jueves, 12 de enero de 2012

¿Qué tan manipulables somos?

El peligroso monóxido de dihidrógeno (MODH ó DHMO)





En la industria química también se conoce a esta peligrosa sustancia por sus nombres alternativos: óxido de hidrógeno, hidróxido de hidrógeno, ácido hídrico, monóxido de dihidrógeno, óxido de dihidrógeno, R-718, dihidruro de oxígeno, ácido hidróxico, Hidróxido de hidronio.

Este es un llamado oficial a PROHIBIR el monóxido de dihidrógeno en todas sus formas, también conocido como la sustancia asesina invisible.




Para su información, el monóxido de dihidrógeno (MODH) mata a miles de personas cada año. La mayoría de las muertes ocurren por inhalación accidental de MODH en su forma líquida, pero los peligros de esta sustancia no se limitan sólo a eso. La exposición prolongada a su forma sólida causa daño en los tejidos, mientras que contacto con su forma gaseosa produce horribles quemaduras. 







El uso de MODH está muy extendido. Para aquellos que consumen la sustancia, se vuelven altamente dependientes, al tal punto que la privación de MODH causa la muerte. 



El MODH puede ser un peligro ambiental: es el mayor componente de la lluvia ácida, contribuye al efecto invernadero, produce erosión de paisajes naturales y acelera la corrosión de los metales. Se encuentra disperso en ríos, lagos y reservas subterráneas, por lo que la contaminación con MODH tiene proporciones epidémicas.






A pesar de sus peligros, el MODH se usa con frecuencia como solvente industrial, como retardador de fuegos, en plantas nucleares y aunque sea difícil creerlo, en productos alimenticios. 





Numerosas compañías desechan junto con sus residuos al monóxido de dihidrógeno en ríos y océanos y nada puede hacerse para detenerlas ya que esta práctica es legal. 





Desagüe emitiendo grandes cantidades de mOdH.


¡DETENGAMOS EL HORROR!

El gobierno y las Naciones Unidas se han negado a prohibir la producción, distribución o uso de este compuesto químico debido a su 'importancia económica'. 


La Marina Estadounidense y otras organizaciones militares se han vuelto muy dependientes de esta sustancia por varios propósitos. Las instalaciones militares reciben toneladas de MODH a través de sofisticadas redes de distribución  subterráneas ocultas. También es almacenada en grandes cantidades para emergencias militares. 




Entre las terribles consecuencias de su amplio uso podemos enumerar:

1.  Puede causar sudoración excesiva y vómitos. 

2.  Es un componente de la lluvia ácida. 

3.  En estado gaseoso puede causar serias quemaduras. 

4.  La inhalación accidental puede ser mortal. 

5.  Contribuye a la erosión. 

6.  Disminuye la efectividad de los frenos en los automóviles. 

7.  Ha sido encontrado en tumores de cáncer terminal. 

8.  Luego de el lavado de los alimentos, la contaminacion por monoxido de dihidrogeno sigue presente.

9.  Es responsable de la corrosión de los metales y el debilitamiento de estructuras.

10. Si se ingiere una cantidad superior a la dosis letal 50 (LD50) puede provocar la muerte de personas. ¡Y esta sustancia abunda a nuestro alrededor!

11. Puede causar fallas eléctricas.

12. Muy usado en plantas de energía nuclear.


13. Se han encontrado cantidades considerables de esta sustancia en muestras tomadas de la Antártida y del ártico.


13. Se usa como retardante del fuego.


14. Se usa como refrigerante.


15. Es usado indiscriminadamente como aditivo por la industria alimentaria en las fabricación de "comidas chatarras". También es muy usado por las cadenas de "comidas rápidas".




¡PERO AUN NO ES TARDE!


Tu puedes ayudar. Actúa AHORA para prevenir más contaminación.
Escribe una carta a tus representantes políticos.
Inicia y firma una petición. Manda correos.
Informa a tus amigos acerca de estos peligros.
Lo que no hagas PUEDE dañarte y a cada individuo alrededor del mundo.


¡Actúa YA!










No... no me volví tan loco como para tomarme en serio una cadena de internet. Antes de alarmar a algún incauto paso a explicar:


El término "Monóxido de dihidrógeno" puede sonar peligroso para las personas con un conocimiento limitado de química o para aquellos que prefieren "ideal" de vida libre de químicos  (o quimiofobia). En general es de uso común el término "monóxido" para referirse al gas altamente tóxico "monóxido de carbono".

En cambio, el monóxido de dihidrógeno (mOdH) es un oscuro nombre dado al agua, que se ha empleado en bromas de internet, en ocasiones como una manera de mostrar la ignorancia en materias científicas o para criticar el excesivo alarmismo de ciertas campañas a favor de la seguridad o el medio ambiente.

La falsa noticia consiste en un listado estrictamente negativo de los efectos del agua, como la erosión o la muerte por ahogo, atribuidos al «monóxido de dihidrógeno», y la consiguiente petición a los individuos para que ayuden a controlar esa peligrosa sustancia.

Este hoax fue creado, aparentemente, por Eric Lechner, Lars Norpchen y Matthew Kaufman (compañeros en la Universidad de California en Santa Cruz, en 1989, revisado por Craig Jackson en 1994, y llamó mucho la atención pública en 1997, cuando Nathan Zohner, un estudiante de 14 años, reunió peticiones para prohibir el mOdH, como un proyecto de una «feria de ciencias», al que tituló: How gullible are we?  (‘¿Cuán crédulos somos?’).



Cartel de peligro expuesto en una fuente pública en Louisville, Kentucky, para evitar que la gente se bañe.
"Peligro. El agua contiene altos niveles de hidrógeno. Manténgase alejado" 



También lo hicieron Penn & Teller en su programa Bullshit! con resultados sorprendentes: 

Penn and Teller convencen a un grupo de hippies de firmar una petición para prohibir el agua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario