miércoles, 21 de diciembre de 2011

Antenas, celulares y radiación

¿Afectan la salud la telefonía móvil, el wifi, el horno de microondas y las líneas de alta tensión?

Muchos sitios de Internet están dedicados a difundir mitos y supuestos peligros que acarrean las antenas de telefonía celular y las líneas de alta tensión. ¿Tienen algo de cierto?


Introducción
Con frecuencia, la prensa escrita o los noticieros se hacen eco de reclamos de vecinos alarmados por los posibles riesgos que podría producir la instalación de una antena en la proximidad de sus domicilios. 

Ciertamente, la preocupación general no radica en la posibilidad de que la pesada estructura caiga y provoque daños materiales o cueste alguna vida, sino en un hipotético enemigo invisible: la "temible" radiación electromagnética.


La desinformación sobre este asunto, ya sea por mero desconocimiento o por interés económico o político, trae como consecuencia el alarmismo y la indignación de la gente, llegando a los extremos de impedir su instalación o directamente querer tirar abajo las antenas.

Este alarmismo proviene de una profunda ignorancia sobre el tema, en especial de algunos medios de comunicación (ejemplo 1ejemplo 2ejemplo 3) y de sitios web ecologistas (ejemplo).

También, existen los que difunden información falsa o incompleta para beneficio propio. Hay quienes promueven términos pseudocientíficos, inventados por ellos mismos como: electropolución o electrosmog, a modo de estrategia de marketing para infundir temor a lo desconocido. Conveniente, son ellos mismo quienes luego pretenden vendernos productos que, casualmente, aseguran contrarrestar esos supuestos "peligros" (ejemplo 1ejemplo 2, ejemplo 3). O sea, fabrican la demanda a través del miedo y luego venden una falsa solución en base a productos inútiles o pseudocientíficos (escudos personales, cortinas apantallantes, pinturas contra campos electromagnéticos, protectores contra ondas del móvil, medición de campos y asesoramiento, etc.). 

Del mismo modo, otros inventan falsas patologías como el estrés electromagnético o la hipersensibilidad electromagnética, sólo basta con dejar que el efecto nocebo haga su trabajo.

Internet y las redes sociales no son la excepción. Ejemplos de ello son los siguientes vídeos virales. El primer vídeo mostraba que es posible cocinar un huevo con el celular y ha preocupado a muchas personas. El vídeo, que pretendía ser una broma, recorrió el mundo y fue tema de noticieros y periódicos. Aunque más tarde fuera desacreditado, aún hoy hay personas que creen en el bulo: "...si el móvil puede cocinar un huevo, seguro me freirá el cerebro" .


Algo parecido ocurrió con otro falso vídeo sobre de cómo hacer palomitas de maíz con el móvil. 



Preguntas frecuentes
Pasemos, ahora, a  aclarar algunas preguntas frecuentes sobre este asunto de las antenas, los celulares, las líneas de alta tensión, los microondas, el wifi y su posible relación con la salud humana. 

¿Qué diferencias hay entre las distintas ondas y radiaciones?
Hay ondas de muchos tipos, como las del sonido que provoca una guitarra y se transmiten por el aire, o las que se ven en la superficie del mar, se llaman ondas mecánicas y son ondas materiales, porque sólo se propagan por un medio material. Las ondas o radiaciones electromagnéticas no son materiales y pueden existir en el vacío, por eso nos llega la luz del sol y de las estrellas. También existen otras radiaciones que no son ondas electromagnéticas, como algunas emisiones radiactivas que están formadas por partículas materiales.

¿Qué es la frecuencia de una radiación?
Podemos decir que la unidad de radiación electromagnética es el fotón. Y los fotones de distintos tipos de ondas se diferencian por su frecuencia; la de los fotones UVA es mayor que la de los fotones de infrarrojos, y menor que la de los rayos X. La que emiten las antenas y terminales de telefonía móvil es de 900 MHz (megahercios) o de 1.800 MHz. Mayor frecuencia implica mayor energía. Por eso un fotón de rayos X es cinco mil veces más energético que uno de luz visible y diez mil millones de veces más que los que emiten los teléfonos móviles.

¿Qué es la intensidad de una radiación?
La intensidad de una radiación, o la cantidad de fotones que lleva asociada, también es muy importante. Aunque la frecuencia de las microondas de un horno y las de un teléfono móvil es parecida, la intensidad de la radiación que emite el horno es unas cinco mil veces mayor que la del teléfono.

¿Qué diferencias hay entre radiaciones ionizantes y no ionizantes?
Nuestro mundo está lleno de ondas electromagnéticas. Unas pocas son visibles y se manifiestan en los colores de las cosas. Otras las podemos sentir en forma de calor (las infrarrojas), o detectar con aparatos (las de radio, telefonía, radar o TV). Las ondas capaces de romper moléculas (rayos X, gamma) se llaman ionizantes, mientras que las no logran hacerlo se denominan no ionizantes (ondas de radio, microondas, infrarrojo, visible y ultravioleta). Algunas radiaciones no ionizantes pueden aumentar los movimientos de las moléculas, lo que se traduce en calentamiento. Los hornos de microondas se basan en esa propiedad.

¿Es peligrosa la radiación electromagnética?
El peligro siempre depende del tipo de radiación y de la dosis. Son peligrosas las radiaciones que pueden romper las moléculas del cuerpo. Si eso, por ejemplo, sucediera con nuestro ADN podría ocasionarse un cáncer. Es importante saber que aunque un solo fotón de rayos X pueda romper una molécula de ADN, miles y miles de fotones de luz visible no pueden conseguirlo. Para comprenderlo podemos pensar en la cantidad de energía necesaria para lanzar una piedra al otro lado del Atlántico. Aunque miles de personas se coordinasen para lanzar sus piedras, ninguna de ellas alcanzaría la otra orilla del océano. El segundo factor a tener en cuenta es el de la dosis, que depende de la intensidad de la radiación y del tiempo de exposición a ella. A diario estamos expuestos a fuentes naturales de radiación (incluidas algunas radiaciones ionizantes) en dosis que no son peligrosas para la salud. Las grandes intensidades, desde luego, implican mayor riesgo. Todos lo hemos visto en nuestra exposición al sol.´

¿Cuáles son los efectos de las microondas sobre los seres vivos?
Hay miles de estudios sobre los efectos biológicos de las radiaciones. Aunque algunos demuestran que la exposición a elevadas dosis de radiación de radio y microondas puede ser peligrosa, existe un umbral de exposición por debajo del cual no se detectan efectos perjudiciales. Este fenómeno de la exposición umbral es bien conocido, y explica que podamos exponernos a dosis pequeñas de rayos X (unas pocas radiografías al año) sin que los riesgos para la salud sean mayores que los posibles beneficios. Algunos experimentos aislados han detectado efectos biológicos a exposiciones por debajo de los niveles considerados seguros, especialmente sobre el funcionamiento del sistema nervioso. Sin embargo, los comités de científicos que analizan el conjunto de todos los experimentos realizados siguen concluyendo que estos efectos no suponen un riesgo para la salud.

