer donde y cómo quieran y además son atemporales"...
..."es un alma en pena que dejó plasmada su energía en el lugar donde murió"...
..."esa energía vibratoria puede transmutarse en otra forma de energía universal"...
..."tranquilamente la entidad pudo mudarse de un cementerio de Chicago a un hospital de Rosario"... 
..."por la forma de vestir deduzco que la imagen de la foto parece ser la de una mujer de la década del '30"... 
..."y ¿cómo era conocida la ciudad de Rosario en la década del '30?"...
..."a Rosario le decían la Chicago argentina..."
... "No sé si ves la conexión... El círculo se va cerrando"...

Mientras tanto, yo, sin emitir una sola palabra,  lo señalaba con un dedo imaginario y en mi mente repetía la frase de Homero Simpson: "Mira Bart, este es un loquito".








Fuentes:
Notiexpress
Blogs TN

No hay comentarios:

Publicar un comentario