lunes, 16 de abril de 2012

La astrología desenmascarada por James Randi

James Randi desmonta uno de los más viejos engaños: 
la astrología.




Aún en nuestros días, hay personas que siguen buscando las respuestas a su futuro en las "artes adivinatorias". Estas disciplinas, practicadas en la mayoría de los países, son llevadas a cabo por personas que dicen poseer un conocimiento superior, que está más allás de la Ciencia. Dicen, además, que son capaces de interpretar los destinos de las personas.  A través de consultas personales o a distancia,  profetizan el futuro de aquellos que así se los requieran. Casi siempre apoyan su trabajo en algún sortilegio tal como la cartomancia, astrología,  tarot, runas, borra de café, quiromancia, etc.,  que parecen dotar al vidente de mayor autoridad. El límite legal entre la libertad de creencia y el engaño  se vuelve difuso. Son muchas las ocasiones en las que  estas pitonisas modernas, jugando con la credulidad de las personas, han cometido estafas de importancia. Mientras que algunas, como la astrología, puedan tener un parecido superficial con la ciencia, o intenten disfrazarse de ciencia como, en la numerología, el consenso científico considera que las artes adivinatorias no son más que supersticiones y creencias pseudocientíficas.


Esta vez, James Randi hace una demostración de cómo funcionan estos engaños poniendo como ejemplo a la astrología, pero el mecanismo es el mismo para cualquier otra mancia. Después de ver el video, uno puede comprender cómo es que estas disciplinas, creadas hace varios siglos, siguen engañando a tanta gente aún hoy en día.  


El video es ideal para mostrárselo a esa tía que se compra todos los libros de Horangel,  o para aquella vecina que tiene por ídola a Ludovica, o ese el amigo que entierra las moneditas de Hugo Bonito cada Luna llena...  seguramente no dejarán de creer, pero al menos les sembrará alguna duda.



No hay comentarios:

Publicar un comentario