¿Pueden las antenas alterar el sueño o provocar dolores de cabeza?
Existen algunos estudios que relacionan el uso intensivo de teléfonos móviles con la aparición de dolores de cabeza, pero estos resultados no se han podido contrastar y se desconoce el mecanismo que podría provocarlos. Por lo que respecta a las antenas no existe ninguna evidencia de que puedan alterar el sueño o provocar dolores de cabeza, lo que era previsible dado que las dosis de radiación que recibimos de ellas son mucho menores. Algunos especialistas han señalado que la auténtica causa de algún trastorno de ese tipo podría ser el estrés ante una sensación de riesgo que, en cualquier caso, no se corresponde con la evidencia científica disponible.

¿Interfieren los teléfonos móviles con otros aparatos de uso cotidiano?
Las emisiones de un teléfono móvil son más intensas en el momento que lo encendemos o cuando establecemos una llamada. Si en ese momento estamos cerca de una radio es fácil que se produzcan interferencias que desaparecen cuando el teléfono se ha “identificado” en la red y pasa a operar a la mínima potencia posible. De forma similar, un teléfono podría interferir con los sistemas de información de un avión o con un marcapasos que se encuentre en las proximidades.

¿Qué riesgo tiene utilizar un teléfono móvil?
Todos los expertos coinciden en que el principal riesgo para la salud derivado del empleo de teléfonos móviles reside en los accidentes de tráfico. Se ha calculado que la distracción que supone hablar por teléfono mientras se conduce multiplica por 4 el riesgo de tener un accidente. 
 Por lo que respecta a la radiación, no se ha podido demostrar que la exposición por debajo de los niveles considerados seguros suponga un riesgo para la salud. En particular, no se ha podido demostrar su relación con cualquier tipo de cáncer o las interrupciones del embarazo.

¿Qué radiaciones electromagnéticas puede haber en las viviendas? ¿Existen pantallas para evitarlas?
El hecho de que podamos escuchar la radio, ver la televisión o hablar por un móvil dentro de una casa nos indica que estas radiaciones de baja frecuencia atraviesan las paredes. Para impedir el paso de todas estas radiaciones sería necesario construir un grueso blindaje que, aún así, no evitaría la existencia de otros campos magnéticos, como los producidos por los hilos de la corriente eléctrica. En conjunto, la corriente eléctrica y los electrodomésticos de casa generan un campo electromagnético de 50Hz cuya intensidad se mantiene muy por debajo de los límites considerados seguros. También generan campos adicionales las pantallas de televisión y monitores de ordenador, teléfonos inalámbricos y móviles. Procedentes del exterior nos llegan todas las emisiones de radio, televisión y telefonía móvil. También de las antenas de urgencias médicas, bomberos, policía y protección civil; los sistemas de radar y los de comunicación vía satélite. En general, las paredes de una casa atenúan entre 3 y 20 veces la intensidad de los campos procedentes del exterior.

¿Son seguros los hornos de microondas?
Los hornos de microondas generan un intenso campo electromagnético de radiación de unos 2450MHz de frecuencia que penetra en los alimentos y tiene la energía adecuada para hacer vibrar las moléculas de agua, aumentando así la temperatura. Para aumentar su eficacia, las paredes del horno hacen rebotar las microondas que así pasan varias veces por los alimentos. La junta de la puerta es el punto más frágil del sellado de un horno de este tipo, aunque normalmente sólo se encuentran fugas si ha caído al suelo. En el caso de fugas, la radiación saliente supone un riesgo para las personas que se encuentren cerca, que notarían una sensación de calor especialmente peligrosa para los ojos, una parte del cuerpo en la que la falta de riego dificulta la disipación del calor. Si sustituyésemos el generador de microondas del horno por el que hay en un teléfono móvil, trabajando ininterrumpidamente a la máxima potencia tardaríamos más de diez días en hacer hervir un vaso de agua.

¿Es más seguro alejar las antenas de los núcleos de población?
Si se alejasen las estaciones base de telefonía de los núcleos urbanos, las antenas y teléfonos tendrían que emitir con mayor potencia para hacer posible la comunicación. Ello supondría un aumento de la intensidad de la radiación recibida tanto por los usuarios de los teléfonos como por el resto de los ciudadanos. Los sistemas de telefonía móvil dividen el espacio a cubrir en un esquema de “células”, cada una de las cuales está bajo la cobertura de una estación base. Cuanto menor sea el tamaño de la célula, menor será la potencia a la que tienen que emitir tanto el teléfono como la propia antena.

¿Qué radiación reciben los inquilinos de una casa con antenas en la azotea?
Todas las antenas se colocan sobre un poste o soporte que no emite radiación alguna. Las antenas de telefonía están diseñadas de tal forma que la radiación electromagnética se proyecta de forma horizontal y con una leve inclinación hacia el suelo. Por ello, el espacio situado inmediatamente debajo de una antena prácticamente no recibe radiación de esa antena, de hecho recibe más radiación procedente de otras antenas situadas a cientos de metros de distancia.

¿Emiten las antenas de telefonía siempre la misma cantidad de energía?
La intensidad del campo electromagnético de una antena de telefonía depende del número de personas que en cada momento usan el teléfono dentro de su zona de cobertura. Así se explica, por ejemplo, que en general sus emisiones sean más débiles en horario nocturno. Por eso existen normas sobre cómo y cuándo hacer las mediciones.

¿Por qué a veces hacen ruido las antenas?
Aparte de antenas, las estaciones base de telefonía cuentan con sistemas de alimentación y refrigeración dotados de transformadores. Todos los transformadores emiten un zumbido que se puede transmitir al suelo en forma de vibraciones audibles si el aislamiento no está bien instalado. El ruido que algunas personas asocian a las antenas nunca procede de la radiación.

¿Hay muchos tipos de antenas?
En la azotea de un edificio podemos encontrar, aparte de pararrayos y antenas de radio y televisión, antenas de telefonía fija, radioenlaces y antenas de telefonía móvil para los sistemas analógico y digital. Todas ellas emiten ondas de frecuencia entre 1000kHz y 3000MHz. La ley establece que en cualquier lugar, la intensidad del campo generado por el conjunto de estas emisiones no puede superar los límites establecidos como seguros. Muchas antenas de telefonía móvil tienen forma de panel vertical y cubren un ángulo horizontal de 120 grados, por lo que es habitual verlas en grupos de tres orientadas para cubrir todo el horizonte. En ocasiones hay tres de estos paneles orientados en cada dirección, pero en esta disposición sólo el central actúa como emisor.

¿Son peligrosos los campos electromagnéticos producidos por los cables de alta tensión?
Las primeras voces de alarma sobre los peligros de los campos electromagnéticos para la salud surgieron en EEUU hace treinta años, hablando de los posibles efectos de los campos producidos por los tendidos eléctricos. Desde entonces y a pesar de que se han estudiado de forma exhaustiva, no se han podido encontrar pruebas que demuestren esta relación, ni siquiera entre los profesionales que pasan mucho tiempo cerca de estas instalaciones. Los tendidos eléctricos generan campos de 50Hz, pero la intensidad puede ser grande en las líneas de alta tensión. Al igual que ocurre con todos los campos electromagnéticos, su intensidad decrece con el cuadrado de la distancia. A diez metros del cable la intensidad es diez mil veces menor que a diez centímetros.

¿Seguirán aumentando las emisiones por ondas electromagnéticas?
Se prevé que el auge de las comunicaciones inalámbricas se mantendrá con la telefonía móvil de tercera generación (UMTS), que convertirá los teléfonos en algo parecido a un ordenador portátil con acceso a servicios de datos, vídeo e Internet a través de redes fijas, móviles y de satélite. Sin embargo, la disponibilidad de espacio en el espectro de radiofrecuencias es limitada, y cada vez quedan menos “huecos” para alojar los nuevos servicios ofertados por las empresas de telecomunicaciones. Todas las actividades que implican el envío de información en forma de ondas de radio y microondas tienen reguladas las frecuencias a las que deben ceñirse. Algunos ejemplos son los mandos a distancia, los transmisores para vigilar a enfermos y bebés; juguetes de control remoto, collares de control de fauna salvaje, comunicaciones con vehículos espaciales, radares para el control de tráfico aéreo o el sistema GPS de posicionamiento por satélite.

¿Son más sensibles los niños a las emisiones de microondas?
Algunos organismos han recogido la recomendación de limitar el uso de los móviles entre los jóvenes y de evitar la instalación de antenas de telefonía en las cercanías de colegios, hospitales, parques y centros de ocio. Tales medidas no se deben a que se hayan identificado riesgos concretos en estas situaciones, sino que se plantean como una forma de disminuir la percepción de riesgo por parte del público.

¿Por qué algunos países han rebajado los límites de exposición?
Las autoridades de Suiza y algunas regiones italianas han rebajado notablemente los límites de exposición recomendados por los principales organismos internacionales. Pretenden “mantener las emisiones tan bajas como resulte técnicamente posible y económicamente sostenible”. En la práctica, estas restricciones no se aplican a teléfonos móviles, electrodomésticos o equipos médicos. Las asociaciones de expertos y organismos internacionales competentes en la materia han criticado unas medidas en las que priman los intereses políticos sobre los científicos.




Estudios científicos
El primer problema con los planteos de quienes pretenden implicar que los celulares y cables de alta tensión hacen daño a la salud estriba en que no han establecido ningún mecanismo biológico o físico, o han aportado un modelo válido y probado que explique por qué creen que serían perjudiciales. El segundo, es por la simple razón de que no hay evidencia que sugiera un aumento de casos de alguna de las proclamadas enfermedades que, supuestamente, causan estas tecnologías.


En octubre de 2004, la Organización Mundial de la Salud (OMS) organizó un workshop internacional sobre hipersensibilidad electromagnética en el que se concluyó: 
"...tras numerosos estudios de doble ciego bien controlados y diseñados, los síntomas de los afectados no presentan correlación con la exposición a los campos electromagnéticos..."
Sobre los síntomas de los afectados concluyó
"...existen indicaciones de que es más probable que estos síntomas se deban a afecciones psiquiátricas preexistentes o reacciones de estrés resultado de la preocupación por la creencia en efectos de los campos electromagnéticos sobre la salud que la propia exposición a campos electromagnéticos..."

El mayor estudio retrospectivo de casos y testigos en adultos realizado hasta la fecha, conocido como INTERPHONE, coordinado por el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC), se ideó para determinar si había vínculos entre el uso de los teléfonos móviles y el cáncer de cabeza y cuello en adultos. En mayo de 2010 publicó sus resultados en el Journal of Epidemiology. El análisis de los datos internacionales combinados procedentes de 13 países participantes no reveló un aumento del riesgo de glioma ni meningioma con el uso del teléfono móvil durante más de 10 años. 


Por otro lado, en mayo de 2011, la Organización Mundial de la Salud emitió un informe de prensa que fue tergiversado en diversos medios. En ese informe se establece que eCentro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) examinó el potencial carcinógeno de diversos ítems por categorías, entre los cuales estaban los campos de radiofrecuencias producidos por los teléfonos móviles. El CIIC clasificó los campos de radiofrecuencia como posiblemente carcinógenos para los seres humanos en el grupo 2B, que se utiliza cuando se considera que una asociación causal es creíble, pero el azar, los sesgos o los factores de confusión no pueden descartarse con una confianza razonable. Es decir, en la categoría 2B se incluyeron ítems de los cuales había ciertas sospechas, pero muy poca evidencia como para sugerir relación causa/efecto entre éstos y algún efecto carcinógeno. Esto se malinterpretó como prueba de lo contrario, o sea, de que la OMS afirmaba que telefonía móvil era peligrosa, cuando no fue eso lo que dijo. De hecho, en la misma categoría 2B podíamos encontrar otros ítems de uso generalizado, como el café, el diésel, el cloroformo, la carpintería, talcos en polvo para higiene o las fibras acrílicas.


No obstante eso, en la misma página de la Organización Mundial de la Salud se pueden ver los resultados del metanálisis de varios estudios, conforme estándares de la OMS. La Revisión sistemática sobre los efectos sanitarios de la exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencia de las estaciones base de telefonía móvil, publicado en octubre de 2010, analiza las publicaciones científicas sobre el tema y concluye que:
"...nuestro examen no indica asociación alguna entre consecuencias para la salud y exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencia de estaciones base en los niveles que se encuentran habitualmente en el entorno cotidiano de las personas. La evidencia de que no existe relación entre la exposición y el desarrollo de síntomas agudos se puede considerar fuerte según el enfoque GRADE, ya que se basa en ensayos aleatorizados controlados, aplicando las condiciones de exposición en un laboratorio..."

Siempre se dijo que los niños y adolescentes podrían ser más vulnerables a posibles efectos en la salud por la exposición a la telefonía móvil que los adultos. En julio de 2011, el Journal of the National Cancer Institute, publicó el estudio epidemiológico Mobile Phone Use and Brain Tumors in Children and Adolescents: A Multicenter Case–Control StudyEste estudio investigó si el uso de teléfonos móviles estaba asociado a riesgo de tumor cerebral en niños y adolescentes. Concluye que, la ausencia de una relación exposición-respuesta, ya sea en términos del tiempo de uso del teléfono móvil o de la localización del tumor van en contra de la asociación causal. En otras palabras, que no encontró relación alguna entre exposición a teléfonos móviles y la aparición de tumores cerebrales.

El mayor y más reciente estudio epidemiológico no encontró relación alguna entre telefonía móvil y tumores en adultos. En octubre de 2011 el British Medical Journal publicó el mayor estudio realizado hasta la fecha: Use of mobile phones and risk of brain tumours: update of Danish cohort study, que incluía el seguimiento de casi 360.000 personas mayores de 30 años que utilizaban teléfono móvil, donde se observó si ésto se asociaba con el riesgo de contraer tumores del sistema nervioso central. El estudio, llevado a cabo en Dinamarca durante 18 años mostró que el uso prolongado del aparato no apareció asociado a un mayor riesgo de cáncer.



Conclusiones
A pesar de haberse demostrado que los vídeos virales de Internet que pretenden cocinar un huevo o palomitas de maíz son falsos y que no es posible hacer lo que se ve en ellos con un simple celular -debido a la baja potencia con que transmiten- algunos movimientos tecnofóbicos continúan citándolos como ejemplos del daño que podrían causar a la salud los móviles y las antenas de celular. 

Todas las antenas de celular, radio, TV y wifi emiten radiación electromagnética no ionizante. En ningún caso se ha demostrado que éstas representen algún riesgo para la salud pública. Hasta el momento, no hay ninguna relación demostrada científicamente entre celulares y cáncer o cualquier otra enfermedad. De hecho, la telefonía móvil existe hace más de 30 años y los mencionados peligros aún no aparecen. 

Aún así, hay quienes siguen opinando que se debe aplicar el principio de precaución, esperando que haya más datos que aseguren que estas tecnologías no suponen un riesgo para la salud, lo cual que representa un argumento de apelación a la ignorancia, ya que pretende demostrar la inexistencia de algo o demostrar el negativo, omitiendo la carga de la prueba. 

En ese sentido, algunos colectivos "anti-antenas" buscan a toda costa evitar la instalación de las mismas en zonas urbanas de alta densidad poblacional, lo mismo, quienes quieren escuelas libres de wifi. Proponen correr las antenas a la periferia de las ciudades, de modo de alejarlas de casas, escuelas y hospitales, lo cual es un sinsentido. Si se alejaran las antenas hacia la periferia de las zonas urbanas, las mismas deberían transmitir con mayor potencia para llegar al centro u otras zonas con una intensidad adecuada, lo va en contra de lo que proponen. Del mismo modo, los teléfonos móviles deberían funcionar a mayor potencia. Con ello, en muchos casos no se podría cumplir con los límites impuestos por organismos como la FCC, que exige que los teléfonos presenten un valor de SAR (tasa de absorción específica) menor a 1,6W/kg. Así, mover las antenas supondría un aumento de la intensidad de la radiación recibida por quienes viven cerca de las mismas y por el resto de los usuarios. Además, el sistemas móvil divide el espacio en celdas con su respectiva estación base. Cuanto menor sea el tamaño de la célula, menor será la potencia a la que tienen que emitir tanto el teléfono como la propia antena.

Durante años se ha hablado de los posibles efectos nocivos para la salud de los distintos campos electromagnéticos que emite la tecnología actual: celulares, wifi, radio, televisión y cables de alta tensión. A pesar de que en muchos casos se trata de una preocupación genuina, quienes plantean esto aún no han establecido ningún mecanismo físico o fisiológico que lo avale o han probado la existencia de un modelo que explique los hipotéticos efectos perjudiciales. Por otro lado, la evidencia basada en estudios epidemiológicos no sugiere un aumento de casos de alguna de las mencionadas enfermedades. La hipersensibilidad electromagnética parece tener un fuerte componente psicológico y, paradójicamente, no parece estar relacionada con los campos electromagnéticos (prueba de ello surge de observar los efectos negativos de la enfermedad en los pacientes aún en ausencia de estos campos electromagnéticos). Mucho menos, una posible relación causa/efecto entre exposición a radiofrecuencias y crecimiento de tumores, como se vio en los estudios anteriores.

La radiación de la telefonía móvil es no ionizante, o sea, no posee la energía suficiente como para producir daños en la molécula de ADN. Cada fotón que emite un teléfono móvil es de baja energía, en cambio, los fotones de la luz UV provenientes del Sol sí tienen la capacidad de producir daño al ADN, ya que poseen 100 millones de veces más energía que los fotones que emite el móvil (razón por la cual nos recomiendan evitar la exposición solar sin protector y en determinados horarios). Por otro lado, un fotón en el rango de la luz visible posee más de un millón de veces la energía de un fotón correspondiente a las radiofrecuencias de telefonía móvil. Quienes dicen que las radiaciones del móvil son peligrosas, ¿no deberían preocuparse mucho más por los fotones que emiten los objetos de color rojo o los de color azul, que poseen más energía que las microondas?



Material complementario
A continuación, los vídeos de la conferencia del Prof. Christopher Davis del Departmento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Maryland (en inglés).

Is Radiation From Your Cell Phone a Health Hazard? Risk vs. Reality 
Sigue existiendo cierta preocupación pública de que la exposición humana a la radiación de radiofrecuencia (RF) de los teléfonos celulares y antenas, incluso a niveles relativamente bajos, puede constituir un peligro para la salud, pesar de una enorme preponderancia de evidencia que indica lo contrario, Los medios se apoderan de cualquier reporte sobre un posible riesgo para la salud basado en informes ocasionales de efectos biológicos que se producen por radiofrecuencia, pero ignoran el número mucho mayor de estudios que no encuentran nada. Esta charla revisará la ciencia subyacente a nuestra comprensión acerca de cómo la radiación de RF puede interactuar con los sistemas biológicos y discutir por qué la preocupación pública sobre el riesgo para la salud de los teléfonos celulares y estaciones base es irracional. Se examinará si existe conexión entre el uso de teléfonos celulares y el cáncer, y algunos de los casos judiciales que han mantenido viva la controversia. Un mecanismo de interacción específico que se discutirá es la posibilidad de que la no linealidad en las células y tejidos puedan demodular una portadora de RF.


Christopher C. Davis es profesor de Ingeniería Eléctrica y Computación de la Universidad de Maryland, College Park. Recibió el B.A. licenciatura (con honores) en Ciencias Naturales de la Universidad de Cambridge en 1965, la maestría de la Universidad de Cambridge en 1970, y un doctorado de la Licenciado en Física por la Universidad de Manchester en 1970. Se ha desempeñado como asesor científico de varias agencias de EE.UU. Gobierno y la industria. Es miembro del Comité de Coordinación de normas IEEE SCC-34 SC2, que trata de la exposición a RF de los dispositivos inalámbricos.





Fuente: Las preguntas y respuestas fueron extraídas de la Monografía de comunicación científica "Antenas y salud", realizada por los Museos Científicos Coruñenses. 

53 comentarios:

  1. lamentable tu articulo, que con las ondas del movil no vamos a hacer palomitas es evidente, como tambien lo es que hay muchas antenas de telefonia que emiten a una potencia mucho mayor de la necesaria.
    yo tambien te puedo cortar y pegar unos artículos / videos con opiniones contrarias por cierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Artículos científicos o pseudo científicos que navegan por la red asustando gente?

      Eliminar
    2. Estoy deseando leer tus corta/pegas...
      Deseándolo de veras.

      Eliminar
    3. Porque no te instalas una antena en tu patio mejor? ya que segun tu no causan daño, pero la verdad es que si causan daño ya que son de alta frecuencia

      Eliminar
    4. y no trates de ignorantes a las personas que sabemos que las antenas de celular causan daño

      Eliminar
    5. Yo tengo una antena de radio en la azotea de mi edificio, ahí ha estado por tres décadas ya. Y a la gente que vive aquí desde entonces no le ha pasado nada. Solo basta con saber que son de onda muy larga para darse cuenta de que la energía que llevan es mucho menor que la de la radiación UV, X o gamma.

      Eliminar
  2. A mi me han producido cefaleas y tinitus. Acaso debo soportar esas emisiones electromagneticas artificiales, solo porque el vecino quiere hablar x telefono?
    Los efectos de la exposicion a las radiaciones son acumulativos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si estas muy cabreado y tienes pasta cómprate un inhibidor de frecuencias y los fastídias bien

      Eliminar
    2. Los inhibidores sólo "confunden" las señalización de control de los móviles para que no puedan usarse en un recinto como bancos, cines, escuelas, etc, pero eso no quiere decir que inhiban la antena. Las ondas electromagnéticas de la antena seguirán atravesándonos como siempre.

      Por otro lado, las ondas electromagnéticas por debajo del ultravioleta (radiofrecuencias, microondas, infrarrojo, luz visible) NO representan ningún problema para la salud.

      Eliminar
    3. tomando en cuenta a todos los que dicen que nos hace daño, creo que todos moriremos muy pronto ya que prácticamente todo el mundo esta expuesto a radiaciones ya sea de radio, televisión celular etc etc entonces seria bueno a construir un bunker anti radiaciones no?

      Eliminar
  3. ME PREGUNTERIA, SI UD Y SU FAMILA VIVIRIAN CERCA DE UNA ANTENA SEGUIRIA PENSANDO IGUAL?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, vivo muy cerca de dos antenas de telefonía móvil ubicadas una a 70 metros de mi casa y la otra a algo más de 100 metros. En ningún momento me produjeron a mí ni a ningún vecino alguno de los problemas citados por los alarmistas.

      No le tengo miedo a las radiaciones electromagnéticas de las antenas, porque en ese caso, debería temerle también al "peligrosísimo" COLOR AZUL que es una radiación electromagnética millones de veces más energética que las microondas.

      La mayoría de las personas que protesta no se tomó el trabajo siquiera de estudiar un poco el tema antes de emitir opiniones irreales y luchar contra problemas inventados.

      Prefiero cuidarme de peligros verdaderos, como no exponerme al sol cerca del mediodía, que sí está probado que es perjudicial para la salud y seguir disfrutando de la telefonía celular, la radio, la TV y el wifi.

      Eliminar
    2. dime eso en 5 años más a ver si a alguien no le da cancer, de hecho es acumulativa la radiación electromagnetica, tan como se acumula el daño por exposición al sol

      Eliminar
    3. ¿En qué publicación científica se puede leer eso de "la radiación de los celulares es acumulativa"? ¿O acaso te lo estás inventando?

      Eliminar
  4. estoy un poco preocupada porque van a instalar una antena indoor para telefonia movil en el cielo falso arriba de mi puesto de trabajo, en el cual permanezco 10 horas del dia de lunes a viernes. Quiero saber si existe algun riesgo para mi salud ya que tengo planes proximos de embarazo y usted ha hablado del riesgo que se genera ante una exposicion prolongada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad, no hay NINGÚN estudio científico que muestre relación entre exposición a antenas y efectos negativos en la salud.

      En 2011, la Organización Mundial de la Salud clasificó las antenas de telefonía móvil en la categoría 2B formada por agentes con "evidencia limitada de carcinogénesis". Esto significa que los estudios que hay no permiten concluir que producen cáncer y que son necesarios más estudios. Pero no hay que asustarse, en la misma categoría de las antenas, la OMS puso al café, el diésel, el cloroformo, la carpintería o las fibras acrílicas (es decir una antena de móvil es tan "peligrosa" como un café).

      Algunos dicen que las antenas de telefonía móvil y de wifi tienen pocos años como para notar efectos a largo plazo, pero se olvidan que venimos usando antenas de radio y TV desde hace 100 años, sin notar ningún efecto adverso.

      En conclusión: las antenas NO son un peligro para la salud. No hay mecanismos físico ni biológico probado que permitan afirmar que producen cáncer, ni estudios que lo demuestren.

      Eliminar
  5. yo pienso ir a vivir en un departamento donde proprio encima hay una antena de una compania movil, quiero saber si a la fin traera problemas a la salud sea mia que la de mi espsoo... y sobre todo si un dia tendremos un hijo es tan peligroso?... alguien con conoscimeintos en medicina , fisica me puede ayudar por que es muy importante!!! gracias

    ResponderEliminar
  6. El artículo está basado en información rejuntada, una especie de collage, para intentar demostrar algo, pero carece de argumentos. Se sabe muy bien que el exceso de ondas electromagnéticas son malas para el cuerpo humano, esto es imposible negarlo, es una realidad. Esto no lo digo yo, lo dice la OMS y el resto de las entidades mundiales reguladoras. Yo te voy a decir algo muy simple, para que no queden dudas. Toma un medidor de ondas electromagnéticas, y acercate a una antena, para ver si excede o no excede el nivel que el cuerpo humano puede tolerar. Vé a un departamento, ubicado en edificios con antenas en la azotea y haz lo mismo. Esto no es una conspiración, es una realidad, que las empresas de celulares no saben como tapar, a pesar de que inviertan millones en intentar limpiar su imagen y hacerles creer a la gente que las ondas electromagneticas no causan ningún problema al cuerpo humano, cuando son recibidas en exceso. Al autor de esta nota, le doy 100,000 Euros y todos los gastos pagos si se compromete a hablar por celular, con un telefono celular disponible en el mercado que yo le proporcione, pegado a su cabeza, durante 8 horas por dia, a lo largo de un año entero. Acepta el reto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Información rejuntada? No. En la fuente está claro de dónde fue extraída. Los argumentos están a la vista.

      ¿Que es un "exceso de ondas electromagnéticas"? La frase carece de sentido físico. ¿Como puedes estar en contra de algo si no tienes idea de lo que hablas? Ondas electromagnéticas hay muchas... el color violeta, por ejemplo, es una onda electromagnética que tiene un millón de veces la energía de las microondas. ¿El exceso de color violeta es malo para el cuerpo? ¡Prohibamos los colores entonces!

      Tu miedo irracional a lo desconocido no te permite entender que estamos rodeados de ondas electromagnéticas de todo tipo producidas por TODO lo que nos rodea. Nuestros propios cuerpos producen radiación infrarroja, lo mismo una silla o una hoja de papel, una piedra, el monitor de la pc, la radio, los celulares, TV, un plato de sopa, todo lo que podemos ver y mucho más que no podemos ver. La radiación electromagnética es parte de nuestra vida desde siempre, no es una cosa "nueva", ni "artificial", es bien "natural".

      Deberías leer bien el informe de la OMS. En 2011, la Organización Mundial de la Salud clasificó las antenas de telefonía móvil en la categoría 2B. En la misma categoría puso al café, el diésel, el cloroformo, la carpintería o las fibras acrílicas. Y dice que la evidencia es muy poca como para sugerir que las antena de telefonía móvil sean cancerígenas, lo mismo para el café.

      Acepto su reto, con la condición de que sea usted mi interlocutor a quien le hablaré esas 8 horas diarias durante todo ese año, y que también use el mismo modelo de celular.

      Eliminar
    2. ME GUSTARÍA SABER CUALES SON LAS PAGINAS DE DONDE EXTRAES TU INFORMACIÓN

      Eliminar
    3. yo llevo usando telefono celular por mas de 10 años, tengo una antena celular indoor a un metro de distancia en donde paso aproximadamente 10 horas al día por 5 dias a la semana por mas de 3 años y hasta ahora no me ha pasado nada. mi nombre es washington y soy de ecuador

      Eliminar
    4. Felicidades José, me parece admirable el trabajo de información que quieres hacer. Lástima que he visto muchos comentarios de personas renuentes a ver las evidencias científicas. Te comprendo porque yo soy biólogo, tengo una maestría en biotecnología y estoy por terminar el doctorado. En mi experiencia la gente cuando no comprende algo por ser complicado lo tacha de mentira y prefieren refugiarse en la ignorancia de la pseudociencia.

      Eliminar
  7. es un articulo interesante y que vale la pena considerar. Pienso que ninguna compañia se beneficiaría de un negocio que mata personas en el corto o mediano plazo. Si muero de cancer en 40 años, no significa nada. ya voy a ser viejo, y los viejos se mueren, asi es la vida.

    ResponderEliminar
  8. Bueno.ya una no sabe a quien creer...ahora mismo esta una co, de la Fla. ubicando unas antenas celulares en el area donde vivo. Los vecinos estan haciendo lo indesible para parar la obra..pero ellos ya han removido terreno y trabajan a diario. Lo triste del caso es q en ese terreno hay una casa usada como asilo de ancianas. le interfieren la entrada con las maquinas y los camiones q entran y salen con equipo..si hay una emergencia de alguna de esas sras.//no se q pasaria...y a todo esto el due~o de la casa q le alquilo la misma a este matrimonio no ayuda en nada para resolver las situaciones..da pena.falta de consideracion. Gracias//Vel

    ResponderEliminar
  9. alguien me puede decir si corro algun riesgo ya q estoy embarazada y tengo una pequeña de tres años y pusieron una antena de telefonia en mi casa por favor estoy muy asustada por lo q he leido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Primero, decirte que no hay ninguna relación demostrada científicamente entre celulares y cáncer o cualquier otra enfermedad. De hecho la telefonía móvil existe hace más de 30 años y los riesgos mencionados no aparecen.

      Por otro lado si te preocupa que pongan una estación base encima de tu casa, en principio, ese sería el lugar más seguro porque el patrón de radiación de las antenas es tal que no irradia directamente hacia abajo.

      Eliminar
    2. osea que se perjudiquen los vecinos de al frente, total los demás no importan

      Eliminar
    3. Camila:

      No se perjudica nadie. Sólo se le teme a lo que se desconoce. Cuando te informes mejor podrás comentar con argumentos válidos, mientras tanto, lo tuyo parece alarmismo puro sin sentido.

      Eliminar
  10. Buenas noches.

    Aunque no me asusta este tipo de cosas, hay algo en mi cabeza que no me deja terminar de convencer... supongo que es porque tuve una época muy mala en la que tenía miedo de todo. Pero bueno, ese no es el caso. Mi pregunta es si tampoco es nocivo estar en constante "contacto" con las ondas de wifi. Quiero decir, yo tengo un router que normalmente enciendo a las 9-10 de la mañana y la apago a las 12 de la noche o así, no salgo mucho de casa porque ni estudio ni trabajo (por desgracia) así que estoy constantemente en contacto con las radiaciones. ¿Eso sigue siendo perjudicial?

    Y, otra pregunta, cuando hablamos del móvil y las radiaciones, se habla de cuando se habla por teléfono por el auricular, no por el WhatsApp, por ejemeplo, ¿no?

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. aqui lo preligroso es que no salgas de casa! y que no estudies y trabajes! animo!!

      Eliminar
  11. yo vivo cerca de una antena a 100 mts y en mi casa tengo wifi, será mucha radiacion electromagnética?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si mucha y si ademas tienes un microonda peor aun

      Eliminar
    2. Y si además tienes calefón, peor aún... mucha gente se quema... ¡Deberían prohibir los calefones y el agua!

      Eliminar
    3. dejar de usar microondas para las comidas, radio, televisión, equipos electromagneticos, si tienes todo eso en tu casa estas expuesto a muchas radiación....

      Eliminar
  12. Estimado Jose:
    Me están proponiendo la instalación de una antena de telefonía móvil en la azotea de mi casa. La verdad es que estoy buscando información referente a los efectos de esta antena a la salud. Pero mi confusión ahora es mas grande porque todos dicen tener la verdad y muchos parecen expertos y los hay en pro y en contra....Donde puedo consultar información OFICIAL al respecto, hablan de la OMS pero no se exactamente donde viene esa informacion, no se si tu tienes alguna liga donde venga esa informacion.
    Un saludo Armando Pardo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Armando:

      Me parece correcto tu enfoque de no creer todo lo que se dice en cualquier página de internet (ni siquiera en esta misma) y que busques información para contrastarla.

      Sobre tu preocupación de la antena en la azotea te puedo decir que las antenas prácticamente no emiten nada verticalmente (debido al patrón de radiación). Aunque no lo creas, estar justo debajo de la misma sería (en teoría) el lugar más seguro, ya que es donde se puede medir la menor intensidad de campo (teóricamente es cero). Por otro lado, no hay mecanismos ni biológicos, ni físicos conocidos por los cuales los celulares (o el wifi, la radio, tv, los microondas, etc.) pudieran afectarnos.

      El mayor y más reciente estudio epidemiológico no encontró relación alguna entre móviles y cáncer. En octubre de 2011 se publicó en el British Medical Journal el mayor estudio realizado hasta la fecha: el seguimiento de casi 360.000
      personas con teléfono móvil en Dinamarca durante 18 años. El uso prolongado del aparato no apareció asociado a un mayor riesgo de cáncer.

      Journal of the National Cancer Institute:
      http://jnci.oxfordjournals.org/content/early/2011/07/27/jnci.djr244.full.pdf+html

      British Medical Journal:
      http://www.bmj.com/content/343/bmj.d6387

      World Health Organization:
      http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs193/en/

      (están en inglés, espero que te sirvan para comenzar)

      Eliminar
  13. Estimado José.

    He tratado de ser lo más escéptico posible en cuanto a este tema. Hace meses compré una casa, fue una gran inversión, y a las pocas semanas instalaron una enorme antena de celular en el terreno posterior al de mi vecino, así que más o menos queda a unos 7 mts de distancia de mi casa. Como dije, he tratado, de ser lo más escéptico posible y traté de no preocuparme (leí numerosos artículos basados en hechos científicos como este, que por cierto, son difíciles de encontrar, a diferencia de los alarmistas). Pero un par de semanas después de que la antena echó a andar, empecé a sufrir de tinnitus (solamente eso, nada más, ni cefáleas, ni problemas de sueño, etc). Se que puede haber cientos de explicaciones para la causa de tal "enfermedad", pero hasta ahora los doctores no la han encontrado, ni han podido solucionar mi problema en los oídos. Por más escéptico que trate ser, siempre hay una vocecita en mi cabeza que me inquieta por el hecho de estar viviendo tan cerca de dicha antena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si te preocupa la antena porque no investigas con tus vecinos, pro ejemplo si a ti te dio esa enfermedad al poner en funcionamiento la entena a tus vecinos también les tubo que pasar lo mismo o algo relacionado, ya que la antena no se va poner a escoger las victimas, si hay mas casos similares alrededor de esa antena entonces ten por seguro que si pudo ser eso.

      Eliminar
    2. si te preocupa la antena porque no investigas con tus vecinos, pro ejemplo si a ti te dio esa enfermedad al poner en funcionamiento la entena a tus vecinos también les tubo que pasar lo mismo o algo relacionado, ya que la antena no se va poner a escoger las victimas, si hay mas casos similares alrededor de esa antena entonces ten por seguro que si pudo ser eso.

      Eliminar
  14. OSEA PUEDO DORMIR CON MI CELULAR CERQUITA DE MI CABEZA Y NO ME PASARA NADA NUNCA?

    ResponderEliminar
  15. Madre tuya... ¡vaya blog de desinformación!, del primero al último. Soy amigo del cuestionamiento, pero lo tuyo apesta...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podrías aclarar qué cosa te parece desinformación. Con gusto podría responderte.
      Suele apestar el prejuicio, la descalificación y la falta de argumentos. Revisa bien de dónde viene el mal olor.

      Eliminar
  16. Jose, tenes alguna informacion sobre los aparatos que supuestamente entrenan musculos, reducen celulitis, eliminan grasa, etc. por medio de ondas electromagneticas?

    ResponderEliminar
  17. Deberías echar un ojo mas profundo al argumento, que las antenas de telefonía no hacen nada a la salud es una leyenda urbana, posiblemente difundida por las mismas operadoras.

    Las radiaciones electromagnéticas tienen efectos biológicos muy peligrosos y hasta retroactivos, así los explican muchos estudios científicos.

    http://blog.bioelectrica.es/electrosmog-un-factor-de-riesgo-en-aviacion/

    ResponderEliminar
  18. Giovanni:


    Cuestionas que las empresas de telefonía digan que su servicio es seguro cuando, al menos a ellas, la ciencia les da la razón. Por tu parte también veo un conflicto de intereses al difundir cierto alarmismo infundado en contra de TODO lo tecnológico y a la vez ofrecer "soluciones" a esos problemas inexistentes y digo inexistentes porque no están basados en evidencia.

    Hasta el momento no hay ninguna relación demostrada científicamente entre celulares y cáncer o cualquier otra enfermedad. De hecho la telefonía móvil existe hace más de 30 años y los riesgos mencionados no aparecen. http://www.bmj.com/content/343/bmj.d6387

    En 2011, la Organización Mundial de la Salud clasificó las antenas de telefonía móvil en la categoría 2B. En la misma categoría puso al café, el diésel, el cloroformo, la carpintería o las fibras acrílicas. Y dice que la evidencia es muy poca como para sugerir que las antena de telefonía móvil sean cancerígenas, lo mismo para el café.
    http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs193/es/

    El mayor y más reciente estudio epidemiológico no encontró relación alguna entre móviles y cáncer. En octubre de 2011 se publicó en el British Medical Journal el mayor estudio realizado hasta la fecha: el seguimiento de casi 360.000
    personas con teléfono móvil en Dinamarca durante 18 años. El uso prolongado del aparato no apareció asociado a un mayor riesgo de cáncer. http://jnci.oxfordjournals.org/content/early/2011/07/27/jnci.djr244.full.pdf+html

    Como la radiación de la telefonía móvil es de muy baja energía (10 millones de veces menor que la UV), no existe mecanismo físico o biológico conocido y demostrado por el cual los celulares o antenas pudieran ser perjudiciales a la salud. Por otro lado, las radiaciones de muy alta energía como la UV, rayos X y radiación gamma tienen energía suficiente para ionizar la materia y la capacidad demostrada de producir daños.

    Las ondas electromagnéticas son, esencialmente, idénticas, excepto por su longitud de onda... el color violeta, por ejemplo, es una onda electromagnética que tiene un millón de veces la energía de las microondas. ¿El exceso de color violeta es malo para el cuerpo? Nuestros propios cuerpos producen radiación infrarroja (1000 veces más energía que las de telefonía móvil). La radiación electromagnética es parte de nuestra vida desde siempre, no es una cosa "nueva", ni "artificial", es bien "natural".

    ResponderEliminar
  19. nosotros vivimos 17 años frente a una nos enfermamos todos, vimos morir familias enteras, los síntomas siempre fueron los mismos que en todo el mundo, cuandos nos mudamos fue notable la mejoria de todos ,l cada uno en su enfermedad ahora ya estamos casi curados, son mortales vivir cerca es mortal, yo he estudiado mucho mas que la mayoria por eso nos salvamos, soy profesional en varias areas del conocimiento, ,https://www.facebook.com/groups/contaminacionelectromagnetica/

    ResponderEliminar
  20. https://www.facebook.com/groups/contaminacionelectromagnetica/

    ResponderEliminar
  21. La contaminación electromagnética y sus presuntos efectos negativos en la salud no están basados en evidencia. Por lo tanto, no es más que otra preocupación infundada.

    Es más, la hipotética hipersensibilidad electromagnética h es una afección bastante dudosa aún para la OMS.


    Para completar el panorama, aparecieron comerciantes que pretenden hacer negocio de la preocupación de la gente, vendiendo supuestas soluciones y medidas de seguridad contra el inexistente "electrosmog". Como la persona de la foto que cree que una malla metálica la aísla de las ondas electromagnéticas (si podemos ver su cara ya sabemos que no funciona).


    En octubre de 2004, la OMS organizó un workshop internacional sobre hipersensibilidad electromagnética. La conclusión fue que: "...tras numerosos estudios de doble ciego bien controlados y diseñados, los síntomas de los afectados no presentan correlación con la exposición a los campos electromagnéticos...". Sobre los síntomas concluyó: "...existen indicaciones de que es más probable que estos síntomas se deban a afecciones psiquiátricas preexistentes o reacciones de estrés resultado de la preocupación por la creencia en efectos de los campos electromagnéticos sobre la salud que la propia exposición a campos electromagnéticos...

    ResponderEliminar
  22. hola, cuanto pagan por ponerte una antena en la azotea?

    ResponderEliminar
  23. encuentro que las respuestas
    entregadas por el articulista son un tanto superficiales y más que dar una
    respuesta acabada del tema, pareciera ser una defensa corporativa de las compañías
    de telefonía celular y transmisoras eléctricas que invaden los espacios públicos
    y privados con sus antenas y cables de alta tensión. Su explicación es como en
    lo legal el asesino esgrime "comprueben que soy culpable". Muchos son
    los que exigen prueban irrefutables inmediatas y tangibles, como en su tiempo
    ocurrió con la contaminación ambiental en UK en donde Londres se encontraba
    situada como las ciudades más contaminadas del mundo, pero los industriales
    decían que eran especulaciones y que no habían pruebas suficientes como para
    adoptar algunas medidas que revirtieran esta contaminación, hasta que
    comenzaron a morir personas y aves que cohabitan en esta ciudad; o lo mismo con
    el cigarrillo, en su tiempo cuando surgieron las primeras alarmas sobre el daño
    que podría producir el consumo de tabaco, la gran maquinaria tabacalera
    encendió duras críticas sobre médicos y científicos que estudiaban el
    tema, siendo refutados con argumentos similares a los expresados por este sr.
    hasta cuando la burbuja no soportó más y reventó. Hay estudios desde los años
    70 que indican el peligro que reviste para la salud de las personas la
    proximidad a los cables de alta tensión; los más recientes realizadas por
    universidades y científicos de prestigio así lo indican. El escepticismo que subyace
    en muchos, es que no ven los efectos
    inmediatos en las personas, desconociendo que estos son acumulativos y lo que
    al principio pareciera ser inofensivo, con el tiempo se transforma en el detonante o principal causante de la enfermedad.

    ResponderEliminar
  24. Amadeus:

    El artículo fue redactado por Museos Científicos Coruñeses en formato de divulgación, o sea que su objetivo es el público en general. Quizás, para tí, tenga un nivel básico y parezca superficial, pero es bastante aclaratorio para muchas otras personas.

    No veo en qué parte del artículo se defiende a las compañías, simplemente se muestran los hechos. Por otro lado, dices que esas empresas "invaden" los espacio públicos con antenas y torres de alta tensión. Eso no es cierto, las empresas deben obtener permisos antes de instalar nada y además deben pagan por el uso del espectro radioeléctrico.

    "...Su explicación es como en lo legal el asesino esgrime 'comprueben que soy culpable'...". Y es así, nomás. No pretenderás acusar a alguien de un homicidio sin pruebas. Llevamos más de 30 años de telefonía móvil y más de un siglo usando la electricidad y la radio. ¿Dónde están las pruebas de que alguna de estas tecnologías provoca tal o cual enfermedad? Si lees mis comentarios anteriores, ahí puse los links a metaestudios donde se desestima tal relación causa-efecto, como nos quieren hacer creer algunos alarmistas.

    Lo que dices del tabaco, daño a la salud y los fuertes lobbies tabacaleros es cierto, de hecho, pagaban a médicos inescrupulosos para que explicaran las "bondades" de fumar al público. Una mentira no se sostiene por mucho tiempo... Cuando se empezó a ver una tendencia creciente de casos de cáncer de pulmón y otras enfermedades respiratorias en pacientes fumadores, se propuso una relación causa-efecto entre cigarrillo y daño en la salud. Luego, esa relación fue comprobada, se estableció el mecanismo de acción del tabaco, se informó a la población de los peligros de fumar y, hasta el día de hoy, se hacen campañas antitabaco.

    Con los celulares y con los cables de alta tensión NO pasa lo mismo. Primero, porque quienes afirman que el celular es malo y las torres de alta tensión las construye Lucifer, no han establecido ningún mecanismo biológico o físico, o han aportado un modelo válido que explique por qué creen que serían perjudiciales. Y segundo, por la simple razón de que no hay evidencia que sugiera un aumento de casos de alguna enfermedad. Hayestudios, pero no han encontrado riesgo para la salud.

    ResponderEliminar
  25. jose las antenas no solo se juzgan, por su daño en la salud de las personas , si no por todo el impacto que generan en los lugares q se instalan, tu tienes una antena instalada al lado de tu casa o en tu barrio, yo si, compej y se lo q provocan no en lo teórico en lo practico, las antenas de celulares no debieran instalarse en sectores residenciales, a demás las compañías de telefonía las instalan de manera sucia,por q no le consultan a los vecinos y tan poco informan acerca de sus peligros.
    podemos estar de acuerdo en que no esta validado, ni tu argumento ni el de los q estamos en contra, pero en lo practico las antenas son invasoras de los espacios de las personas y su forma de instalación en las comunidades es déspota y poco prolija, por q busca desunir a los vecinos para a través de los conflictos entre ellos, instalar la antena.
    y compej me interesa saber por q quieres lavar la imagen de estos aparatos, me llama la atención tu defensa, creo que por eso te están cuestionando, por que en un sondeo corto son pocos los que defienden tu argumento, revisa las experiencias de las comunas de la reina, el bosque y la granja, y por ultimo no he visto antenas en las condes en los barrios residenciales.

    ResponderEliminar
  26. Las empresas no pueden instalar nada si no es con permiso de la autoridad competente. No es necesario que consulten a los vecinos mientras cumplan con la ley. ¿Acaso se le consulta a los vecinos cuando se arregla una calle o cuando la empresa de agua instala una tubería? ¿Eso le parece jugar sucio o despotismo?



    "... y se lo q provocan no en lo teórico en lo practico..." Lo sabes, pero no lo dices. ¿Qué provocan las antenas "en lo práctico"? No sé a qué te refieres.


    "...las antenas de celulares no debieran instalarse en sectores residenciales...". ¿Y siguiendo qué criterio o normativa? Te darás cuenta que el criterio de "porque a mí se me antoja" no está basado en NADA. Por el contrario, si no se instalaran las antenas en áreas residenciales y se instalasen sólo en la periferia, las estaciones base deberían transmitir con mayor potencia para alcanzar la intensidad adecuada en el centro. Del mismo modo, las antenas de los móviles transmitirían a potencia mayor para alcanzar las estaciones base. Eso echa por tierra tu argumento.


    "... no he visto antenas en las condes en los barrios residenciales... Hay que ser... Tendrás que observar mejor la próxima.
    Decreto instalación de antenas de celular en Las Condes, 1998



    Mapa de antenas en Chile (2013)


    Antenas de celulares se toman Las Condes: Ya van 212 y edil urge a cambiar la ley


    Que no hayas visto antenas en zonas residenciales no significa que no estén allí. Las estaciones base son necesarias para definir las celdas y la cantidad de canales disponibles en cada una de ellas, especialmente en las áreas más densamente pobladas.


    "...me interesa saber por q quieres lavar la imagen de estos aparatos, me llama la atención tu defensa, creo que por eso te están cuestionando, por que en un sondeo corto son pocos los que defienden tu argumento..."

    En realidad yo no estoy lavando la imagen de nadie, sólo presento los hechos. Al contrario, son personas como Ud. las que intentan "ensuciar" el uso de la tecnología sin una solo prueba que respalde sus dichos, quizás por miedos infundados, alarmismo, preocupación extrema, o vaya a saber uno por qué. Por otra parte, una discusión no se gana por mayoría de votos ni se pueden cambiar los hechos con muchas opiniones en contra. Ese sofisma se llama argumento ad populum

    ResponderEliminar